Pasar al contenido principal

4 bebidas que consumes todos los días que podrían aumentar tu riesgo de tener cáncer

4 bebidas que consumes todos los días que podrían aumentar tu riesgo de cáncer.
  • El cáncer es el resultado del daño del ADN en el cuerpo y puede ser provocado por factores genéticos incontrolables. Pero hay algunas cosas que podemos hacer para reducir el riesgo de desarrollar cáncer.

  • Existe mucha información convincente de que beber alcohol puede causar cáncer. Lo mismo ocurre con las bebidas azucaradas.

  • Ingerir bebidas muy calientes también es algo malo para tu esófago y podría aumentar un poco el riesgo de cáncer de algunas personas.

  • Algunas afirmaciones sobre la relación del cáncer y el café son más sospechosas.

  • Descubre más historias en Business Insider España.

Es fácil tener la sensación de que, sin importar lo que hagamos o adónde vayamos, el cáncer nos rodea. De hecho, en 2030 se prevé que en España habrá un nuevo caso de cáncer cada 1,8 minutos y un fallecimiento cada 3,8 minutos según datos del Observatorio del Cáncer de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Algunos cánceres son inevitables y están determinados por la genética. Pero la verdad es que hay algunos comportamientos que podemos controlar que influyen en nuestro riesgo de cáncer. Respirar aire sucio (ya sea por el humo del cigarrillo o la contaminación del aire), comer (o no comer) ciertos alimentos y estar cerca de ciertos productos y sustancias químicas todos los días puede contribuir a cómo, cuándo y a si las personas contraen o no cáncer.

Incluso tus elecciones sobre lo que bebes todos los días pueden tener alguna influencia en tu riesgo de cáncer.

A continuación tienes algunas de las bebidas que la ciencia ha sugerido que están provocando a más casos de cáncer, e incluso muertes.

Tenemos muchas pruebas de que beber alcohol contribuye a más casos de cáncer.

Tenemos mucha información de que beber alcohol contribuye a más casos de cáncer.
Stefan Wermuth / Reuters

Llámalo licor o alcohol, pero el nombre científico de esta sustancia es alcohol etílico. Es una sustancia química típicamente hecha de azúcares en fermentación (como los de las uvas) o almidones (como las patatas o el arroz) con levadura.

Parte de la razón por la que el alcohol es peligroso es que irrita los tejidos, haciendo más fácil que los carcinógenos (compuestos causantes de cáncer) entren a hurtadillas y causen daño al ADN en el cuerpo.

Los científicos han demostrado una y otra vez que beber alcohol puede contribuir a varios tipos diferentes de cáncer en los seres humanos. La dosis también es importante: cuanto más bebas, mayor será tu riesgo de desarrollar diferentes tipos de cáncer, incluyendo el de cabeza, cuello, garganta, hígado, mama y colon.

Un estudio mundial de bebedores en 195 países publicado en 2018 encontró que no importa dónde viva la gente, los bebedores más pesados tienen más probabilidades de desarrollar cáncer, y también tienen más probabilidades de morir de cáncer y muchas otras causas.

Mucha gente vive hasta una edad avanzada mientras bebe alcohol regularmente. Pero eso no significa que el hábito esté libre de riesgos.

Mucha gente vive hasta una edad avanzada mientras bebe alcohol regularmente. Pero eso no significa que el hábito esté libre de riesgos.
Yui Mok — WPA Pool/Getty

En Inglaterra, la Reina Isabel II, de 92 años de edad, disfruta del vino con su almuerzo y bebe champán antes de acostarse regularmente. Al otro lado del Atlántico, en Pensilvania, Andrew Slavonic, de 101 años de edad, dice que beberse una lata de Coors Light todas las tardes ha sido su billete de oro para vivir más de 100 años.

Existe alguna evidencia de que una cantidad moderada de alcohol (digamos, un vaso al día) puede ayudar a proteger contra algunas cuestiones de salud, especialmente la enfermedad cardíaca y la diabetes. Pero hay diferencias genéticas subyacentes que hacen que algunas personas sean más propensas a desarrollar enfermedades mortales.

