El turismo del 'sí quiero' y las lunas de miel supone un mercado altamente lucrativo para los países receptores

boda novios
Benjaminrobyn Jespersen/Unsplash

Mientras que en España el sector turístico lleva años reclamando un turismo de mayor calidad (y, por tanto, de mayor gasto), otros destinos se benefician de ser el lugar elegido por parejas de todo el mundo para invertir el dinero de su boda o luna de miel.

En una publicación por el Día de San Valentín, Natalia Bayona, directora de Innovación de la Organización Mundial del Turismo (OMT), señalaba que el amor es uno del los motores que mueve esta industria, ya que las bodas y los viajes de luna de miel representan más del 50% de los ingresos en algunos destinos emergentes.

Bayona, que se dedica a ayudar a los países a fortalecer su ecosistema de innovación y emprendimiento, asegura en una entrevista con Business Insider España que este tipo de viajes son un segmento del turismo de alto valor agregado por la gran cantidad de dinero que invierten los viajeros.

"Un viaje de luna de miel pueden suponer fácilmente 10.000 euros por persona, mientras que uno de sol y playa puede valer 700. Existe una gran diferencia en temas de gasto y de calidad del turista", afirma la colombiana. 

"Hay un montón de elementos a tener en cuenta en la economía, desde los derechos parroquiales, hasta los organizadores de eventos pasando por las agencias de viaje especializadas. Cuando estás haciendo una boda tienes una cadena de valor adicional a la normal del turismo", añade.

Además, apunta Bayona, este subsector colabora a la desestacionalización del turismo, al igual que ocurre con el turismo marítimo cuando la gente viaja a la otra punta del mundo para poder seguir disfrutando de su deporte favorito.

"Estás generando muchísimos beneficios a tus experiencias personales, pero también al destino al que vas", explica Bayona. "El turismo de bodas es un segmento que le da muchísimo dinamismo a a la economía".

Los destinos que se benefician del turismo del 'sí quiero'

La industria turística de bodas destino está despegando a ritmos agigantados alrededor del mundo, siendo un mercado altamente lucrativo para los países receptores –se estima una inversión promedio de 28.000 dólares, o 26.5000 euros, por este tipo de bodas–.

La tendencia a casarse en el extranjero, especialmente en destinos exóticos, ha aumentado por varias razones: las bodas religiosas han disminuido, la legalización de las uniones civiles para parejas del mismo sexo ha propiciado estos matrimonios y se ha llevado a cabo un número creciente de ceremonias de boda para segundas nupcias. Igualmente, el envejecimiento de la población amplía la demanda de ceremonias de renovación de votos.

Según la agencia Destination Weddings Travel Group, los destinos clave para casarse en 2021 fueron: Riviera Maya (México), Cancún (México), Punta Cana (República Dominicana), Montego Bay (Jamaica) y Cabo San Lucas (México). 

La predicción para 2022 y 2023 para el turismo del sí quiero son destinos como Jamaica (Negril y Ocho Ríos), Costa Rica y Puerto Vallarta (México). 

En España, el turismo de bodas se ha convertido en una pieza clave para un sector aún perjudicado por la pandemia e iniciativas como Marry Spain, por ejemplo, buscan promocionar la Costa del Sol como destino ideal para ese gran día.

Así, Turismo de Marbella ya apuesta por este sector y hace unos años creó Marbella Wedding Office, con la finalidad de posicionar al municipio como destino de referencia mundial para este tipo de celebraciones. 

Además, y debido a las secuelas de la pandemia, las lunas de miel por España (especialmente Baleares, Canarias y la Costa Brava) y alrededores (Europa y el norte de África) ocuparon el podio de los destinos más elegidos el año pasado por los honeymooners.

Según Bodas.net, el 91% de los españoles recién casados no perdona escaparse de luna de miel. De ellos, el 77% lo hace justo después de la ceremonia mientras que un 14% lo deja para más adelante. 

Las agencias de viaje están muy presentes en la planificación de los viajes de novios

Más del 60% de los viajeros de lunas de miel ha recurrido a las agencias de viaje presenciales u online para reservar las vacaciones. 

Según señala la agencia de viajes Pangea, las lunas de miel están siendo una parte muy importante de su reservas ahora que han vuelto las bodas y ya representan un 20% de las reservas de 2022. 

Como explica a este medio Javier Gracia, CEO de la agencias de viajes especializada Honimunn, para estar en el top de destinos se deben cumplir 3 condiciones: transmitir seguridad a las parejas, presentar variedad de experiencias y paisajes de renombre mundial, y tener la infraestructura mínima para optimizar el viaje en cuanto a tiempos y precios. 

