El Consejo de Ministros aprueba la reforma del subsidio por desempleo: ¿por qué te interesa y cómo te afecta como trabajador?

Camareros en Madrid fusión

REUTERS/Susana Vera

  • El nuevo subsidio por desempleo aumentará las cuantías para los parados. El Consejo de Ministros aprueba la reforma con el acuerdo de los sindicatos y el rechazo de los empresarios.
  • En Business Insider España analizamos en qué consiste la medida y cómo te afecta como trabajador: quiénes son las personas beneficiarias del subsidio por desempleo, nuevas cuantías, compatibilidad con un trabajo y otras claves.

La reforma del subsidio por desempleo podría ver la luz pronto, aunque todavía tiene que pasar por el tamiz del Congreso (otra vez).

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy la nueva reforma —junto con la eliminación del despido automático por discapacidad—, que aumentará la mayoría de ayudas para los parados de 480 euros a 570 euros al mes.

"Ese aumento de 90 euros al mes es muy importante, y va a suponer que centenares de personas, que viven por desgracia del subsidio, vean mejorada esta situación", ha destacado la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

"Las personas trabajadoras que se acojan al nuevo modelo del nivel asistencial del desempleo disfrutarán de un acceso más simple, gozarán de mejor protección y podrán compatibilizar los subsidios y prestaciones por desempleo con la actividad laboral", resumía Díaz.

A principios de mayo, el Gobierno llegó a un acuerdo con los sindicatos CCOO y UGT (pero con el rechazo de la patronal de empresarios CEOE-Cepyme) para sacar adelante este nuevo sistema de protección asistencial. Ahora, necesitará el apoyo necesario en el Congreso.

No lo consiguió a principios de año. Es la segunda vez que el Ejecutivo intenta aprobar la reforma, con la que se juega además buena parte de los fondos europeos, al estar ligada a los desembolsos del Plan de Recuperación. También en enero llegó a un pacto con los sindicatos, pero fue el Congreso el que tumbó la medida por el voto en contra de la oposición, y también de Unidas Podemos, los propios socios de Gobierno. 

El partido morado dejó caer la reforma porque esta no incluía la sobrecotización del 125% para los beneficiarios mayores de 52 años, sino que la dejaba en el 100%. 

Esta vez, la nueva propuesta pactada sí que contempla esta medida, por lo que se prevé que no haya trabas para sacarla adelante. Los empresarios, por su parte, rechazan la medida por considerar que debería ir acompañada de otra reforma de las políticas activas de empleo, teniendo en cuenta que, a pesar de la elevada tasa de paro, hay cada vez más empresas que sufren del problema de las vacantes.

Para Díaz, sin embargo, la reforma ayuda a "simplificar trámites y mejorar las cuantías, las condiciones de acceso y compatibilidad entre subsidios y desempleo".

La nueva reforma aumenta la mayoría de cuantías de la ayuda hasta los 570 euros mensuales, protege a más colectivos, permitirá compatibilizar un trabajo con el propio subsidio y mantendrá en el 125% la cotización de los mayores de 52 años.

"Es una medida social y solidaria, que trata de favorecer a colectivos especialmente perjudicados y que no debería suponer una proporción relevante del gasto público, y como tal hay que entenderla", explica Leopoldo Torralba, economista senior de Arcano Partners:

"Se trata de combatir una lacra social que afecta al país, como es el desempleo de larga duración de los mayores de 45 años, lo que les dificulta mucho la reinserción en el mercado laboral y les condena al ostracismo durante muchos años potencialmente".

La aprobación de la reforma del subsidio por desempleo es clave para el Gobierno: de ella depende el desembolso del cuarto pago de los fondos europeos, nada menos que 10.000 millones de euros en juego. Estas son sus claves y novedades principales:

Paro, oficina de empleo España

¿Qué es el subsidio por desempleo y quién tiene derecho a cobrarlo?

El conocido como subsidio por desempleo es una prestación no contributiva, o de nivel no asistencial, que concede la Seguridad Social a las personas en paro que cumplan con una serie de requisitos.

"Los subsidios son un instrumento temporal para que las personas en situación de desempleo puedan acceder al empleo", resumía el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, el día de la firma del pacto.

Este se otorga, en general, a las personas paradas —inscritas como demandantes de empleo— que no tienen derecho a la prestación por desempleo o que la han agotado, y que perciben rentas que no superan el 75% del salario mínimo interprofesional (SMI: fijado en 1.134 euros al mes en 14 pagas, tras la subida aprobada y que ha entrado en vigor en 2024).

Además, el requisito de insuficiencia de rentas pasa ahora a englobar tanto el ámbito personal como el de la unidad familiar, que incluye a las parejas de hecho y a "vínculos de convivencia o de dependencia económica". "Va a favorecer el acceso de muchas personas al subsidio por desempleo", ha ensalzado Unai Sordo, secretario general de CCOO.

Por último, la reforma permite que quienes han trabajado a tiempo parcial podrán cobrar la ayuda íntegra —gracias a la eliminación de los subsidios parciales— y que las personas que hayan cotizado menos de 12 meses también tengan derecho a esta, informa El Economista.

Nuevos colectivos protegidos

Entre los beneficiarios del subsidio, se encuentran nuevos colectivos protegidos gracias a esta reforma. 

