Pasar al contenido principal

El vehículo inversor de Amancio Ortega destinará 2.000 millones al año a ampliar su patrimonio y pone el foco sobre EEUU y el Sudeste Asiático

Amancio Ortega, accionista mayoritario de Inditex.
Amancio Ortega, accionista mayoritario de Inditex. REUTERS/Miguel Vidal
  • Pontegadea cuenta con un músculo inversor de 2.000 millones de euros al año para ampliar su cartera de inmuebles, según avanzó Financial Times.
  • El brazo inversor de Amancio Ortega considera de interés el mercado inmobiliario estadounidense así como el de Asia Pacífico, especialmente Australia, Singapur y Corea del Sur.
  • La cartera de activos inmobiliarios de Ortega, que ha ido engordando a golpe de adquisiciones, está valorada en 13.000 millones de euros.
  • A través de Pontegadea, Amancio Ortega ha ido ampliando su patrimonio inmobiliario y es casero de grandes tecnológicas, consultoras internacionales, cadenas hoteleras y otras de las primeras marcas de moda del mundo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

De las principales vías comerciales de Londres a las oficinas de Facebook y Amazon en Seattle, una manzana entera en Miami o muchos de los edificios de la Castellana o la Torre Cepsa en Madrid, el brazo inversor de Amancio Ortega, Pontegadea, suma inmuebles a su cartera. Lo hace con un músculo inversor de 2.000 millones de euros al año, según confirmó Roberto Cibeira, director ejecutivo de Pontegadea en una entrevista con Financial Times.

Esta suma de 2.000 millones de euros es la que Pontegadea obtiene de su negocio inmobiliario, de otras inversiones y del dividendo generado por Inditex y que dista, bastante, de los 50 millones de euros de los que el vehículo inversor de Ortega disponía cuando arrancó. Una cifra que procedía, en un inicio, del dividendo generado por Inditex.

El directivo al frente de Pontegadea considera de particular interés el mercado inmobiliario estadounidense así como el de Asia Pacífico, especialmente Australia, Singapur y Corea del Sur. Y no hay más que fijarse en las adquisiciones que la compañía ha ido realizando en los dos últimos años para constatar el interés de Ortega en los inmuebles estadounidenses. Tanto que es casero de grandes tecnológicas, consultoras internacionales, cadenas hoteleras y otras de las primeras marcas de moda del mundo.

Leer más: De Facebook a Eurostars, Deloitte o Primark: todos los inquilinos del imperio inmobiliario de Amancio Ortega

La cartera de activos inmobiliarios de Ortega, que ha ido engordando a golpe de adquisiciones, está valorada en 13.000 millones de euros. Y en ella tienen un peso relevante el mercado estadounidense, que concentra el 35% de las inversiones, el británico, que supone otro 30% y está especialmente centrado en Londres; y el español, que representa otro 25% de las inversiones del brazo inversor de Amancio Ortega.

De hecho, han sido la subida de los precios de los inmuebles en España y Francia los que han propiciado que el interés de Ortega virara hacia otros mercados en los últimos tres años. La compañía genera unos ingresos por sus inversiones de en torno a 800 millones de euros al año y su deuda es inferior a 1.000 millones de euros. 

"No buscamos grandes beneficios, buscamos inversiones que nos protejan, que produzcan un flujo de caja constante y que mantenga el valor del capital. También evitamos inversiones que nos genere un conflicto de interés con Inditex", señaló Cibeira.

Y además