Pasar al contenido principal

Kakebo, el libro japonés para aprender a ahorrar dinero

Hucha de ahorro de dinero
Pixabay

¿Cuántas veces te has propuesto ahorrar para tener más dinero a fin de mes o a largo plazo?

Ahorra dinero no es fácil, pero simplemente basta con proponérselo en serio. Hoy te traemos un método centenario japonés llamado Kakebo, que te ayudará a ahorrar hasta un 35% de tu sueldo mensual.

Erróneamente nombrado por muchos como método Kakeibo, los que lo han probado aseguran que es el mejor mecanismo para llevar al día sus facturas y no pegarse sustos a final de mes.

El Kakebo es una libreta de ahorro que no está vinculada a ningún banco; es una herramienta analógica diseñada para hacer balances económicos que presenta los desgloses como un simple juego.

Así que, ¿por qué no ponerlo en práctica? Te contamos las claves para llevar a cabo el método Kakebo.

  1. Compra una libreta y guarda todos los tickets: Lo primero que aconseja el método Kakebo es que vuelvas a lo tradicional y apuntes todos tus gastos en una libreta.
  2. Ingresos: anota todo el dinero que ingresas mensualmente, incluyendo sueldo, comisiones, propinas o regalos.
  3. Olvida las apps de finanzas o cualquier tipo de anotación en el móvil. Guarda todos los tickets de artículos (ya sea comida, ropa u ocio) que hayas comprado. Con esto conseguirás ver qué es lo que haces para que tu dinero vuele. Para ello, ponte delante de la libreta un día a la semana y apunta tus gastos.
  4. Gastos fijos: añade información sobre los gastos mensuales; desde el alquiler, a servicios como luz, agua o gas, sin olvidar el WIFI, el gimnasio o el seguro del coche.
  5. Divide por categorías: Una vez tengas todos tus tickets en orden, divídelos en cuatro categorías: Supervivencia (vivienda, transporte, comida y gastos médicos); Cultural (libros, conciertos y películas); Opcional (ropa, accesorios, tabaco, restaurantes, discotecas); Extra (inesperados).
  6. Colores: A continuación, te recomendamos asignar un color a cada tipo de gasto.

Está demostrado que tener un control de nuestros gastos nos hace más conscientes de todos los derroches innecesarios en los que invertimos nuestro dinero. De esta forma, verás a simple vista y cada semana todos los gastos que, en un principio, parecían no afectar a tu economía personal pero que pueden suponer un gran desvío a final mes.

Además, al visualizar tus finanzas cada semana podrás corregir todos esos gastos supérfluos de cara a la siguiente.

Tal y como afirma el Método Kakebo, con esta técnica te vuelves más consciente y empiezas a optimizar tu sueldo, llegando a ahorrar hasta un 35% en algunos casos.

Si quieres saber más, siempre puedes echar un vistazo al libro Kakebo para 2018 que te ayudará a controlar tus finanzas de forma más fácil y sencilla.

El gran punto negativo es que como buen método tradicional, el Kakebo exige una acción continua, una constante fuerza de voluntad para poder mantener el pulso del ahorro y que no asegura un resultado a final de mes

Te puede interesar