Pasar al contenido principal

Tomar medio vaso extra de zumo natural al día podría aumentar el riesgo de diabetes, según Harvard

Mujer bebiendo zumo

Getty Images

  • Un pequeño aumento en el consumo de cualquier bebida azucarada está relacionado con un 16% más de riesgo de diabetes en 4 años.
  • No hay que beber más de un vaso al día de zumo de frutas, esto se debe a que los azúcares que aportan son del tipo "azúcar libre".
  • Descubre más historias en Business Insider España

Según un estudio realizado en la Universidad de Harvard, medio vaso extra de zumo de frutas a diario puede aumentar el riesgo de diabetes en un 15%.

La investigación, que ha contado con más de 190.000 participantes (mujeres y hombres), ha concluido que todos los tipos de bebidas azucaradas están relacionados con una mayor probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2. 

El zumo de fresa ha sido uno de los puntos clave. Los investigadores han destacado que parece que este sabor aumenta significativamente la probabilidad de diabetes en un 9%, incluso más que los refrescos azucarados artificialmente. 

Por ello los expertos han concluido que un pequeño aumento en el consumo de cualquier bebida azucarada está relacionado con un 16% más de riesgo de diabetes en 4 años. Como señala The Telegraph ,"cambiar tales bebidas por refrescos dietéticos o bebidas edulcoradas artificialmente no parece disminuir el riesgo". 

Leer más: Beber zumo y otras bebidas azucaradas podría aumentar el riesgo de padecer cáncer

Aún así, los investigadores han hecho un llamamiento a la calma junto con el comunicado de prensa donde anuncian este estudio. Han pedido cautela frente a este hallazgo ya que es posible que aquellos con alto riesgo de diabetes pudieran estar recurriendo a alternativas dietéticas después de años tomando bebidas azucaradas. 

En esta línea La Vanguardia ha publicado una lista con los 10 errores más comunes a la hora de preparar (y tomar) zumos naturales. Entre los consejos que dan destaca precisamente el de no beber más de un vaso al día, esto se debe a que "los azúcares que aportan los zumos son del tipo azúcar libre". En este mismo artículo se aclara que es porque "ese azúcar no va unido a la matriz de la fruta, por lo que no lleva la dosis de fibra que hace que absorbamos el azúcar de forma más lenta como pasa cuando tomamos la fruta en su forma sólida y la masticamos". 

Tres estudios a largo plazo

El estudio se ha realizado con los datos de más de 192.000 hombres y mujeres de entre 22 y 26 años que participaron en 3 estudios a largo plazo: Estudio de salud en Enfermería, Estudio de salud en Enfermería II, y Estudio de seguimiento de los profesionales de la salud. A partir de ahí los investigadores han ido estudiando los cambios en el consumo de bebidas azucaradas de los participantes a lo largo del tiempo a partir de cuestionarios cada cuatro años. 

La investigación ha revelado también que "reemplazar una porción diaria de una bebida azucarada con agua, café o té (no bebidas edulcoradas artificialmente) se relaciona directamente con un riesgo de diabetes entre un 2-10% menor". 

Leer más: Esta es la razón por la que tomarse un zumo es menos sano que comer la fruta entera

El Doctor Jean-Phillipe Drouin-Chartier, cabeza del grupo investigador y becario postdoctoral de la Universidad de Harvard ha afirmado que el estudio "proporciona más evidencias que demuestran los beneficios para la salud asociados con la disminución del consumo de bebidas azucaradas y la sustitución de estas por alternativas más sanas como el agua, el café o el té".

Este es el primer estudio que analiza si los cambios a largo plazo en el consumo de bebidas azucaradas y bebidas edulcoradas artificialmente están relacionados con el riesgo de diabetes tipo 2; lo han titulado "Cambios en el consumo de bebidas azucaradas y bebidas edulcoradas artificialmente y riesgo de diabetes tipo 2: resultados de tres grande cohortes prospectivas de hombres y mujeres en los EE.UU.". 

Y además