El Gobierno destina 22 millones para crear un superordenador cuántico y comenzar a abordar problemas "reales" con esta nueva tecnología

Un procesador cuántico de IBM.
Un procesador cuántico de IBM.

IBM

  • El Consejo de Ministros ha aprobado una subvención de 22 millones para que el proyecto Quantum Spain eche a andar.
  • La Red Española de Supercomputación contará con un computador cuántico de "altas prestaciones" al que los investigadores podrán acceder a través de la nube.
  • España quiere que la computación cuántica eche a andar desarrollando algoritmos que ya resuelvan problemas "reales".
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Consejo de Ministros ha aprobado una subvención de 22 millones de euros para crear "un ecosistema de computación cuántica" en España, lo que se traducirá necesariamente en el desarrollo de un ordenador cuántico "de altas prestaciones" que se pondrá a disposición de la comunidad investigadora.

La Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial (SEDIA) ha detallado en una nota de prensa que estos 22 millones de euros serán la inversión inicial y que llegará a los fondos de la Red Española de Supercomputación. En concreto, de los 22 millones, 14,5 millones llegarán a esta red, mientras que los 7,5 restantes se transferirán mediante subcontratas y convenios.

El presupuesto de la ayuda se divide en tres áreas principales: 10 millones serán destinados a hardware, "a la creación del nuevo laboratorio cuántico y de chips cuánticos"; 7 millones al software cuántico con el énfasis puesto en algoritmos de aprendizaje automático cuánticos. Los 5 millones restantes facilitarán el acceso de los investigadores al hardware cuántico mediante la nube.

Este proyecto se ha bautizado como Quantum Spain y forma parte de la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial (ENIA) que se incluía en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que capta los fondos europeos Next Generation. El Gobierno confía en que el plan convierta al país en el "nodo cuántico" del sur de Europa.

La carrera por alcanzar la ventaja en computación cuántica

Para que ese "nodo cuántico" eche a andar, el Ejecutivo entiende indispensable la cooperación público-privada. La SEDIA quiere que Quantum Spain desarrolle algoritmos cuánticos con un enfoque muy concreto: estos algoritmos abordarán ya la solución de casos reales, "fortaleciendo con ello el desarrollo tecnológico e industrial en España y la creación de empleo de alta cualificación".

La computación cuántica ya no es ciencia ficción. A nivel global, colosos tecnológicos como IBM ya han desarrollado ordenadores cuánticos con procesadores de hasta 65 qúbits. La firma estadounidense ya tiene una máquina así en Zúrich, Suiza, y confía en lanzar para 2023 su primer ordenador que supere los 1.000 qúbits.

Pero el desarrollo de la computación cuántica carece de sentido si no se le puede sacar provecho. Por eso, IBM ofrece a investigadores de toda Europa conectarse a su máquina cuántica a través de una plataforma en la nube para poder hacer experimentos con el dispositivo que requieran hasta 15 qúbits. Quantum Spain pretende emular esa experiencia pero con equipos de investigación en España.

Es pronto para conocer más detalles, y por el momento todo está sobre el papel. Pero Quantum Spain desarrollará "un computador cuántico de altas prestaciones" para el desarrollo de la inteligencia artificial y con el propósito de desarrollar "librerías de algoritmos cuánticos útiles" y "aplicables a problemas reales".

Un pequeño cristal transparente tiene la llave para crear computadoras cuánticas a gran escala

Algunos de esos "problemas reales" son la química cuántica, las finanzas, la ordenación de procesos de la cadena productiva o la criptografía, entre otros, según enfatiza la propia SEDIA en su nota a los medios.

En Quantum Spain se integrarán los equipos y centros de investigación que ya forman parte de la Red Española de Supercomputación, en total 25 instalaciones radicados en 14 comunidades autónomas. El Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS) será el organismo encargado de gestionar la participación de todas las entidades.

Debido a la naturaleza de la cooperación público-privada que busca la SEDIA, el departamento que dirige Carme Artigas espera que los 22 millones de euros de inversión pública inicial acaben movilizando una inversión total de hasta 60 millones, gracias a los complementos de otras iniciativas también europeas.

Otros artículos interesantes:

Físicos del MIT revelan una nueva propiedad del grafeno que lo convierte en un superconductor muy peculiar y podría cambiar la computación cuántica

Google ha creado Sandbox, un equipo secreto para construir el futuro de la computación cuántica: esto es todo lo que sabemos

El jefe de computación cuántica de Amazon revela cuál es su plan para tomar posiciones ante la próxima gran revolución tecnológica

Te recomendamos