Pasar al contenido principal

Las bebidas azucaradas aumentan el riesgo de muerte, según un estudio

Azúcar
Justin Sullivan/Getty Images
  • Las bebidas azucaradas pueden ser más peligrosas para tu salud que los alimentos ricos en azúcar.
  • Los investigadores analizaron una muestra de 17.000 estadounidenses adultos y encontraron un vínculo entre beber este tipo de bebidas y una muerte prematura.
  • No establecen la misma vinculación en el caso de comidas con alto contenido en azúcar, sugiriendo que hay algo que hace más potente el hecho de beber el azúcar.

Beber un montón de café con azúcar, té, refrescos o zumos puede incrementar el riesgo de morir de forma prematura.

Es el descubrimiento realizado por un rompedor estudio elaborado en base a una muestra de 17.000 estadounidenses con más de 45 años. Los investigadores tras este estudio -aún pendiente de publicación han descubierto que a lo largo de seis años, aquellos que bebieron más bebidas con alto contenido en azúcares tenían más probabilidades de morir que los que no las tomaron.

De hecho, los resultados sugieren que cuanto más azúcar bebe una persona, mayor es el riesgo de muerte.

Los adultos que toman al menos 700 ml de bebidas de este tipo al día tienen en doble de probabilidades de morir de una enfermedad cardíaca que aquellos que beben menos de 30 ml. Los amantes de los refrescos también incrementan el riesgo de lo que se llama muerte "por cualquier causa", algo que indica que el azúcar puede ser mortal por muchos motivos.

Los autores señalan, no obstante, que su descubrimiento no establece una relación causa-efecto porque sólo se observan tendencias, así que no pueden decir con seguridad que consumir más azúcar haga a la gente morirse. La American Beverage Association rápidamente señaló este hecho.

"Estos son sólo descubrimientos preliminares de un estudio que aún no se han publicado, pero sus autores reconocen que no pueden afirmar que los refrescos con azúcar sean la causa de este problema" comenta esta asociación a Business Insider en un correo electrónico.

Sin embargo, hay un claro vínculo entre la muerte prematura y el azúcar líquido de los refrescos, Frappuccinos y zumos de frutas. Es interesante que el estudio no establezca esta relación con los alimentos ricos en azúcar; las personas que los consumen en mayor cantidad no parecen mostrar una mayor probabilidad de muerte. Esto sugiere que puede haber algo especialmente tóxico en beberte el azúcar.

El efecto del azúcar en tu organismo

Jean Welsh, autor del estudio, comenta a Business Insider que hay una razón científica por la que las bebidas azucaradas son más potentes que los alimentos sólidos.

Azúcar
AP

"Es básicamente azúcar y agua, sin proteínas o grasa para contrarrestarla en el organismo" afirma Welsh.

Cuando bebemos azúcar, la fructora llega directamente al hígado, sin ser filtrada por nutrientes como la fibra, que ralentiza la digestión y nos ayuda a mantenernos llenos y satisfechos.

"Hay bastante evidencia para afirmar que al beber calorías líquidas, como las de los refrescos, no nos sentimos tan llenos".

Esta es la razón por la que el zumo de frutas es peor para ti que comerte la fruta entera: exprimir la pieza elimina la fibra y las partes más densas en nutrientes, algo que eleva temporalmente tus niveles de azúcar en sangre haciéndote sentir hambriento después.

El problema de Estados Unidos con las bebidas azucaradas

Las estimaciones sugieren que los niños y adultos estadounidenses obtienen aproximadamente el 7% de las calorías que consumen al día de bebidas azucaradas.

Aunque la población de EEUU ha reducido la cantidad de refrescos que consume, el número de calorías procedentes de estas bebidas se ha mantenido estable durante los últimos años, comenta Welsh. Eso es porque el azúcar se esconde en muchas otras bebidas, como por ejemplo el agua de coco, las bebidas para deportistas o los elixires vitaminados.

La mayoría de la gente probablemente ni siquiera es consciente de cuánto azúcar está tomando: un estudio reciente realizado a 300 niños y sus padres descubrió que una enorme cantidad de madres y padres infraestima de forma habitual la cantidad de azúcar que da a sus hijos. Eso les pone en riesgo de sobrepeso.

El primer paso para ayudar la gente a estar más sana, añade Welsh, es simplemente desarrollar un mejor conocimiento acerca de cuánto azúcar se toma al día.

"Simplemente tenemos que ser conscientes de la cantidad de calorías vacías que no nos aportan nutrientes" comenta. "Un poco ya es bastante, pero mucha cantidad puede ser un problema".

Te puede interesar