Pasar al contenido principal

Una mirada perturbadora a la cantidad de grasa, azúcar, procesados y cereales que comemos cada día en comparación a la cantidad que deberíamos comer

Una comparación entre lo que comemos y lo que deberíamos comer cada día.
Peter Macdiarmid/Getty Images
  • El mundo tiene más que suficiente comida para comer, pero desafortunadamente, no es del tipo correcto.

  • Diariamente, estamos comiendo mucha azúcar y consumiendo demasiados cereales, sin obtener suficientes frutas y verduras frescas.

  • Parte del problema es que el mundo no produce los suficientes nutrientes que la gente realmente necesita.

Definitivamente estamos obteniendo suficiente para comer en general — simplemente no de la forma correcta.

Por ejemplo los estadounidenses consumen alrededor de 400 calorías más al día que en la década de 1970, lo que representa un aumento del 20%. En España casi 6 de cada 10 adultos tienen sobrepeso u obesidad.

Los agricultores y los fabricantes de alimentos también han acelerado las cosas. En todo el mundo, la cantidad de calorías disponibles para cada persona ha aumentado casi en un tercio (28%) en los últimos 50 años. En particular, el apetito mundial por los animales se ha disparado: el consumo mundial de carne per cápita ha aumentado a casi cien kilos por año, un aumento dramático desde los 67 kilos de carne que comía la gente a mediados de la década de 1980.

Pero poco a poco hemos ido reemplazando las frutas, las verduras y las grasas buenas como el aceite de oliva, la mantequilla y el pescado por alternativas baratas y producidas en masa. Y eso está teniendo un efecto en nuestra cintura y en nuestra salud a largo plazo.

"El acceso a alimentos convenientes y baratos ha cambiado los patrones alimentarios mundiales y ha hecho posible que muchos países de ingresos medios, especialmente en Oriente Medio y África del Norte, se enfrenten a una doble carga de desnutrición y sobrepeso u obesidad", ha advertido un nuevo informe de HSBC.

El informe se basa en datos de 45 países ricos y de ingresos medios de todo el mundo, y compara lo que la persona promedio come a diario con el ideal recomendado por médicos y nutricionistas. Así es como se agrupan:

Lo que deberiamos comer vs lo que comemos
Fuente: HSBC Shayanne Gal/Business Insider

Por supuesto, los elementos de ejemplo en el plato de arriba son simbólicos (los expertos en nutrición nunca sugerirían que necesitas comer un aguacate entero cada día o comer cinco huevos para estar saludable). La imagen es una representación visual de lo que tu cuerpo generalmente necesita: por ejemplo, la cantidad de grasa en un aguacate se refiere a la cantidad de energía que tu cuerpo necesita para funcionar durante un día determinado. Y no necesitas nada de azúcar.

Vale la pena recordar que la mayoría de los alimentos integrales saludables tampoco se pueden categorizar en una sola caja nutricional. Comer un aguacate, por ejemplo, es una buena manera de obtener otros nutrientes además de la grasa — están cargados con potasio, fibra, vitaminas C y B-6, y magnesio.

Según el informe de HSBC, el problema es sistémico, no personal: Las frutas y verduras sólo representan el 28% de la producción mundial de alimentos, a pesar de que los alimentos que combaten el cáncer deberían constituir idealmente más del 40% de nuestra dieta. Un estudio de 2018 encontró que el mundo produce "12 porciones de cereales, 5 de frutas y verduras, 3 de aceite y grasa, 3 de proteínas, 1 de leche y 4 de azúcar por persona y día".

No necesitamos nada de ese azúcar, y podríamos reemplazar gran parte de los cereales y el aceite con productos frescos.

En los Estados Unidos, por ejemplo, los subsidios para el maíz y la soja hacen que sea barato producir artículos poco saludables como cereales, patatas fritas y refrescos. Esto ha permitido que los alimentos azucarados y procesados (que están claramente vinculados a más casos de cáncer y a la mala salud) se conviertan en la columna vertebral de la dieta de muchos consumidores. Nuestra comida rápida también se ha vuelto más salada y más pesada; una comida típica en los Estados Unidos ahora suma aproximadamente la mitad de las calorías diarias recomendadas por una persona.

Esta no es una estrategia recomendada por el médico para una buena salud.

En cambio, como la cardióloga de Harvard Sara Seidelmann ya contó a Business Insider, deberías "tratar de tomar decisiones que llenen tu plato de plantas — alimentos enteros y cereales enteros". Cosas que puedes reconocer.

Te puede interesar