Pasar al contenido principal

Las mujeres sufren la peor parte de la desigualdad económica, y lo estamos ignorando

Varios manifestantes se ponen máscaras de los líderes del G7 durante una protesta en Italia.
Una protesta con máscaras de los líderes de los países del GT posan para un selfi durante una protesta en Giardini Naxos, en Sicilia (Italia). Thomson Reuters
  • La mayoría de las personas extremadamente pobres del mundo son mujeres y la mayoría de las personas  con más riqueza son hombres, según un nuevo informe de Oxfam.
  • Alrededor del 82% de toda la riqueza generada en el último año terminó en manos del 1% más rico de la población mundial.
  • El 1% más rico de la población mundial posee más riqueza que el resto de la humanidad.
  • "Las mujeres producen el equivalente a 10 billones de dólares anuales en trabajos de cuidados no remunerados que sostienen la economía global", sugiere el informe. 

El informe de Oxfam sobre la desigualdad global, publicado el pasado lunes, contiene un aluvión de estadísticas alarmantes y deprimentes, que incluyen:

  • El 82% de toda la riqueza generada en el último año terminó en manos del 1% de la población más rico.
  • El 50% de la población más pobre no se benefició del crecimiento económico.
  • La fortuna de los multimillonarios del mundo aumentó 762.000 millones de dólares (unos 622.329 millones de euros) en solo un año.
  • El 1% más rico de la población posee más riqueza que el resto de la humanidad.

Sin embargo, puede que el aspecto más crucial destacado en el informe sea este: "Las mujeres producen el equivalente a 10 billones de dólares anuales en trabajos de cuidados no remunerados que sostienen la economía global".

Las marchas de las mujeres tomaron las ciudades estadounidenses durante el fin de semana pasado y parte del extranjero. Sin embargo, el informe de Oxfam nos recuerda todo el camino que todavía queda por recorrer.

"Las mujeres son las grandes perdedoras de la economía global, a menudo atrapadas en los peores trabajos, a menudo porque son las responsables de cuidados vitales pero no remunerados en sus familias y comunidades", explica el informe. "Los que más ganan y las personas más ricas –muchas veces las mismas personas– son principalmente hombres".

Los dos gráficos a continuación muestran con prácticamente toda claridad cómo ha aumentado el sesgo de la economía a favor de los más ricos. El primero muestra las ganancias y la riqueza total de los multimillonarios desde el cambio de siglo.

Gráfica del informe de Oxfam sobre el número de millonarios en el mundo.
Oxfam

Este segundo gráfico muestra cómo una parte cada vez más grande de los beneficios del crecimiento económico y la creación de riqueza se ha ido acumulado en los grupos con más ingresos de la población.

Gráfico del informe de Oxfam sobre la desigualdad en el mundo
Oxfam

Un aspecto especialmente inquietante de esta desigualdad cada vez mayor, expone Oxfam, es que parece estar relacionada con formas de riqueza de hereditarias y monopolios, no de mejoras en la productividad. 

"Existen cada vez más pruebas de que los niveles de desigualdad actuales no son el resultado del esfuerzo y el riesgo, sino que son más bien ingresos imprevistos que no reflejan realmente actividades productivas, lo que los economistas llaman 'renta'", defiende el informe.

"Tres fenómenos son importantes en este aspecto: 1) monopolios, 2) nepotismo, y 3) herencias", destaca el informe. "También existen pruebas de que la movilidad social, es decir, la capacidad de aquellos que nacen pobres para morir ricos, puede verse afectada negativamente por la desigualdad".

Te puede interesar