Pasar al contenido principal

El híbrido de oveja y humano es real

Científico en el microscopio
Pixabay

Si buscas en Google el término híbrido oveja y humano te aparecerán un buen puñado de fotos absurdas e idiotas, una certera señal de cómo ha degenerado Internet en general, y YouTube en particular. Fake news y fotos falsas para atraer un puñado de visitas y reproducciones de vídeos.

Pero que el buscador de Google no te engañe. El híbrido de oveja y humano es real. Existe y ha sido creado por la Universidad de Standford, aunque el embrión se destruyó a los 28 días. 

¿Qué hubiese pasado si ese embrión se hubiese desarrollado hasta el final? ¿Habría sobrevivido? ¿Cuál es el fín de estos híbridos que tanto nos perturban?

Los híbridos entre humanos y otras especies no son algun nuevo. Hace un año el Instituto Salk de California creó un híbrido de cerdo y humano, también a nivel embrionario. Como el híbrido de oveja y humano, se destruyó a los 28 días por motivos éticos. Pero la ciencia ha demostrado que es posible insertar células madre humanas en embriones de cerdos u ovejas, y que éstas se desarrollen sin afectar al receptor, gracias a la revolución que ha supuesto el corta-pega génetico CRISPR.

Leer más: Las causas por las que la gente sufre un molesto tic en el párpado del ojo

Como hemos comentado, un equipo encabezado por el biólogo Hiro Nakauchi de la Universidad de Standford ha creado un embrión híbrido de oveja y humano, que han mantenido con vida 28 días. Dicha quimera, como ellos la llaman, apenas era un 1% humano. Las células madre injertadas apenas representaban 1 de cada 10.000 células del embrión.

El objetivo de este experimento es avanzar en la investigación de híbridos que en el futuro permitan desarrollar animales con órganos humanos para transplantes. En Estados Unidos cada 10 minutos una persona se añade a la lista de espera de un órgano, y muchas de ellas mueren porque el transplante no llega a tiempo.

Mediante la implantación de células madre humanas en un embrión de oveja o cerdo se pretende desarrollar híbridos con órganos humanos, o al menos que no sean rechazados por los anticuerpos de la persona que recibe el transplante. Para que esto sea posible al menos 1 de cada 100 células del híbrido tienen que ser humanas. En el experimento anterior, como hemos comentado, solo lo eran 1 de cada 10.000 células.

Junto al factor médico, los híbridos generan una controversia ética que va a ser difícil de superar.

"Todas estas aproximaciones (a los híbridos) son controvertidas, y ninguna solución es perfecta. Pero ofrecen esperanza a la gente que necesita un transplante y muere a diario porque no lo recibe", afirma el doctor Pablo Ross, que también participa en el proyecto.

La ciencia afirma que los híbridos son posibles, y pueden salvar vidas. Ahora nos toca decidir a nosotros si éticamente somos dignos de crear quimeras. De jugar a ser dioses, en definitiva. Una pregunta que nos vamos a tener que plantear muchas veces en las próximas décadas...

Te puede interesar

Lo más popular