Astroland, la empresa española ofrece a los astronautas una estación que emula la vida en Marte dentro una cueva de Cantabria

Imagen de la Ares Station de Astroland en una cueva en Arredondo (Cantabria)
Imagen de la Ares Station de Astroland en una cueva en Arredondo (Cantabria)

Astroland

  • Llevar al ser humano a Marte es el siguiente hito de la investigación aeroespacial, una carrera en la que está involucrado incluso el fundador de Tesla y SpaceX, Elon Musk.
  • La empresa cántabra Astroland ha creado en una cueva en el municipio de Arredondo una estación que recrea las condiciones que afrontarán los astronautas en Marte, que se puede utilizar para entrenamientos e investigación.
  • "Queremos desarrollar productos y servicios que no solo sirven para sobrevivir en Marte, sino para mejorar la vida en la Tierra", asegura a Business Insider España su consejero delegado, David Ceballos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Llevar a Marte a un ser humano es el próximo hito de la investigación aeroespacial, un objetivo que se toman muy en serio empresarios como el fundador de Tesla Elon Musk, que prevé enviar personas al planeta rojo en seis años con su empresa SpaceX y asegura que está vendiendo propiedades para financiar la construcción de una futura ciudad humana en Marte

Pero además de tener la tecnología para llevar a una persona con éxito a la superficie marciana, varias entidades están trabajando en cómo será la vida allí, con estaciones que emulan la vida en Marte. La Mars Society, una organización internacional dedicada a impulsar el avance en la exploración del planeta rojo, tiene una en el desierto de Utah y otra en el Ártico canadiense; el proyecto Hi-Seas, financiado por la NASA estadounidense, lo hace en las laderas del volcán Mauna Loa en Hawái; y la campaña Pangaea de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) ha utilizado la orografía volcánica de la isla canaria de Lanzarote para emular misiones espaciales.

La empresa española Astroland ha dado un paso más, construyendo una estación permanente que emula las condiciones de vida que tendrán que afrontar los astronautas en Marte dentro de una gran cueva de 1,2 kilómetros de largo y 50 kilómetros de alto situada en el municipio cántabro de Arredondo.

En menos de 6 años la gente debería poder viajar a Marte, según Elon Musk

"El ambiente marciano es tan hostil, con temperaturas de 0 a 100 grados bajo cero, tormentas de polvo y una gran radiación, que según los científicos la única manera de protegerse es utilizar las grandes cuevas que hay en Marte. Lo que nosotros hemos hecho es crear una estación análoga, un gran banco de pruebas donde podemos equivocarnos en la Tierra y aprender para no hacerlo en el planeta rojo. Somos la única estación mundial bajo tierra, en un escenario único", asegura a Business Insider España el consejero delegado de Astroland, David Ceballos.

Este empresario —cuya trayectoria anterior se basó en el mundo de la tecnología, la domótica y la construcción— tardó tres años en conseguir la concesión pública para utilizar la cueva y construir allí la Ares Station, como se denomina la estación que hace las veces de base marciana, inaugurada en 2019 y conectada con un Space Center ubicado en el Parque Tecnológico de Cantabria en Santander, desde donde se supervisa la actividad de las personas que participan en las experiencias.

Participantes en la primera misión organizada por Astroland
Participantes en la primera misión organizada por Astroland

Astroland

"Suena extraño que esto se haga en Cantabria, pero contamos con una red de cuevas tan importante que hace que podamos dar un paso en un mercado tan exclusivo y tan pequeño, así que esto es una realidad, estamos en una estación, hacemos misiones, y es una forma muy innovadora de dar pasos hacia un objetivo tan importante. ¿Por qué no lo vamos a poder hacer en Cantabria? A diferencia de cuando fuimos a la Luna, ahora la tecnología existe, solo hay que aplicarla", explica Ceballos, cuya empresa ha realizado una inversión de 2,9 millones de euros para construir la estación y su tecnología.

