Erik Finman tiene 2,9 millones de euros en criptomonedas.
Erik Finman tiene 2,9 millones de euros en criptomonedas.
Erik Finman
  • Erik Finman compró 1.000 dólares en bitcoins en 2011 cuando tenía 12 años y cada bitcoin tenía un valor de entre 10 y 12 dólares — ahora mismo posee 446 bitcoins, con un valor a precio del cierre de mercado de este viernes equivalente a 3,2 millones de dólares, unos 2,9 millones de euros.

  • Finman completó una "entrega criptoespacial" a una escuela en la región de Accra, en Ghana, el 4 de noviembre, lo que significa que llevó la criptomoneda de una constelación de satélites ubicada en el espacio exterior a una antena instalada en el colegio.

  • Finman cree que la entrega criptoespacial puede tener aplicaciones prácticas a la hora de llevar criptomonedas a lugares sin necesidad de una infraestructura fuerte.

  • Descubre más historias en Business Insider España.

Erik Finman, un joven de 20 años que abandonó la escuela secundaria y se hizo millonario, ha conseguido trasladar criptomonedas del espacio exterior a una escuela en la región de Accra, en Ghana, el 4 de noviembre.

Finman compró 1.000 dólares en bitcoins con 12 años en 2011, cuando cada bitcoin valía entre 10 y 12 dólares. Hoy tiene 446 bitcoins, que este viernes tenían un valor de mercado de 7.243 dólares (unos 6.500 euros) cada uno, con un valor total de 3,2 millones de dólares, unos 2,9 millones de euros.

Finman está llamando a su última aventura como una "entrega criptoespacial", por la que la criptomoneda puede ser enviada a través de una constelación de satélites hasta una antena de la Tierra. Finman ha explicado a Business Insider que la "entrega criptoespacial" tiene aplicaciones prácticas para comunidades con poca o ninguna infraestructura.

"Queríamos mostrar que incluso en los lugares más remotos que carecen de infraestructura funcional, infraestructura para el dinero, infraestructura financiera, una 'entrega criptoespacial' puede tener un caso real de uso", ha explicado Finman a Business Insider.

Finman envió 1.000 dólares en criptomoneda Metal (MTL) para su entrega criptoespacial hasta la escuela St. Mary de Korle Gonno, en la región de Gran Accra en Ghana, que utilizó los fondos para reparar el techo de la escuela y construir pupitres.

Leer más: Nueva Zelanda se convierte en el primer país en legalizar el pago de salarios en criptomonedas

MTL es la criptomoneda utilizada por la plataforma de criptomoneda Metal Pay, que se lanzó en agosto con Finman como inversor. Finman llamó a Metal Pay el "asesino de Facebook Libra", diciendo "si hace falta, estoy dispuesto a poner todos mis bitcoins en esto" y "estoy dispuesto a apostarlo todo" en su vídeo de anuncio de Metal Pay.

Uno de los satélites utilizados en la constelación fue un satélite que Finman ayudó a lanzar hace un año.

En diciembre de 2018, Finman dirigió el Proyecto Da Vinci, para el cual un grupo de adolescentes lanzó un satélite que incluía una billetera criptográfica. El Proyecto Da Vinci fue parte del programa de la NASA de Lanzamiento Educativo de Nanosatélites (ELaNa), dirigido a los estudiantes de carreras CTIM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) para lanzar sus propios satélites.

Sigue leyendo para entender cómo ha funcionado la entrega criptoespacial de Finman.

La escuela St. Mary de Korle Gonno, en la región de Gran Accra de Ghana, fue la institución receptora de la entrega criptoespacial.

Erik Finman

Erik Finman

 

Aquí está Kwame "Larry" Asante sosteniendo la antena que construyó para recibir el dinero en MTL en esta entrega criptoespacial.

Erik Finman

Erik Finman

 

Asante convirtió los MTL en dinero en efectivo en nombre de la escuela y se lo entregó a la directora de la misma.

Erik Finman

Erik Finman

 

La escuela St. Mary utilizó algunos de los fondos de la entrega criptoespacial para construir las mesas y los bancos que ves aquí.

Erik Finman

Erik Finman

 

LEER TAMBIÉN: Las mayores estafas relacionadas con las criptomonedas en España en 2019

LEER TAMBIÉN: Este gráfico muestra cuánto valen todas las criptomonedas del mundo en comparación con el dinero real, y no queda en los primeros puestos

VER AHORA: Todos los interrogantes sobre el coronavirus que siguen sin respuesta