Pasar al contenido principal

Beber zumo y otras bebidas azucaradas podría aumentar el riesgo de padecer cáncer

Chica bebiendo zumo
Getty
  • Un estudio ha demostrado la relación entre beber más azúcar, ya sea en zumo u otras bebidas endulzadas, y las tasas más altas de cáncer.
  • Este controló otros factores como el ejercicio, los antecedentes médicos familiares, la situación de fumador, la edad y el nivel de educación, lo que sugiere que algo sobre las bebidas azucaradas es intrínsecamente peligroso.
  • La investigación está en línea con una creciente evidencia de que beber azúcar no es bueno para nuestros cuerpos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Existe una evidencia reciente de que beber azúcar, ya sea en zumo de frutas, refrescos o café y té endulzados, puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer.

Un nuevo estudio en el que participaron más de 100.000 adultos sugiere que, independientemente de quién sea cada uno y de lo saludable que sea su estilo de vida, si bebe azúcar (ya sea natural o artificial), es más probable que desarrolle cáncer que alguien que consume bebidas no endulzadas.

"Los resultados con respecto a los zumos de fruta pueden ser sorprendentes porque los zumos de fruta tienen una imagen saludable", ha dicho Mathilde Touvier, autora principal del estudio, a Business Insider.

Pero Touvier ha anotado que cuando se compara la cantidad de azúcar en una proporción determinada de zumo de fruta con los refrescos, las bebidas son notablemente similares, así que no debería sorprender el hecho de que los zumos puedan dañar nuestra salud a largo plazo.

"Contienen algunas vitaminas, un poco de fibras dietéticas y ningún aditivo alimenticio", ha asegurado Touvier. "Pero también contienen mucha azúcar".

Leer más: Una mirada perturbadora a la cantidad de grasa, azúcar, procesados y cereales que comemos cada día en comparación a la cantidad que deberíamos comer

Los resultados de su estudio, que fue publicado hoy en la BMJ, sugieren que independientemente de otros factores como la edad de una persona, sus antecedentes familiares, su nivel de actividad, la cantidad de estudios que ha recibido o incluso si está tomando anticonceptivos, las personas que beben más azúcar tienden a desarrollar más cáncer.

El hallazgo no prueba que las bebidas azucaradas causen cáncer, pero la relación es "significativa", han señalado los autores del estudio.

Siguiendo a los consumidores de azúcar durante años

Zumos de frutas
Zumos y frutas frescas en un mercado de granjeros en el centro de Los Ángeles. AP Photo/Richard Vogel

Esta no es la primera vez que las bebidas azucaradas se relacionan con malos resultados de salud. Investigaciones anteriores también han sugerido que beber más zumo aumenta el riesgo de muerte de una persona y aumenta las probabilidades de que pueda desarrollar problemas cardíacos, diabetes tipo 2 o morir de cáncer.

Pero este estudio es uno de los primeros que apunta a desentrañar los efectos peligrosos del azúcar en el cuerpo, las consecuencias del aumento de peso, los problemas metabólicos y los problemas cardíacos que a menudo son un efecto secundario de tomar bebidas dulces.

El nuevo estudio se basó en datos obtenidos de 101.257 adultos franceses que participaron en el estudio NutriNet-Santé entre 2009 y 2017. El gran estudio intentó controlar todo tipo de factores de la salud: los autores tomaron en cuenta el peso y la estatura de las personas, los patrones de ejercicio y alimentación, la educación, los antecedentes familiares de cáncer y otros factores potencialmente confusos.

Leer más: 13 alimentos que debes evitar si quieres tener unos dientes sanos y bonitos

Los investigadores controlaron a los participantes de vez en cuando durante el estudio, que duró varios años, haciéndoles preguntas detalladas sobre lo que comían en períodos de 24 horas. Los científicos incluyeron todo tipo de bebidas azucaradas en sus análisis: refrescos carbonatados y no carbonatados, jarabes, zumos de fruta 100%, bebidas afrutadas, bebidas calientes endulzadas, bebidas endulzadas a base de leche, bebidas deportivas y bebidas energéticas.

