Las 3 mejores recetas con arroz, según expertos

arroz integral

Getty Images

  • El arroz es un alimento muy versátil que te permite preparar platos de todos los tipos y para todos los gustos.
  • Entre las miles de variedades que puedes elaborar, hay 3 recetas que tienes que aprender a cocinar a la perfección.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

No puede haber ritual de unión más solemne que comer una paella o arroz en compañía, incluso es un evento que une a las familias los domingos. ¿A quién no le gusta un buen arroz? 

Este alimento nunca falta en la mayoría de cocinas y, aunque puede que haya alguien al que no le guste, es en general un básico en nuestra alimentación

El arroz, y sus distintas variedades, ofrece un sinfín de posibilidades a la hora de idear recetas, pero hay algunas que son las favoritas de la mayoría y son las que tienes que aprender a dominar a la perfección.

Aunque el arroz sea una muy buena opción como guarnición para acompañar una carne o un pescado, cuando se convierte en el protagonista de la receta es cuando mejor podrás disfrutar de su versatilidad.

Como existen millones de recetas, lo mejor es que aprendas a preparar las 3 imprescindibles entre las que no puede faltar la paella, el risotto y, como postre, un rico arroz con leche.

Paella valenciana

Paella valenciana

Preparar el sofrito con unos ingredientes concretos, utilizar un tipo de arroz específico y esperar unos minutos antes de servirla son algunos de los consejos que apuntan los expertos para conseguir una paella valenciana perfecta. 

Una de las recetas sobre las que suele haber más discusión es la que deriva en la elaboración de este plato. Para despejar dudas, la Comunidad Valenciana ha dado a conocer una lista con varios consejos a tener en cuenta a la hora de ponerse a cocinar una paella para hacerla al más puro estilo valenciano. 

Como en toda buena receta, la clave están en la calidad y frescura de los ingredientes y, en el caso de la paella, no todo vale:

  • 1,5 kg de arroz bomba
  • Un pollo de corral
  • 1/2 conejo
  • 500 g de judía verde plana
  • 500 g de garrofó 
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimentón dulce
  • Tomate triturado
  • Azafrán
  • Romero fresco
  • Sal

El primer paso para preparar la paella es hacer un buen sofrito donde se incluye el pollo, el conejo, las judías y el garrofó, sazonando con un poco de sal y pimentón hacia el final. Cuando esté bien dorado se añade el tomate triturado y se rehoga.

El truco para que no se pegue el arroz de la paella

Una vez esté listo el sofrito, es el momento de añadir el agua. Lo recomendable es que sea 3 partes de agua por una de arroz, aunque hay muchos factores que entran en juego, como el fuego, la humedad, el tamaño de la paella, etc. Deja que el caldo se haga durante 25 o 30 minutos y añade el azafrán. 

Tras esto, llega el momento de echar el arroz y distribuirlo por la paella. Deja que cueza unos 20 minutos hasta que se consuma el agua, aunque es posible que tengas que añadir un poco más si se ha quedado seco demasiado pronto. Por último, deja la paella reposar unos minutos tapada antes de servirla. 

Risotto de setas

Risotto de setas

El risotto de setas es una de las recetas de esta variedad de arroz más conocidas en la gastronomía italiana.

La receta original se hace con funghi porcini, un tipo de setas típicas de Italia, pero se puede elaborar con cualquier seta que encuentres en el supermercado.

A diferencia de la paella, el risotto se elabora incorporando poco a poco el caldo mientras se remueve lentamente con una cuchara de madera. Este paso se repite tantas veces como sea necesario cada vez que se evapora por completo hasta que se haya conseguido la textura melosa deseada. 

Los ingredientes que necesitarás para preparar un delicioso risotto de setas son:

  • 1 litro de caldo de pollo
  • 400 g de arroz arborio
  • 300 g de setas
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 vasito de vino blanco
  • 75 g de queso parmesano rallado
  • 70 g de mantequilla
  • Sal
  • Pimienta

Empieza la receta cocinando en una sartén o cazuela la cebolla bien picada y el ajo. Deja que se rehogue con un poco de mantequilla e incorpora las setas troceadas. Sazona al gusto.

Tras haber hecho esto, baja el fuego y echa todo el arroz. Remueve para que se dore un poco e incorpora el vino. 

Llega el momento de añadir la primera dosis de caldo que tienes que mantener caliente en otro recipiente para que no enfríe la preparación cada vez que lo añades. 

Remueve lentamente y deja que se evapore. Deberás repetir esta operación una vez cada 5 minutos aproximadamente durante alrededor de media hora hasta que esté en su punto.

El arroz tiene que quedar cremoso pero sin pasarse. Llegados a este punto, añade el queso parmesano y un poco de mantequilla y ya estaría listo.

Arroz con leche

Arroz con leche

El arroz con leche es uno de los postres más clásicos de los recetarios y ha pasado de generación en generación, ya que se puede hacer de muchas formas y siempre triunfa entre los comensales. 

Este tradicional poste se puede servir frío, templado o caliente según la época del año (y del gusto de quien lo vaya a tomar).

Aunque sencilla, la receta del arroz con leche tiene truco, ya que que para conseguir una versión cremosa, lo más importante es la elección de ingredientes y el tiempo que se dedica a su preparación. Estos son los ingredientes que necesitarás:

  • 250 gramos de arroz de grano redondo (libera mejor el almidón durante la cocción)
  • 3 litros de leche entera (la grasa lo hace más cremoso)
  • 100 ml de nata liquida 
  • 250 gramos de azúcar 
  • 2 palos de canela 
  • Canela en polvo
  • La corteza de un limón 
  • Sal

Pon el arroz en agua hirviendo en una olla grande y remueve para liberar el almidón. Después de unos 5-10 minutos, quita el agua y pon nuevamente el arroz a fuego medio. 

Agrega la leche caliente poco a poco y después añade una cucharadita de sal, la corteza del limón, la canela, la nata. Sigue removiendo durante unos 40 minutos.

Una vez consigas que la textura sea cremosa, añade más leche caliente y remueve sin parar. Cuando se haya absorbido toda la leche, añade el azúcar y remueve otros 5-10 minutos. 

Prueba el arroz para comprobar que los granos están hechos y la textura es la que más te gusta. Si sigue duro pero le falta leche, añade un poco más sin que se haga una pasta ni se pegue.

Antes de que se enfríe, quita las ramas de canela y la corteza de limón. Al servir, espolvorea con azúcar y canela en polvo que puedes quemar con la ayuda de un soplete para que quede una capa crujiente.

Durante la elaboración del arroz con leche, el truco principal es remover con frecuencia utilizando una cuchara para que no se pegue al fondo, especialmente cuando está casi listo. Esto te permitirá lograr la deseada textura cremosa.

Otros artículos interesantes:

Cómo preparar huevos benedict rápido y sencillo: no tardarás más de 20 minutos

Cómo preparar dónuts saludables y con menos calorías, según la receta de una nutricionista

Arroz de coliflor: beneficios, propiedades y cómo preparar esta receta de moda baja en hidratos

Te recomendamos