Pasar al contenido principal

Macroinvestigación a Google en Estados Unidos por monopolio: todo lo que debes saber

Ken Paxton, fiscal general de Texas.
Ken Paxton, fiscal general de Texas. AP/Eric Gay
  • 50 fiscales generales de los Estados Unidos se han unido para iniciar una investigación sobre si Google ha asfixiado a sus competidores perjudicando a los usuarios.
  • La investigación, anunciada el lunes desde las escalinatas de la Corte Suprema de Washington, está siendo dirigida por el Fiscal General de Texas, Ken Paxton.
  • "Esta investigación no es una demanda. Es una investigación para determinar los hechos", enfatiza Paxton. "Ahora mismo estamos analizando la publicidad, pero los hechos nos llevarán a donde nos lleven los hechos."
  • El grupo está integrado por fiscales generales de 48 estados, Washington DC y Puerto Rico; California, donde tiene radicada su sede Google, y Alabama son los únicos estados que se han quedado al margen de la investigación.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

50 fiscales generales de los Estados Unidos se han unido para iniciar una investigación sobre si Google ha asfixiado a sus competidores de un modo que ha acabado siendo perjudicial para los usuarios.

La investigación, anunciada el lunes desde las escalinatas de la Corte Suprema de Washington, está dirigida por el fiscal general de Texas, Ken Paxton, y se centrará en primer lugar en el negocio publicitario de la empresa.

"Se trata de una empresa que domina todos los aspectos de la publicidad en Internet y la búsqueda en Internet, ya que dominan la parte del comprador, la parte del vendedor, la parte de la subasta, e incluso la parte del vídeo con YouTube", apuntó Paxton sobre Google este lunes.

"Esta investigación no es una demanda. Es una investigación para determinar los hechos", enfatiza Paxton. "Ahora mismo estamos analizando la publicidad, pero los hechos nos llevarán a donde nos lleven los hechos."

El grupo está integrado por fiscales generales de 48 estados, Washington DC y Puerto Rico; California, donde tiene radicada su sede Google, y Alabama son los únicos estados que se han quedado al margen de la investigación.

Paxton ha manifestado que los fiscales generales ya habían solicitado información a Google y que, aunque la investigación comenzaría con un análisis del negocio publicitario de Google, el grupo consideraría la posibilidad de examinar otras facetas de la empresa "si hay otros hechos que demuestren que tenemos que ir en otra dirección".

En 2019, Google está en camino de apoderarse de más del 31% del mercado mundial de la publicidad digital, según las estimaciones de eMarketer.

Karl Racine, fiscal general del Distrito de Columbia, ha declarado que es demasiado pronto para especular sobre las sanciones en caso de que se descubra que Google está infringiendo la ley.

Leer más: La UE está investigando si Google favorece en el buscador su herramienta para encontrar empleo frente a las de otros competidores

Políticos como la senadora Elizabeth Warren, candidata presidencial demócrata para las elecciones de 2020, han pedido a Google que se "desmonte ", deshaciéndose de importantes adquisiciones como el servicio de mapas Waze, la compañía de hardware para casas inteligentes Nest o la plataforma publicitaria DoubleClick.

El anuncio de los fiscales generales del estado se produjo después de que el viernes se conociera que el Departamento de Justicia había iniciado su propia investigación antimonopolio sobre Google. El gigante de las búsquedas dijo en un documento publicado la semana pasada ante la Comisión de Valores y Bolsa que el Departamento de Justicia había solicitado información sobre sus anteriores investigaciones antimonopolio en los Estados Unidos y en el extranjero.

Un representante de Google se ha negado a hacer comentarios sobre esta noticia y, en su lugar, ha apuntado a un post en el blog oficial de la compañía publicado la semana pasada por Kent Walker, vicepresidente sénior de asuntos globales, en el que reconoce que el Departamento de Justicia había solicitado información a Google y que la empresa esperaba preguntas similares de los fiscales generales del estado.

El viernes, el Wall Street Journal también confirmó que los fiscales generales, liderados por Letitia James de Nueva York, estaban planeando una investigación separada sobre Facebook para evaluar su control sobre la competencia y si administraba de forma incorrecta los datos de los usuarios. Facebook reconoció en julio que estaba siendo investigada por la Comisión Federal de Comercio (FTC) por motivos de defensa de la competencia.

Google se enfrentó a una investigación federal antimonopolio en 2013 por parte de la FTC en relación a sus prácticas comerciales de búsqueda y de teléfonos inteligentes. Google no sufrió entonces ninguna penalización económica, comprometiéndose sólo con promesas difusas de cambiar algunas de sus prácticas comerciales.

Los reguladores europeos, por otro lado, han tomado una postura más firme con Google, multando al gigante tecnológico con aproximadamente 10.000 millones de dólares en los últimos años por diversas prácticas contrarias a la competencia que involucran a sus negocios de publicidad, búsqueda y telefonía móvil.

California y Alabama no desvelan por qué no se han unido a la investigación

Xavier Becerra y Steve Marshall, los fiscales generales de California y Alabama, respectivamente, son los únicos que se mantienen al margen en la investigación estatal conjunta del caso. No está claro cuál es la razón por la que ninguno de ellos participa en la investigación y ninguno de ellos ha dado muchas explicaciones.

"California sigue profundamente preocupada y comprometida con la lucha contra el comportamiento anticompetitivo", ha afirmado un representante de la Oficina del Procurador General de California en una declaración enviada por correo electrónico. "Con respecto a esta investigación o a cualquier otra, para proteger la integridad de investigaciones potenciales y en curso, no podemos hacer comentarios."

Los representantes de prensa de Marshall, mientras tanto, no han respondido de forma inmediata a las llamadas que pedían comentarios al respecto.

Leer más: Google parece tener un grave problema de cultura interna que está destruyendo la empresa desde dentro

Becerra se ha ganado la fama de estar dispuesto a desafiar a figuras poderosas. Desde que se convirtió en fiscal general en 2017, su oficina ha demandado a la administración Trump por lo menos 56 veces, según el San Francisco Chronicle, desafiándola en todo, desde la política de inmigración hasta el medioambiente.

También ha peleado duro con las tecnológicas. A principios de este año, pidió a la asamblea legislativa de su estado que fortaleciera la Ley de Privacidad del Consumidor de California, que entrará en vigor el próximo año. Becerra instó a los legisladores a dar a los consumidores más derechos para demandar a las empresas por violaciones de su información privada y por violaciones de la ley.

En un evento en San Francisco en marzo, patrocinado por el Washington Post, Becerra habló sobre la necesidad de responsabilizar a las empresas tecnológicas por sus acciones, y de que los estados tomen la iniciativa para controlarlas.

"Ahora es el momento de tratar a la industria como un adulto", dijo Becerra en el evento. "Tienes que actuar como un adulto y tienes que entender que hay consecuencias que los adultos enfrentan cuando no hacen las cosas de la manera correcta".

Google ha sido uno de los principales contribuyentes a las campañas recientes de Becerra. La compañía contribuyó con 10.200 dólares a su campaña de reelección en 2016 como miembro de la Cámara de Representantes de EE.UU., lo que la convierte en su octavo mayor contribuyente en ese ciclo electoral, de acuerdo con OpenSecrets. El gigante de las búsquedas contribuyó con 7.300 dólares a su campaña para ocupar el cargo de fiscal general el año pasado, según datos de la oficina de la Secretaría de Estado de California.

Y además