En Francia, donde la gente bebe un promedio de 2,7 vasos de alcohol al día, el alcohol mata a aproximadamente 49.000 personas cada año. Las autoridades sanitarias del país amante del vino animan ahora a los franceses a beber menos.

El alcohol es alcohol, y no es bueno para nuestro cuerpo en grandes dosis, ya sea un vaso grande de Côtes du Rhône, un trago de coñac o un par de botellas de Budweiser.

Las bebidas azucaradas también pueden ser peligrosas. El azúcar está relacionado con más casos de cáncer, e incluso hay alguna prueba de que pueden ayudar a que los tumores crezcan más rápido y de manera más agresiva.

Las bebidas llenas de azúcar también pueden ser peligrosas. El azúcar está relacionado con más casos de cáncer, e incluso hay alguna prueba de que puede ayudar a que los tumores crezcan más rápido y de manera más agresiva.
Shutterstock

Un estudio reciente de más de 118.000 hombres y mujeres en los Estados Unidos sugiere que las personas que toman más bebidas endulzadas con azúcar tienen más probabilidades de morir por todo tipo de cosas, incluyendo cánceres de mama y de colon.

 

Es particularmente mala idea beber azúcar porque los dulces líquidos se absorben y digieren muy rápidamente en el cuerpo.

Es particularmente mala idea beber azúcar porque los dulces líquidos se absorben y digieren muy rápidamente en el cuerpo.
Shutterstock/Grzejnik

Cuando tomamos azúcar de bebidas como jugos o refrescos, la fructosa se precipita hacia el hígado, sin que disminuyan los nutrientes clave, como la fibra, que frenan la digestión y nos ayudan a sentirnos llenos y saciados.

"Uno acaba consumiendo más calorías por día y esto lleva a un aumento de peso con el tiempo", dijo recientemente a Business Insider Vasanti Malik, científico investigador del Departamento de Nutrición de la Facultad de Salud Pública de Harvard T. H. Chan.

Ese aumento de peso puede provocar cánceres relacionados con la obesidad, incluyendo cánceres de mama y de colon.

Es especialmente preocupante cuando se considera que al cáncer también le encanta usar azúcar como combustible. Todavía se necesita más investigación sobre este fenómeno en humanos, pero los estudios de laboratorio en ratones y levaduras sugieren que el azúcar puede alimentar esencialmente a los tumores cancerosos, estimulándolos para que crezcan rápida y agresivamente.

Las bebidas calientes que se sirven a temperaturas cercanas a la ebullición también pueden aumentar el riesgo de que una persona desarrolle cáncer en el tubo que lleva los alimentos y bebidas de la boca al estómago.

Las bebidas calientes que se sirven a temperaturas cercanas a la ebullición también pueden aumentar el riesgo de que una persona desarrolle cáncer en el tubo que lleva los alimentos y bebidas de la boca al estómago.

Los científicos han descubierto que las personas que beben mate muy caliente, que tradicionalmente se sirve caliente en las zonas más frías de Argentina, tienen tasas más altas de cáncer de esófago. Beber alcohol y fumar pueden agravar ese riesgo.

Los riesgos no son exclusivos de Sudamérica.

En un estudio reciente, las personas en el noreste de Irán que beben dos tazas de té muy caliente todos los días casi duplican su riesgo de desarrollar cáncer de esófago en comparación con los iraníes que esperaban a que su bebida se enfriara.

Leer más: Estas serán las 10 primeras causas de muerte en 2040 en España

Afortunadamente, los científicos han descubierto que el riesgo de cáncer de esófago por las bebidas calientes es relativamente pequeño. En el estudio iraní, el número de casos adicionales ascendía a unos 17 por cada 100.000 personas. También es bastante fácil evitar beber cosas que están demasiado calientes para controlar.

