Este es el motivo evidente por el que nunca deberías pedir tablas de ibéricos en un restaurante, según un cocinero que ha trabajado en un restaurante 3 estrellas Michelin

Final de "Mejor cortador de jamón Capa Blanca" de Interporc España 2018 dentro de la feria de comida Meat Attraction en Madrid.
Final de "Mejor cortador de jamón Capa Blanca" de Interporc España 2018 dentro de la feria de comida Meat Attraction en Madrid.
Susana Vera/Reuters
  • Cuando se come fuera, lo mínimo que se espera es que la comida marque una diferencia con lo que se podría cocinar en casa.
  • Miguel F. Vidal, al frente del restaurante Morgana y responsable de la nueva carta de La Factoría de Ponzano, ambos en Madrid, ha trabajado en las exigentes cocinas del restaurante 3 estrellas Michelin, DiverXO.
  • Al preguntarle por el plato que no pediría en un restaurante, Vidal afirma que nunca come tablas de embutidos fuera de casa, ya que "estás pagando el doble" por algo que "no tiene ninguna elaboración".
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Al comer fuera, lo mínimo que se espera es que la comida sea mejor que lo que se puede encontrar en casa —ya sea más elaborada, de mejor calidad o simplemente platos de otras regiones que no habituamos a comer.

Asimismo, parece poco inteligente pedir un plato que podría preparase exactamente igual en tu cocina y que además va a salirte más caro.

Los restaurantes utilizan una serie de trucos para intentar hacer que los comensales, sin ser muy consciente de ello, se gasten más dinero.

Pero, a veces, son los propios clientes los que se lo ponen fáciles a los locales al pedir platos que no requieren elaboración alguna y no son precisamente lo más barato de la carta.

Es exactamente por todo ello que el chef Miguel F. Vidal afirma no pedir nunca tablas de ibéricos cuando come en un restaurante.

Vidal, al frente del restaurante Morgana en Chueca, es el responsable de la nueva carta de La Factoría, en la conocida calle Ponzano de Madrid. Antes de esto, el cocinero ha pasado por los fogones de nombres tan reputados como el restaurante 3 estrellas Michelin, DiverXO.

Leer más: Este es el mejor restaurante de cada provincia española

En todos ellos Vidal ha trabajado y trabaja con técnicas vanguardistas con las que ofrecer elaboraciones culinarias de alta cocina. No sorprende por ello que el chef rehúse pedir tablas de embutidos cuando come fuera.

"Nunca pido las tablas de ibéricos y embutidos porque al final estás pagando el doble o el triple que si lo compras en una charcutería y lo que hacen es cortarlo, abrirlo y ponerlo en un plato, No tienen ninguna elaboración", reconoce el chef.

"Si quiero un jamón bueno lo compro y lo como en casa. Por eso en mi carta nunca tengo platos de ese tipo. Nunca lo pediría y nunca lo pediré", afirma el chef.

Visto así es una obviedad, pero dado lo popular que es este tipo de platos en los restaurantes españoles, quizá poca gente se haya parado a pensarlo.

LEER TAMBIÉN: 10 platos que habitualmente encuentras en las cartas de los restaurantes pero es mejor cocinar en casa, según varios chefs

LEER TAMBIÉN: Los 5 peores platos que puedes comer en un buffet, según varios expertos en seguridad alimentaria

VER AHORA: Las claves del fenómeno Spotify en la otra gran guerra del streaming y por qué su futuro va mucho más allá de la música

    Más:

  1. Gastronomía
  2. Alimentación
  3. Top
  4. Consejos