Afecta también a trabajadores que no han cotizado lo suficiente para acceder a una prestación contributiva —menos de seis meses, aunque no tengan cargas familiares—, menores de 45 años sin cargas familiares que agoten la prestación contributiva (solo lo cobrarán durante un máximo de seis meses), los eventuales agrarios de todo el país y personas trabajadoras transfronterizas en Ceuta y Melilla, así como emigrantes retornados y mujeres víctimas de violencia de género o sexual desde los 16 años —ellas podrán acceder a un subsidio específico de nueva creación, que tiene las mismas cuantías que el ordinario—, entre otros supuestos.

A quienes no tengan derecho a cobrar el subsidio por desempleo se les podrá derivar hacia otras ayudas existentes, como y sobre todo el ingreso mínimo vital (IMV), si bien las víctimas de violencia de género y las personas emigrantes retornadas se mantendrán en el subsidio.

Cuánto te dan en el subsidio por desempleo: nuevas cuantías

Una de las novedades principales del subsidio por desempleo, cuyo acuerdo se ha anunciado el pasado 8 de mayo de 2024, se halla en las cuantías —aumentan desde los actuales 480 euros mensuales, el 80% del IPREM (indicador público de renta de efectos múltiples)— y la forma de pago, que queda de la siguiente manera:

  • 570 euros al mes (95% del IPREM) durante los primeros seis meses
  • 540 euros al mes (90% del IPREM) durante los siguientes seis meses
  • 480 euros (80% del IPREM) a lo largo del resto del periodo

"Hoy esta gente va a poder vivir un poco mejor" gracias a esos 90 euros más en los meses iniciales, resaltó Díaz en la firma del pacto: "Esto no es ninguna paguita, es un derecho de las personas trabajadoras".

Sin embargo, la excepción es para la modalidad del subsidio para mayores de 52 años, quienes cobrarán los 480 euros actuales debido a su cotización más elevada y mayor duración.

Ilustración de empleados en el trabajo sin productividad o sin motivación

¿Cómo afecta a los mayores de 52 años?

Las personas en paro con una edad superior a los 52 años mantienen los 480 euros mensuales del subsidio por desempleo. Sin embargo, la base de cotización vuelve al 125% para este colectivo, frente al 100% en el que lo dejaba la norma de enero y que fue el principal caballo de batalla de Podemos.

A esto se sumará una inversión de 600 millones de euros en políticas activas de empleo para mayores de 52 años.

¿Se puede compatibilizar el subsidio por desempleo con un trabajo?

Sí. La nueva formulación del subsidio por desempleo acordada mantiene, como la anterior versión, la posibilidad de compatibilizar esta ayuda con el trabajo por cuenta ajena, a tiempo completo o a tiempo parcial.

"Se trata de incentivar el interés del beneficiario por continuar ocupado, y se estructuran los calendarios de cobros de sus prestaciones para que vaya percibiendo que sea mucho mejor trabajar que depender de la prestación", apunta Torralba.

Desde el Ministerio de Trabajo lo presentan como "un complemento de apoyo al empleo" que se podrá percibir durante un tiempo máximo de 180 días, en una o varias relaciones laborales, si bien irá reduciéndose según la jornada laboral: desde el 80% del IPREM (480 euros) cuando el trabajo sea a jornada completa al 60% (360 euros) si la jornada es inferior a la mitad.

Esta compatibilidad irá unida a programas de control para evitar abusos —mediante un convenio de colaboración entre el SEPE e Inspección de Trabajo para evaluar los supuestos de compatibilidad, según recoge el acuerdo— y beneficiaría sobre todo a las trabajadoras: "A partir de hoy, quien trabaje a tiempo parcial (esto son las mujeres en nuestro país) no va a sufrir una merma en su protección", ha destacado Díaz, quien describe la reforma como "feminista".

La compatibilidad con un empleo también se aplica al cobro de la prestación contributiva: en este caso será después de un año cobrando la ayuda y con el requisito de que el salario no supere el 225% del IPREM (en la actualidad, eso supone un límite de 18.900 euros brutos al año, o 1.350 euros al mes), según recoge El Economista.

Finalmente, los y las estudiantes que perciban una beca podrán igualmente compatibilizarla con el subsidio por desempleo.

Plazos del subsidio: se elimina el mes de espera

Como sucedía con la anterior versión, tumbada en el Congreso, la nueva norma del subsidio por desempleo suprimirá el plazo de espera de un mes que existía antes desde que se agotaba la prestación contributiva: "No tenía ninguna razón jurídica", señala Díaz.

De esta forma, la ayuda se podrá cobrar desde el primer día en que se tenga derecho. Sin embargo, si se solicita seis meses después de que nazca este, la petición será denegada.

En cuanto a la duración, el tiempo en el que se podrán los subsidios de desempleo será de hasta 30 meses como máximo, dependiendo de la edad, las circunstancias familiares y la duración de la prestación agotada.

¿Cuándo entra en vigor?

Con carácter general, y a la espera de su paso por el Congreso, la norma de la reforma del subsidio por desempleo entrará en vigor en noviembre de 2024.

Descubre más sobre , , autores/as de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.