"No hay que olvidar que es un viaje en el que nada debe salir mal, y debe ser la recompensa final a meses de esfuerzo y nervios", añade.

Los 7 mejores destinos para irse de luna de miel en 2022

Cumplen con estas condiciones Estados Unidos (muchas veces combinado con cruceros o zonas de Caribe), México (en especial la Riviera Maya), Tailandia o islas como Maldivas, Sri Lanka y Bali. 

También destacan Kenia y Tanzania, combinando Safari, y unos días de playa en Zanzíbar u otra isla del índico (Seychelles, Mauricio y Maldivas, principalmente). 

Según Gracia, están siendo solicitadas las famosas stopovers en ciudades como Estambul, Dubái o Doha para complementar los viajes. 

Tras la reapertura del sudeste asiático, han caído del ranking ciertos destinos de Sudamérica que tuvieron más éxito en pandemia por encontrarse abiertos.

En la agencia Nuba también destacan Maldivas como uno de los lugares favoritos de los recién casados, al igual que Seychelles.

Desde Nuba también mencionan los destinos de safari como Kenia, Tanzania, Namibia o Botswana, ya que no hay tanto turismo como antes. 

Y añaden que, como Asia acaba de abrir al turismo (menos Japón, Bután y Myanmar), están recibiendo muchísimas peticiones y esperan que sea un boom absoluto.

Viola Migliori, country manager del sur de Europa para Evaneos confirma que los destinos más demandados para este año son Costa Rica, Indonesia, Tailandia, Perú y Tanzania.

Honimunn destaca que una de las peculiaridades de estos viajes es la antelación con la que se preparan, rompiendo la tendencia estrella de la última hora que llegó con la incertidumbre de la pandemia.

"Encontramos parejas que hacen una solicitud apenas 3 meses antes de la boda, y nos han llegado solicitudes ya para 2024 y 2025. Esto nos recuerda que cada pareja es única, tiene sus necesidades, sus ritmos y por ello cada viaje debe ser tratado con independencia, no hay algo que funcione para todo el mundo", añade Gracia.

La luna de miel es una de las grandes inversiones de los novios

La inversión que hagan los novios en su primer viaje casados depende de muchos factores como la temporalidad, fechas concretas, la categoría hotelera concreta que elijan o las peticiones concretas que haga la pareja.

Sin tener en cuenta esos detalles, el precio medio aproximado que Honimunn está encontrando por destino sería el siguiente:

  • Para Estados Unidos y Canadá, incluyendo la combinación Nueva York y Caribe, estaría entre unos 5.000  y 6.000 euros la pareja para viajes de 12-14 días de duración. 
  • Por su parte, para Riviera Maya o Punta Cana el gasto medio sería de unos 3.000 euros la pareja para 8 días de duración.
  • En cuanto a África, combinado con islas del índico unos 6 días de safari y otro 5 o 6 de playa, la inversión rondaría los 6.000 y 7.000 euros por pareja. 
  • Algo más barato es un viaje por el Sudeste Asiático, Tailandia, Camboya, Bali, Filipinas o Singapur, que estaría en torno a los 4.000 euros por pareja por 12-15 días de viaje. 
  • Las opciones como Maldivas, Seychelles o Mauricio, en combinación con Dubái, Sri Lanka u otros destinos de Asia o África, rondaría entre los 6.000 y 7.000 euros por pareja, según Honimunn.

En líneas similares, el gasto de los clientes de Pangea es de 3.500€ por persona, y la media de la estancia de entre 15 y 17 días aproximadamente.

La estancia media del viaje con este fin es de 14 días para el viajero español que contrata con Evaneos y suele gastar entre 2.000 y 2.600 euros por persona, un 23% por encima del promedio de los otros tipos de viajes.

"En 2022 observamos que los españoles están dispuestos a gastar hasta 1.000 euros más en este tipo de viaje respecto al 2019 en la misma época de reservas", añaden desde Evaneos.

Los clientes de la Viajes El Corte Inglés gastan una media de 5.000 euros por reserva, según indica la agencia a Business Insider España.

Por su parte, el gasto medio de los clientes de Ávoris –con marcas como B Travel– viene a ser alrededor de 2.800 euros, algo superior al de un viaje no de luna de miel.

Desde Nuba indican que el precio de los viajes de sus clientes puede variar entre 6.000 y 10.000 euros con 13 noches de media.

Otros artículos interesantes:

Los 20 mejores destinos para ir de luna de miel según los expertos

Esta es la cantidad de dinero que debes destinar a tu luna de miel en función del presupuesto total de la boda

Así trabaja una fotógrafa de bodas: búsqueda de la naturalidad, detalles que marcan la diferencia y otros consejos de su día a día

Te recomendamos