Pasar al contenido principal

El Parlamento británico declara en desacato al Gobierno de Theresa May por no aportar el informe legal completo sobre el pacto del Brexit

Theresa May
Theresa May, primera ministra del Reino Unido. Reuters
  • Los diputados han votado una moción que declara al gobierno de Reino Unido en desacato después de negarse a entregar el informe legal completo sobre el pacto del Brexit de Theresa May.
  • La votación crea más problemas para la administración de May, mientras se prepara para una próxima votación parlamentaria sobre el acuerdo.
  • Esta es la primera vez que el gobierno ha sido encontrado en desacato por el parlamento.

LONDRES - El gobierno de Theresa May ha sido declarado en desacato por el parlamento después de negarse a cumplir con una moción aprobada por los parlamentarios, que le pedían que divulgase el informe legal oficial completo sobre el acuerdo Brexit de la primera ministra.

Los diputados han aprobado la moción por 311 a 293 votos, declarando a los ministros en desacato. Es la primera vez en la historia parlamentaria británica que los diputados declaran en desacato a un gobierno del Reino Unido.

Tras la votación, el gobierno ha anunciado que cumplirá con la petición de publicar el informe, pero solo después de que una comisión parlamentaria independiente lo haya examinado.

"Hemos constatado la opinión de la Cámara dos veces sobre este tema tan serio", ha dicho la líder de los Comunes, Andrea Leadsom, después de la votación.

Leer más: La Unión Europea aprueba el Brexit

"Hemos escuchado atentamente y, a la luz de la voluntad expresada de la Cámara, publicaremos el informe final y completo proporcionado por el Fiscal General al Gabinete. Pero, reconociendo los asuntos constitucionales tan graves que esto plantea, he referido el asunto al Comité de Privilegios para considerar sus implicaciones".

La moción, aprobada este martes, no ha nombrado a ningún ministro de forma individual.

Sin embargo, si el gobierno de May hubiera continuado negándose a cumplir con las demandas para que divulgase el informe legal en su totalidad, entonces el Fiscal General u otros ministros podrían haber sido suspendidos del Parlamento.

Esta es una convención constitucional arraigada en el Reino Unido: que el Parlamento es soberano y el ejecutivo debe estar sujeto a su voluntad. Sin embargo, el gobierno había argumentado que una costumbre, en comparación con la revelación del informe legal confidencial proporcionado a los ministros, no tenía prioridad.

Los parlamentarios ha rechazado ese argumento, así como una moción por separado para que el comité de parlamentarios decidiera el asunto en una fecha posterior. La última enmienda ha sido rechazada por poco: a favor por 311 votos a favor y 307 en contra.

La decisión, que ha sido respaldada por varios parlamentarios conservadores, así como por el Partido Unionista Democrático que ha apoyado a su gobierno, crea problemas para el gabinete de May cuando se acerca al voto crucial sobre el acuerdo Brexit de la primera ministra, que tendrá lugar el próximo martes.

Te puede interesar

Lo más popular