Microplásticos hasta en el cerebro: un estudio muestra que pueden atravesar la barrera hematoencefálica y desencadenar neurotoxicidad

Microplásticos

Getty Images

  • Todavía queda mucho por descubrir sobre los efectos de los microplásticos en la naturaleza y los seres vivos. Han sido hallados en lugares tan dispares como el monte Everest, pájaros árticos, el cielo de Madrid, el estómago de miles de animales marinos o las placentas humanas.
  • Ahora, científicos coreanos exploran la amenaza que suponen estas diminutas partículas plásticas para el cerebro de los mamíferos: su investigación en ratones demuestra que pueden atravesar la barrera hematoencefálica.
  • Entre las consecuencias de la ingesta, incluso a corto plazo, figuran la muerte celular programada y alteraciones en la respuesta inmune e inflamatoria. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

La producción y consumo de microplásticos ha aumentado en la Tierra de forma exponencial desde mediados del siglo pasado hasta la actualidad: hoy en día más de 220 especies diferentes ingieren estas partículas. 

¿El resultado? Estas diminutas piezas atiborran el estómago de especies cangrejos del Támesis, llegan a la cumbre del lejano Everest, se han hallado incluso en placentas humanas y por supuesto, en muchos de los alimentos que ingerimos

Desde ELIKA explican que microplásticos y nanoplásticos pueden incorporarse a la cadena alimentaria y estar presentes en pescados, crustáceos, moluscos y harinas de pescado, pero también en menor cantidad en otros alimentos como miel, cerveza o sal de mesa.

Según la FAO,  las zonas más afectadas por la presencia de estos residuos son el mar Mediterráneo, los mares del este y el sudeste asiático y las zonas de convergencia ecuatorial al norte del Atlántico y del Pacífico.

Entre las evidencias halladas sobre cómo afectan los microplásticos a las criaturas marinas se incluye el debilitamiento de la capacidad adhesiva de los músculos, el deterioro de la capacidad cognitiva de los cangrejos ermitaños y la causa de aneurismas y cambios reproductivos en los peces. 

Se sabe que los microplásticos escalan en la cadena trófica: han aparecido en las entrañas de tortugas marinas de todo el mundo y también se han detectado en el análisis de heces de focas. 

Científicos coreanos estudian la amenaza de microplásticos en el cerebro de los mamíferos

Una de las últimas investigaciones al respecto, publicada en la revista Science of The Total Environment, ahonda en el peligro potencial que estas partículas representan para los cerebros de los mamíferos, donde científicos coreanos han descubierto que actúan como sustancias tóxicas.. 

Tal y como explican en el comunicado oficial, investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología de Daegu Gyeongbuk administraron por vía oral microplásticos de poliestireno de dos micrómetros de tamaño o más pequeños a ratones en el transcurso de una semana. 

Al igual que los humanos, los roedores poseen una barrera hematoencefálica que evita que la mayoría de las sustancias extrañas, en especial las sólidas, puedan acceder al órgano. Las malas noticias son que los microplásticos pueden atravesar esta membrana cerebral. 

El análisis arrojó que las partículas se acumulaban en las células microgliales, fundamentales para el mantenimiento saludable del sistema nervioso central, lo que tuvo un impacto crucial en su capacidad de proliferación. 

Las células de la microglía vieron las partículas de plástico como una amenaza, lo que provocó cambios en su morfología y, en última instancia, condujo a la apoptosis o muerte celular programada.

Llevando a cabo experimentos en células microgliales humanas también se registraron cambios en su morfología y alteraciones en la expresión de genes relevantes, anticuerpos relacionados y microARN. 

"El estudio muestra que los microplásticos, especialmente aquellos con un tamaño de 2 micrómetros o menos, comienzan a depositarse en el cerebro incluso después de una ingestión a corto plazo, lo que resulta en apoptosis y alteraciones en las respuestas inmunes y respuestas inflamatorias", dice Seong-Kyoon Choi, autor del estudio. 

Los siguientes pasos de su equipo serán completar la investigación y ahondar más en la acumulación de microplásticos en el cerebro y el mecanismo de neurotoxicidad que desencadenan. 

Aunque la comunidad científica todavía no sabe con exactitud cuáles son los efectos de los microplásticos en la salud humana, otros estudios en cultivos de células humanas y en roedores han revelado cierta toxicidad cuando la exposición es elevada.

Entre las consecuencias se incluye la inflamación, daño celular, reacciones del sistema inmune y efectos neurológicos y metabólicos. La investigación también ha demostrado que los microplásticos pueden alterar la forma de las células pulmonares humanas.

Otros artículos interesantes:

Ratones con parálisis vuelven a caminar después de inyectarles un gel regenerador en la médula espinal

¿Y si la mejor tecnología de limpieza estuviese en los moluscos? Un experimento puntero demuestra que 300 mejillones pueden filtrar 250.000 microplásticos por hora

El mayor riesgo a los microplásticos está en tu hogar: así es como puedes reducir el peligro

Te recomendamos

Y además