Pasar al contenido principal

Lidl ha empezado a vender esta cuchara que promete reducir tu consumo de azúcar automáticamente en un 20%

La cuchara de Lidl que reduce el azúcar en un 20%
La cuchara de Lidl que reduce el azúcar en un 20% que reduce el azúcar en un 20% Lidl

Lidl se mantiene firme en sus campañas de reducción del consumo de azúcar cotidiano —y, al parecer, en que sus productos sigan siendo reconocidos mundialmente. Comenzó en 2017 disminuyendo la azúcar y la sal agregada de los productos de la marca con el objetivo de conseguir un 20% menos para 2025

El supermercado lanzará a partir de 10 de octubre en Alemania una cucharilla que lo reduce automáticamente en un 20%. No es magia, como puedes observar en la imagen de arriba, es la propia forma de la cuchara la que hace que tú mismo cojas menos azúcar sin darte cuenta. Y lo mejor, es que apenas notas al diferencia. 

A partir del 24 de octubre, los clientes la recibirán por compras superiores a 25 euros, y en tienda se puede adquirir por 1 céntimo. 

En España, de momento, no está previsto que se implemente dicho plan de reducción del consumo de azúcar diario ni la cuchara Lidl Spoon, según ha corroborado Business Insider

"Durante muchos años, Lidl ha estado reduciendo gradualmente el azúcar agregado en productos de marca privada. Para demostrar que todos pueden ahorrar azúcar fácilmente incluso en la vida cotidiana, inventamos la cuchara Lidl. Así es como queremos sensibilizar y al mismo tiempo permitir el disfrute sin sacrificio: la cucharadita de azúcar habitual en el café de la mañana, por ejemplo, sigue siendo una cucharada de azúcar, solo un 20 por ciento menos ", explica Anita Wälz, directora gerente de Comunicaciones Corporativas y Sostenibilidad en Lidl Alemania.

Leer más: 9 mitos sobre el azúcar que son absolutamente falsos

El objetivo es no privarte de añadir azúcar a tus alimentos, pero sí que reduzcas la cantidad. Según comenta la firma, el cambio apenas se aprecia en el consumo pero sí beneficia gratamente a la salud

"20% no es mucho. Esto queda claro cuando usa la cuchara Lidl, por ejemplo, para dosificar sus bebidas calientes, como té o café, y apenas prueba la diferencia. Queremos crear un efecto positivo en la sociedad y alentar las discusiones en el hogar, en la cocina de la oficina o con amigos: si el efecto de ahorro puede integrarse fácilmente en la vida cotidiana con azúcar, ¿por qué no transferirlo a sal, grasa, aceite, etc.?", agrega Wälz.

Leer más: El consumo habitual de bebidas azucaradas estaría relacionado con un mayor riesgo de muerte prematura, incluyendo los refrescos bajos en calorías

Por si fuera poco, Lidl no sólo está intentando reducir el azúcar como es evidente, también lo hace en la sal, los ácidos grasos saturados y la densidad energética implementando pequeños cambios en la vida cotidiana sin privarte de comer todo lo que te gusta haciéndolo más saludable. 

Y además