Mi novio y yo nos gastamos casi 40.000 euros para llevar a nuestro perro de vacaciones a Japón: valió la pena cada céntimo

Faye Bradley,
Woman posing with golden retriever in Japan with mountain int he background
Tiffany Chan
  • Tiffany Chan y su pareja Anders trajeron a casa a Siu Tam, un golden retriever, en noviembre de 2019.
  • Tres años más tarde, la pareja pagó 40.000 dólares para llevar a su mascota a unas vacaciones de 53 días en Japón.

Este artículo se basa en una conversación con Tiffany Chan, de 32 años, propietaria de un perro y residente en Hong Kong. Este artículo ha sido editado por razones de extensión y claridad. Business Insider ha verificado los recibos de Chan.

Mi novio Anders y yo vivimos en Hong Kong y el año pasado nos gastamos unos 40.000 dólares (unos 37.000 euros) en llevarnos a nuestro perro de vacaciones a Japón. Fue mágico ver a Siu Tim experimentar su primera nevada y juguetear por los impresionantes paisajes japoneses.

Anders y yo tenemos 32 años. Él trabaja en el sector informático y yo tengo una tienda de repostería para mascotas. Trajimos a Siu Tim a casa cuando tenía tres meses.

Aunque al principio pensamos en una raza más pequeña, como un carlino o un bulldog francés, en cuanto vimos a Siu Tim en una tienda de animales de Mong Kok, supimos que era para nosotros.

A los cuatro o cinco meses, sentimos el impulso de viajar con Siu Tim, pero el COVID-19 paralizó nuestros planes durante tres años. Cuando cumplió tres años y se redujeron las restricciones, nos embarcamos en nuestro primer viaje juntos, decidiendo aprovechar la oportunidad mientras aún estaba lleno de vitalidad y alegría.

Se necesitaron muchos trámites, tiempo de planificación y tasas

Siu Tim en la facturación antes del vuelo a Japón.
Siu Tim en la facturación antes del vuelo a Japón.Tiffany Chan

En agosto de 2022, decidimos emprender nuestra primera aventura internacional en Japón. Este país, conocido por su ambiente acogedor para las mascotas y sus diversas estaciones, era perfecto para Siu Tim. Con un vuelo de poco más de cuatro horas, Japón parecía una opción más manejable en comparación con el largo viaje desde Hong Kong a Europa.

A principios de septiembre, solicitamos la ayuda de una agencia de reubicación de mascotas para que nos ayudara con los requisitos de viaje a Japón. Dado el plazo de 180 días necesario para la documentación, iniciamos el proceso rápidamente. A mediados de marzo de 2023, estábamos listos para embarcarnos en nuestra aventura.

La agencia de reubicación nos cobró 1.720 dólares (1.585 euros) por la caja de transporte, el permiso de importación, la vacuna contra la rabia, los análisis de sangre y varios gastos de gestión. La aerolínea cobró 1.615 dólares (1.490 euros) más por el servicio de transporte al extranjero.

El día del vuelo, llegamos al aeropuerto con dos horas y media de antelación para que Siu Tim pudiera embarcar sin problemas. Después de arreglar el papeleo, le dimos un último baño antes de meterlo en su jaula. Aunque entró sin resistirse, sus gritos denotaban que era consciente de nuestra inminente partida. Presenciar su angustia, aunque fuera brevemente, me hizo llorar.

Pero la tristeza desapareció rápidamente, ya que su emoción era palpable cuando lo recogimos de la zona de retención de animales del aeropuerto de Narita. Nuestra primera tarea fue llevarlo al centro de cuarentena para verificar su chip y completar el papeleo esencial para entrar en el país.

Visitamos 26 prefecturas de Japón en 53 días

En Kioto, vestimos a Siu Tim para una sesión fotográfica con kimono.
En Kioto, vestimos a Siu Tim para una sesión fotográfica con kimono.Tiffany Chan

Nuestro itinerario abarcó atracciones turísticas emblemáticas como el templo de Asakusa, en Tokio, y la ciudad de Kioto, para una sesión fotográfica con kimono. También visitamos zonas rurales, como el monte Nasu, y nos maravillamos con sus cascadas.

Así es el hotel para mascotas de Disney World, que tiene suites de lujo para las mascotas

Para facilitar los desplazamientos con Siu Tim, nos gastamos 1.160 dólares (1.070 euros) en alquilar un coche. El primer encuentro de Siu Tim con montañas nevadas fue lo más memorable del viaje. Recuerdo perfectamente su alegría mientras jugaba en la nieve, saltando, retorciéndose y ladrando de emoción. Para Anders, lo mejor fue llevar a Siu Tim al zoo a ver el espectáculo de delfines.

En Japón, Siu Tim destacó y se convirtió rápidamente en el preferido de los locales, quizá debido a la gran simpatía del país por los perros pequeños. Anders incluso aprendió a decir la edad de Siu Tim en japonés, lo que aumentó su encanto como tema de conversación.

El viaje fue caro, pero ya hemos pasado nuestras segundas vacaciones juntos

Couple standing in the snow and leaning on a white car with Golden Retriever in front.
Tiffany Chan

A pesar del elevado coste —el total con vuelos, hoteles, entretenimiento y cenas ascendió a unos 40.000 dólares (37.000 euros)—, embarcarnos en este viaje mereció absolutamente la pena. Ofrecer a nuestra mascota una experiencia inolvidable tiene un valor incalculable para nosotros, lo que hace que el sacrificio merezca la pena.

El mes pasado volvimos a Japón con Siu Tim. Pensamos que volver a Japón sería lo más sensato por la facilidad del proceso, pues ya habíamos realizado todos los trámites y pruebas necesarios.

En el segundo viaje, planeamos un itinerario menos intenso para evitar la fatiga del viaje. Optamos por estancias más largas en cada lugar, minimizando los cambios de hotel.

Para nuestras próximas vacaciones, hemos decidido empezar a ahorrar para llevarnos a Siu Tim de viaje por Europa.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.