Pasar al contenido principal

Dentro de la primera exposición de coronavirus del mundo, con menús para llevar y folletos de eventos cancelados para conmemorar la vida durante la pandemia

Máscaras hechas a mano exhibidas en el Museo Histórico de Urahoro en Hokkaido, en el norte de Japón, el 26 de junio de 2020

  • El Museo Histórico de Urahoro, en Hokkaido (Japón) ha inaugurado una exposición que conmemora la pandemia del coronavirus con unos 200 artículos de las comunidades locales.
  • Entre los artículos hay documentos que muestran a los niños cómo prepararse para la enseñanza en línea, instrucciones para hacer una mascarilla casera, una pila de menús para llevar y consejos para asistir a un funeral.
  • Tanto el Museo de Londres como la Sociedad Histórica de Nueva York también han estado reuniendo para sus propias exposiciones.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La pandemia del coronavirus no ha terminado, pero la primera exposición que conmemora la crisis ya se ha inaugurado en el Japón rural.

El Museo Histórico de Urahoro, un pequeño pueblo de Hokkaido, ha reunido una pequeña colección de artículos que reflejan cómo era la vida de la gente de la región durante la pandemia.

Entre el catálogo hay documentos que muestran a los niños cómo prepararse para la enseñanza en línea, instrucciones para hacer una mascarilla casera, menús para llevar, mascarillas, consejos para asistir a un funeral y un folleto de un santuario que anuncia la cancelación de un festival de verano, según ha adelantado Associated Press (AP).

Makoto Mochida examina los recortes de periódico y otros artículos que está recogiendo para documentar cómo la vida fue afectada por la pandemia del coronavirus en el Museo Histórico de Urahoro

"Me fascina cómo las cosas se conectan con la gente", menciona Makoto Mochida, uno de los encargados, a AP. "Estos artículos proporcionan una excelente manera de archivar la historia con precisión".

Mochida comenzó la colección porque no quiere que el coronavirus deje la misma huella que la gripe española, que llegó a Japón en 1918 pero de la que queda muy poca evidencia de qué supuso para la vida en el archipiélago. 

Leer más: Los datos de asintomáticos en España descienden por debajo de la mitad, con Madrid detectando uno de cada 5

Japón ha registrado más de 58.000 casos, pero las muertes se han mantenido relativamente bajas —poco más de 1.100—, según Worldometer. Urahoro no ha registrado ni un solo caso hasta ahora, pero está preocupado por los forasteros que puedan venir de visita y traigan la infección al territorio.

Shoko Maede, una cocinera de guardería, mira una exposición de máscaras en el Museo Histórico de Urahoro

En el mes de febrero, Mochida hizo un llamamiento a ciegas para reunir cuantos artículos pudiera, aunque no esperaba conseguir gran cosa, según el Japan Times. En medio año, la iniciativa ya suma más de 200 objetos distintos.

Según la AP, una exhibición más grande está planeada para febrero de 2021.

La gente mira los documentos relacionados con COVID-19 que se exhiben en el Museo Histórico de Urahoro

Otros museos mucho más grandes han comenzado a coleccionar objetos que representan la vida durante la pandemia. En abril, la Sociedad Histórica de Nueva York comenzó su propia colección de artículos que espera que informen y eduquen a las generaciones futuras.

"Esta es una historia que todo el mundo mirará hacia atrás", precisa el director del museo, Margi Hofer, a The Guardian. "Esperamos que la gente pueda aprender de ella y estar mejor preparada en un evento como este en el futuro".

Leer más: Las mascarillas y el distanciamiento en las escuelas podrían tardar años en desaparecer, según los científicos

"Empezamos a recolectar a mediados de marzo", resalta. "Ya estábamos atentos a qué artículos podrían ser potenciales para la recolección —desinfectante de manos, mascarillas, guantes...— ahora ha desembocado a una historia más grande de lo que hemos imaginado".

El Museo de Londres también lanzó su proyecto de "coleccionar el COVID" en abril. 

El museo quiere "recoger tanto objetos como experiencias de primera mano para reflejar la vida de los londinenses durante este tiempo, con el fin de mantener un registro y asegurar que las futuras generaciones de londinenses puedan aprender y comprender este extraordinario período".

Y además