Afortunadamente, los científicos han descubierto que el riesgo de cáncer de esófago por las bebidas calientes es relativamente pequeño. En el estudio iraní, el número de casos adicionales ascendía a unos 17 por cada 100.000 personas.
Eric Thayer/Getty Images

Solo tienes que ser amable con tu lengua y con tu esófago, y simplemente espera unos minutos antes de disfrutar de tu taza de té, café o mate.

La gente también está cada vez más preocupada por los riesgos que supone tomar café

La gente también ha estado cada vez más preocupada por los riesgos de cáncer del café.
Thomas Barwick/Getty Images

Durante décadas, los investigadores han tratado de ver si existe una relación entre el consumo de café y el riesgo de cáncer, pero se han quedado cortos debido a factores confusos como el fumar cigarrillos, que también podrían aumentar el riesgo de cáncer.

Sin embargo, un estudio en curso está observando a más de 1,2 millones de personas que son fumadores, que fueron fumadores en algún momento o que no son fumadores. Los resultados aún son preliminares, pero los investigadores han encontrado que las personas en estas tres categorías que bebían dos tazas más de café o té diariamente tenían un mayor riesgo de cáncer de pulmón.

La autora principal del estudio, la Dra. Xiao Ou Shu, dijo que su equipo no pudo controlar el humo inhalado indirectamente y los cambios en el comportamiento del tabaquismo, por lo que los resultados finales probablemente no ofrezcan una imagen exacta del riesgo del café en relación con el cáncer.

Durante el proceso de tostado, el café libera una sustancia química que se ha relacionado con el cáncer.

Durante el proceso de tostado, el café libera una sustancia química que se ha relacionado con el cáncer.
Campeonato Mundial de Baristas 2013 en la Exposición Internacional del Café de Melbourne. Johan Fantenberg/Flickr

Johan Fantenberg/Flickr

La tostadura del café produce un compuesto químico llamado acrilamida que no puede ser removido del café antes de ser consumido.

La acrilamida es peligrosa cuando se consume en grandes dosis (es una de las sustancias químicas tóxicas que los fumadores inhalan), pero no hay evidencia de que la pequeña dosis que se encuentra en el café sea dañina para nuestros cuerpos.

Pero la conexión con el cáncer es tenue en el mejor de los casos.

Pero la conexión con el cáncer aquí es tenue en el mejor de los casos.
Mohammad Khursheed/Reuters

Aunque un tribunal de California (Estados Unidos) dictaminó en 2018 que los vendedores de café en ese estado deben incluir etiquetas que adviertan a los clientes sobre los posibles riesgos de cáncer de la acrilamida en el café, los expertos en salud no están convencidos de que la regla se base en la mejor ciencia.

La Oficina de Evaluación de Peligros para la Salud Ambiental de California (OEHHA, por sus siglas en inglés) está desafiando la ley, argumentando que no hay suficiente evidencia de que el café cause cáncer. La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos está de acuerdo y dijo que una advertencia sobre el cáncer en el café es más probable que confunda y engañe a los consumidores que los ayude.

Es más, tanto la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer como la Sociedad Americana del Cáncer dicen que la investigación científica sugiere que el café es más probable que sea un combatiente del cáncer porque puede reducir el riesgo de las personas de desarrollar ciertos tipos de cáncer en el seno, el hígado y el colon.

El café también tiene muchos otros beneficios para la salud, especialmente cuando se trata del envejecimiento del corazón.

El café también tiene muchos otros beneficios para la salud, especialmente cuando se trata del envejecimiento del corazón.
Shutterstock/Sergey_Bogomyako

Es la única bebida en esta lista que es segura para continuar bebiendo todo lo que quieras.

Un equipo de investigadores alemanes que recientemente estudiaron cómo la cafeína influye en el rendimiento de las células de los vasos sanguíneos sugiere que unas cuatro tazas de café al día podrían ser la cantidad perfecta para mantener un corazón saludable y joven.

De las investigaciones realizadas hasta la fecha se desprende claramente que el azúcar y el alcohol son mucho más peligrosos.

Preparaos, mis amigos amantes de la cafeína.

Y además