Responsable con el medio ambiente, con más de 20 premios y con una labor social en su cadena de producción: así es la startup colombiana de 'packaging' que desembarcará en breve en Europa

Fundadores Lifepack

Lifepack

  • Una botella de plástico tarde en descomponerse 500 años. 
  • Para luchar contra la contaminación que estos producen, Claudia Barona y Andrés Benavides crearon Lifepack, una empresa colombiana de productos biodegradables que, además, pueden convertirse en una nueva vida. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La preocupación respecto al uso de plásticos se agrava. ¿Sabes cuánto tiempo tarda en descomponerse una botella de agua? 500 años.

Las cifras en relación al uso de este tipo de productos son realmente impactantes: cada año, la cantidad de este material que llega a los mares y océanos supera 1.200 veces el peso de la torre Eiffel. En datos de Greenpeace, en España, solo se recicla un 30% de lo que se consume.

Por ello, la nueva normativa de la Unión Europea prohíbe el uso de plásticos de un solo uso para 2021. 

Quizás la solución a corto plazo tenga que ver con el reciclaje, pero la manera más sostenible y que realmente funcionaría a futuro sería la creación de otro tipo de materiales respetuosos con el planeta. 

Business Insider España ha hablado con Claudia Barona, Co-CEO de Lifepack, una empresa colombiana que ha ganado más de 20 premios a nivel nacional e internacional por su labor ecológica y social, que lleva más de 10 años trabajando en cumplir con el propósito de crear materiales que sustituyan al plástico y que sean responsables con el medio ambiente, desde su producción hasta el fin de su uso. 

Cómo crecer empresarialmente en un país en el que no hay concienciación ambiental

Plato de Lifepack después de ser mezclado con tierra y regado.
Plato de Lifepack después de ser mezclado con tierra y regado.

Lifepack

Claudia hace un repaso por la trayectoria de su empresa, que creó junto a su marido Andrés Benavides. Es plenamente consciente del reto que supuso comenzar un proyecto como este en Cali, en Colombia, teniendo en cuenta que es un país donde se consumen 24 kilos de plástico por persona al año. 

"Empezamos con Lifepack hace más de una década, y en esa época la gente de aquí solo se preocupaba por comprar barato, no por ser respetuosos con el medio ambiente".

Razer se compromete con el medio ambiente y promete ser totalmente verde en 2030

Claudia y Andrés han viajado por diferentes partes del mundo para inspirarse en otros países que ya llevaban una larga trayectoria sostenible. 

Estuvieron 3 años en Estados Unidos, analizaron los países europeos con mayor incidencia en reciclaje o en el consumo de productos ecológicos, como Alemania o Suecia, y ya han comenzado a establecer acuerdos comerciales en España. Desde el primer momento han sido conscientes de que su proyecto tenía que volar si quería prosperar. 

Pese a las dificultades la empresa se encuentra en constante evolución, desde su nacimiento, ha ido creciendo entorno al 30% anualmente y cerró 2019 con un beneficio de 250.000 euros. 

Preparan su expansión con la incertidumbre de si podrán mantener su labor social

Platos y otros productos de packaging ecológico de Lifepack.
Platos y otros productos de packaging ecológico de Lifepack.

Lifepack

Un packaging de Lifepack no solo genera una nueva vida para el producto (cuando lo plantas puede dar desde semillas de chía, hasta fresas o piñas), ya que la empresa colombiana tiene una labor social en su cadena de producción. Aportan la tecnología necesaria a diferentes centros penitenciarios del país y ayudan a estas personas en su reinserción laboral. Actualmente trabajan con 350 mujeres en esta situación.

"Nos encantaría hacer esto en todos los modelos de producción de Lifepack, en todos los países donde los establezcamos, pero esto ya no depende de nosotros, depende de si los organismos estatales de cada país nos permiten hacerlo".

En cuanto a sus productos, ya producen eco-cartón para las empresas que quieren reducir sus emisiones de desechos plásticos, pero no pueden asumir el coste de los productos de semillas. Además, para la parte comercial han recibido la ayuda del Banco Interamericano de Desarrollo, una entidad del Gobierno colombiano, que les proporcionará asesoramiento para comenzar a abrir sus primeras franquicias. 

LEER TAMBIÉN: Razer se compromete con el medio ambiente y promete ser totalmente verde en 2030

LEER TAMBIÉN: Coca-Cola da un paso más en sostenibilidad y crea su primer prototipo de botella de papel

LEER TAMBIÉN: Este vaso reutilizable también es plegable y cabe en cualquier bolsillo

VER AHORA: Instagram incorpora las pestañas de Reels y Tienda en su nuevo diseño