El sector de la moda advierte de consecuencias "similares a las de una guerra" por el coronavirus, con varios ERTE masivos y las próximas temporadas en el aire por la acumulación de 'stock'

Una mujer con mascarilla camina delante de una tienda de Zara en Madrid durante el periodo de confinamiento.
Una mujer con mascarilla camina delante de una tienda de Zara en Madrid durante el periodo de confinamiento.
Reuters
  • El pulso del sector de la moda se debilita por las consecuencias de la crisis del coronavirus en las ventas y los puestos de trabajo de las compañías del sector.
  • La situación derivará en una acumulación de 'stock' y deja en un limbo el suministro de las colecciones de las próximas temporadas.
  • El presidente de la Asociación Empresarial de Comercio Textil (Acotex) señala que las consecuencias serán “similares a las de una guerra” y reclama la condonación de impuestos a las empresas del sector.
  • No se trata solo del impacto de cierre de tiendas en Italia o España sino que esta medida se está extendiendo a otros mercados.
  • Las compañías del sector se apoyan en descuentos de hasta el 50% en su tienda online minimizar el impacto de la acumulación de inventario. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El pulso del sector de la moda se debilita por las consecuencias de la crisis del coronavirus. Se avecinan tiempos complicados para las empresas y el sector de la moda no es una excepción. Lo que está en jaque no son solo las ventas en el periodo de cuarentena, miles de puestos de trabajo están en el aire por el cierre de tiendas. A todo ello se suma la amenaza que supone la acumulación de stock y la paralización de la producción deja en un limbo el suministro de las colecciones de las próximas temporadas.

El cierre de tiendas y comercios y la paralización del consumo amenaza a las compañías de moda. En ciernes, una avalancha de despidos temporales de la que no se salvan ni gigantes como Inditex, H&M o Tendam, (antiguo Grupo Cortefiel), ni firmas como Adolfo Domínguez o Bimba y Lola.

El sector resalta la gravedad de la coyuntura actual por la falta de ingresos. Las ventas se han visto reducidas a cero: “no hemos vivido una situación así en la historia”, apunta Eduardo Zamácola, presidente de la Asociación Empresarial de Comercio Textil (Acotex), que pone sobre la mesa la oleada de ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) pero también la disponibilidad de productos para las próximas temporadas por el parón de la actividad en las fábricas. 

Para muestra un botón. Compañías del sector de lujo como Chanel o Hèrmes han detenido la producción en sus plantas en Europa. La primera de las firmas baja la persiana de todas sus fábricas en Francia, Italia y Suiza durante las próximas dos semanas.  Hèrmes, por su parte, ha cerrado sus 42 plantas de producción en Francia, a excepción de la fábrica de cosmética de Vaudreuil, que producirá geles desinfectantes.

Leer más: El bajo endeudamiento de Inditex, el antídoto de Amancio Ortega frente al coronavirus en medio de una situación "dramática" en el sector por el cierre de tiendas y la caída de ventas

No es posible hacer estimaciones sobre el impacto que esta situación tendrá en las empresas del sector de la moda, reconoce Zamácola. El presidente de la patronal textil señala que las consecuencias serán “similares a las de una guerra” y reclama la condonación de impuestos. “De aquí se saldrá con la solidaridad por parte de los agentes económicos, el comerciante que no tenga ingresos hará un ERTE”. 

Las perspectivas son realmente inciertas y ni los analistas se aventuran a realizar un pronóstico del daño que supondrá este parón para el sector de la moda. Ya no se trata solo del impacto de cierre de establecimientos en Italia o España sino que esta medida se está extendiendo a otros mercados. “La economía se ha paralizado totalmente. Es algo sin precedentes, ni en periodos de guerra”, apunta Joaquin Robles, analista de XTB. 

La moda entre una avalancha de ERTE...

Aldolfo Domínguez, H&M, Bimba y Lola, Decathlon o Desigual ya han puesto sobre la mesa sus ERTE. Fue precisamente el antiguo Grupo Cortefiel, ahora Grupo Tendam, el primero en plantear un ERTE entre 7.000 empleados que aplica a su personal de tienda y la mayoría de sus oficinas. 

Leer más: Inditex se apoya en su sólida posición de caja para hacer frente al coronavirus mientras América gana peso en las ventas frente a España

Fuentes cercanas al grupo explicaron a Business Insider que “debido al cierre temporal de tiendas, entre otras medidas de contención y ahorro de costes, hemos comunicado un expediente de regulación de empleo temporal (ERTE), que afecta al personal de tiendas y de nuestra sede de Madrid y oficinas de Barcelona”. Quedan excluidos de esta medida los servicios mínimos que permitan garantizar que la compañía opere con normalidad. La cadena de moda pretende efectuar un complemento a la prestación pública en el mes de marzo a los trabajadores afectados por esta medida.