La primera misión oficial realizada por Astroland, en julio de 2019 contó con el ingeniero español Fernando González, la alemana Carmen Köhler de la Austrian Space Forum, el astronauta polaco Mikolaj Zielinski y el venezolano José Luis Cordeiro, conferenciante sobre nuevas tecnologías.

Investigación científica y experiencias turísticas

Desde entonces han ido realizando diferentes "misiones" con objetivos diferentes en áreas tan diferentes como la ingeniería, la biología o la psicología, ya que también hacen mucho énfasis en la preparación psicológica de los astronautas que tendrán que sobrevivir durante un tiempo prolongado en un espacio aislado.

Investigadores como la bióloga Ana Caño, del Centro de Agricultura Genómica, dependiente del CSIC, el biólogo Iñaki Ruiz Trillo, del Instituto de Biología Evolutiva de Barcelona, el microbiólogo Antonio Guillén o el ingeniero Íñigo Muñoz Elorza, del servicio de navegación europeo Galileo, han formado parte de sus misiones, en las cuales no solo se entrena la supervivencia en Marte, sino también se realizan nuevos descubrimientos en el entorno de la cueva, donde llegaron a encontrar nuevos organismos como una ameba.

Toma de muestras en la cueva de Arredondo
Toma de muestras en la cueva de Arredondo

Astroland

"Esto les da una visión única para atacar los problemas de la Tierra desde un punto de vista diferente, y desarrollar productos y servicios que no solo sirven para sobrevivir en Marte, sino para mejorar la vida en nuestro planeta. La exploración espacial fomenta la innovación", asegura Ceballos, que explica que su compañía ya se ha puesto en contacto con la ESA europea y la agencia espacial de Israel.

Por otra parte, Astroland organiza misiones de tipo recreativo, orientadas a actividades de formación, coaching y actividades de cohesión de grupo para empresas, así como experiencias turísticas junto a la agencia de turismo de lujo Nuba, con la que firmó un acuerdo justo antes del inicio de la pandemia para ofrecer una experiencia con un coste situado en unos 4.000 euros por persona. 

Inspirarse en Marte para construir las viviendas o los hoteles del futuro

Diseño del prototipo de la vivienda Cyberhut que desarrolla Astroland
Diseño del prototipo de la vivienda Cyberhut que desarrolla Astroland

Astroland

Uno de los objetivos de Astroland es convertir sus experiencias en proyectos de transferencia tecnológica en los cuales se pueda llevar la investigación a productos y servicios aplicables al mercado, de donde surgen proyectos como la vivienda 'Cyberhut', un modelo de vivienda respetuosa con el medio ambiente, autónoma a nivel energético y con tecnología para controlar la salud de sus habitantes, cuyo primer prototipo se está construyendo en Cantabria y estará disponible en su sede de Santander.

"Con este proyecto queremos llevar al mercado todo lo que hemos aprendido de hábitats saludables, sobre generar y almacenar energía, reciclar residuos, espacios multifuncionales... Todo eso lo hemos plasmado en una vivienda que se fabrica de forma diferente a cómo se hace en el mercado"; asegura Ceballos, cuyo objetivo es que estas viviendas puedan desplegarse en varios puntos, de manera que el usuario pague por un servicio que le permita utilizar las diferentes sedes a voluntad.

Además, Astroland ha aportado su tecnología al centro de investigación en innovación turística Spark, ubicado en el campus universitario de gestión hotelera Les Roches de Marbella (Málaga), donde desarrollarán "la habitación modular del futuro", en la que integrarán sus avances tecnológicos en seguridad, salud y flexibilidad en un proyecto de habitación hotelera.

"Lo que hemos hecho con Les Roches es llevar la personalización al hotel, con los mismos criterios de construcción e innovación. También queremos transferir esta innovación al mundo de los hoteles", sentencia David Ceballos.

Otros artículos interesantes:

Más armas contra el coronavirus, un posible tratamiento para el Alzheimer y la exploración de Marte: qué esperar de la ciencia en 2021

En menos de 6 años la gente debería poder viajar a Marte, según Elon Musk

Un equipo de científicos ha desarrollado una nueva forma potencial para producir oxígeno en Marte

Te recomendamos

Y además