Luego, los investigadores contaron quiénes tenían cáncer. Según su análisis, no importaba mucho qué tipo de azúcar consumía la gente: aquellos que bebían sólo 3,3 onzas adicionales de azúcar al día aumentaron su riesgo de cáncer en un 18%.

Cuando los refrescos y otras bebidas endulzadas artificialmente se dejaron fuera de los cálculos, los datos mostraron que una persona que bebe 100 mililitros adicionales de zumo al día (3.3 onzas) puede aumentar su riesgo de cáncer en un 12%, en comparación con alguien que bebe menos zumo o no lo bebe (los hallazgos sugirieron una correlación especialmente fuerte para el cáncer de mama en las mujeres).

"Creo que el zumo es un poco más complicado de lo que la gente cree. El zumo de uva blanca y el zumo de manzana tienen altos niveles de azúcar y, por consiguiente, supone lo mismo que tomar un refresco", ha dicho Vasanti Malik, investigador de nutrición de la Facultad de Salud Pública T.H Chan de Harvard y que no participó en el estudio, a Business Insider. "Ciertamente, la evidencia que relaciona el zumo con una serie de problemas de obesidad y posibles problemas de salud cardio-metabólicos me hace tener más cuidado con mis hijos a la hora de beber zumo".

Sin embargo, un poco de zumo estaría bien

Niño preparando zumo
Un niño prepara jarras de zumo para que los musulmanes rompan su ayuno durante el Ramadán en un punto de distribución gratuita de alimentos en Rawalpindi, Pakistán, el domingo 20 de mayo de 2018. AP Photo/Anjum Naveed

El zumo funciona en el cuerpo de manera parecida a los refrescos y el té endulzado, ha apuntado Malik, ya que todos conducen a un "aumento de la glucosa en sangre" cuando son digeridos.

Así que "no es tan sorprendente" que todos estos tipos de bebidas azucaradas parezcan estar relacionados con el cáncer, ha agregado.

Además de aumentar las probabilidades de obesidad y diabetes, los mismos picos de azúcar en sangre podrían ayudar a que se desarrolle un cáncer, ha asegurado Malik.

Sin embargo, ella no está lista para tachar todas las frutas líquidas pulverizadas todavía. El nuevo estudio fue observacional, así que podría haberse reflejado simplemente el hecho de que la gente enferma bebe más zumos, o que haya alguna otra interacción confusa en el trabajo.

"El zumo contiene vitaminas, tiene antioxidantes que son beneficiosos para la salud cardiovascular y posiblemente para el cáncer, pero los altos niveles de azúcar en el zumo son adversos. Así que es un poco difícil", ha dicho Malik.

Leer más: Un estudio indica que los edulcorantes artificiales pueden llegar a provocar obesidad y diabetes

Ella dijo que espera ver estudios más rigurosos, especialmente algunos ensayos controlados, para tener una idea mejor de cómo los diferentes tipos de zumo afectan a nuestro cuerpo con el tiempo.

Por ahora, Touvier dijo que si te gusta el zumo, está bien disfrutar un poco de vez en cuando.

"La idea no es evitar totalmente el consumo de bebidas azucaradas o zumos", ha dicho. "Es sólo para equilibrar nuestra dieta y beber menos de un vaso al día".

La Organización Mundial de la Salud está de acuerdo con este consejo: la agencia sugiere que las personas no consuman más del 10% de sus calorías diarias de "azúcares libres", ya sea en bebidas, dulces, miel o jarabes naturales. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), por otro lado, sólo advierte a la gente sobre los peligros de los azúcares añadidos, recomendando que la gente limite esos peligros al 10% de sus calorías diarias.

"Es un tema complicado con muchos grupos de presión", ha dicho Touvier.

Y además