Nike recupera el pulso en el primer trimestre apoyándose en el online y prevé cerrar el año con crecimiento a doble dígito bajo y menos inventario

Un viandante con mascarilla pasa ante la tienda Nike de Pekín (China)
Reuters
  • Nike ha anunciado que sus ventas por internet se dispararon un 82% en el primer trimestre y la compañía espera que esta tendencia se mantenga.
  • La compañía estadounidense ha realizado un pronóstico halagüeño para cierre de año, con una estimación de crecimiento de un dígito alto o doble dígito bajo, respecto a hace un año.
  • El stock, la piedra en el zapato para las empresas de moda, alcanzó los 6.700 millones de dólares (5.709,1 millones de euros), un 15% más en términos interanuales pero un 9% menos respecto al trimestre anterior. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las acciones de Nike rebotaron un 13% el martes impulsadas al calor del online. El gigante de la moda deportiva informó de que sus ventas por internet se dispararon un 82% en el primer trimestre y la compañía espera que esta tendencia se mantenga. 

La compañía estadounidense ha realizado un pronóstico halagüeño para cierre de año, con una estimación de crecimiento de un dígito alto o doble dígito bajo, respecto a hace un año. Una previsión que contrasta en un momento en el que la gran parte de sus competidores evitar dar una guía financiera para cierre de año.

Nike se ha apoyado en el coronavirus y en el online para impulsar sus ventas en el segmento digital. La vuelta al cole ha sido un factor clave en la recuperación de sus ventas, especialmente en mercados como el chino. “Sabemos que lo digital es la nueva normalidad. El consumidor de hoy es digital y sencillamente no volverá atrás”, dijo durante la conferencia con analistas el CEO del grupo John Donahoe.

Leer más: De los bajos precios de Asia a la flexibilidad de Marruecos, ¿dónde fabrican Zara, Primark, H&M y Cortefiel sus prendas de ropa?

La compañía ha alcanzado unos ingresos de 10.590 millones de dólares (9.023,8 millones de euros). En el primer trimestre, finalizado el 31 de agosto, la compañía obtuvo un beneficio neto de 1.520 millones de dólares (1.295,2 millones de euros), por encima de lo esperado por los analistas. 

Las ventas en China crecieron un 6%, mientras en su principal mercado, América del Norte, descendieron un 2%. Estas cifras remontan la caída en las ventas del anterior trimestre y es que la compañía señala que en este periodo la mayor parte de sus tiendas ya estaban abiertas y el tráfico en ellas se recuperó. 

Por otra parte, el stock, la piedra en el zapato para las empresas de moda, alcanzó los 6.700 millones de dólares (5.709,1 millones de euros), un 15% más en términos interanuales pero un 9% menos respecto al trimestre anterior. La compañía apuntó que “continuaría gestionando de forma estratégica su exceso de inventario, resultado de un gran número de tiendas cerradas y de un menor tráfico de mercancías a nivel global”. 

LEER TAMBIÉN: La receta de la moda para esquivar el impacto económico del coronavirus: fusiones, relocalización, internacionalización y digitalización

LEER TAMBIÉN: La relocalización gana el pulso a Asia: la moda se inclina por la producción de proximidad tras el coronavirus con Turquía y Marruecos como principales destinos

LEER TAMBIÉN: El sector textil se juega más de 1.300 millones por el coronavirus e Inditex y H&M son especialmente vulnerables mientras buscan relocalizar su producción

VER AHORA: Los 3 escenarios que maneja el grupo hotelero Palladium en 2021 tras la debacle turística por la pandemia

    Más:

  1. Moda
  2. nike
  3. Retail
  4. Distribución
  5. Cuenta resultados
  6. Trending