“Las empresas han cerrado. Esto implica que no tienen ingresos pero hay gastos que siguen teniendo, costes fijos como alquileres ”, analiza la situación Susana Felpeto la analista de ATL Capital en declaraciones para Business Insider

De prolongarse el estado de alarma en España más allá del 15 de abril, Inditex también aplicará un ERTE que afectará al personal de tienda, no al de fábrica, logística o servicios centrales. También H&M presentó un ERTE que afectará a 6.000 trabajadores en el país, tanto a personal de tienda como de almacén. Desigual anunció una medida en el mismo sentido este jueves, que afectará al 90% de la plantilla. 

Leer más: El sector textil se juega más de 1.300 millones por el coronavirus e Inditex y H&M son especialmente vulnerables mientras buscan relocalizar su producción

El grupo estuvo analizando los diferentes escenarios hasta optar por esta medida de cara a “manejar esta situación con el menor impacto posible y prepararnos para la vuelta del negocio a la normalidad”, señalan fuentes de Desigual a Business Insider

...trata de resistir apoyándose en descuentos online

Se cifran los descuentos hasta el 50% en Mango, H&M o las cadenas de Inditex. Todo con tal de contrarrestar la caída de las ventas de las compañías del sector. Tendam ha asegurado a este medio que no dejará de dar servicio a sus clientes online, un canal que sigue todos los protocolos de seguridad para proteger a todos los implicados en la cadena. “Seguimos manteniendo operativas las tiendas online de nuestras marcas -Springfield, Cortefiel, Pedro del Hierro, Women’secret- y hemos impuesto el envío gratis en su comercio online y alargado el plazo de devolución hasta los 60 días”, apuntaron fuentes de la compañía a Business Insider.

Las marcas de moda se han volcado en una campaña de descuentos por internet, explica el analista de IG, Sergio Avila. “De esta manera quieren paliar el efecto negativo de tener las tiendas cerradas. Se han centrado en grandes descuentos para evitar el stock, que en estas compañías es muy cíclico. Las prendas que no vendan ahora no las venderán en las próximas temporadas”. 

Los elevados descuentos son una salida preferible para las compañías del sector que acumular inventario. Si bien implica una caída en las ventas no comporta tanta pérdida de liquidez. “Es probable que luego los ingresos repunten.  Mientras este problema no esté solucionado las ventas van a caer, por eso las rebajas”; apunta el analista de IG. 

Leer más: El vehículo inversor de Amancio Ortega destinará 2.000 millones al año a ampliar su patrimonio y pone el foco sobre EEUU y el Sudeste Asiático

Fuentes de Mango confirman a Business Insider que la cadena de moda ha virado en este sentido para tratar de adaptarse a la nueva realidad, con descuentos de hasta el 50%. "Hemos tomado medidas como la ampliación del plazo de devolución de compras online a 60 días. Igualmente, para aquellos clientes que hubiesen hecho una compra online”.

En este sentido, la empresa catalana remarca que tanto en los almacenes logísticos como los transportistas “están tomando medidas de prevención y seguridad extraordinarias para garantizar la salud de nuestros colaboradores y clientes.”

El sector apela a la solidaridad

En este contexto, el presidente de la patronal textil toma el pulso al consumidor y atisba que “no hay ningún tipo de ánimo por parte del consumidor para comprar nada. La gente no está con ánimo de comprar sino con ánimo de cuidarse y hacerse con bienes de primera necesidad”. 

Leer más: De Facebook a Eurostars, Deloitte o Primark: todos los inquilinos del imperio inmobiliario de Amancio Ortega

“Habrá que ver cómo se recupera el consumo”, señala Felpeto. En este sentido, Joaquin Robles, analista de XTB, avanza que las empresas menos endeudadas lo tendrán más fácil para sobrellevar esta situación.  

Puede que el consumo vuelva a reactivarse, plantea Felpeto. “Somos un país acostumbrado a relacionarnos. De cara al verano puede que el consumo se vuelva a recuperar pero en estos momentos es difícil cuantificar el impacto en el sector de la moda”.  Una perspectiva para la que Zamacola realiza un llamamiento a inyectar capital en el sector privado y a la solidaridad, “el ser humano ante  las situaciones duras se une, se solidariza, se ayuda y sale así de estas situaciones”.
 

LEER TAMBIÉN: Hacienda, Seguridad Social y el SEPE permanecerán cerrados: así es como debes hacer las gestiones

LEER TAMBIÉN: El día a día de los síntomas del coronavirus muestra cómo la enfermedad, COVID-19, puede agravarse rápidamente

LEER TAMBIÉN: El coronavirus puede sobrevivir "durante horas o un día entero" sobre la superficie de algunos objetos, según una epidemióloga: así debes desinfectarlos

VER AHORA: Instagram incorpora las pestañas de Reels y Tienda en su nuevo diseño

    Más:

  1. Inditex
  2. Moda
  3. Coronavirus
  4. Trending
  5. Top
  6. H&M
  7. Consumo
  8. Distribución
  9. Retail