Esto es lo que pasa cuando dejas de lavarte los dientes

  • Casi la mitad de los estadounidenses no se cepilla los dientes lo suficiente.
  • Esto abre la puerta a una invasión de bacterias, lo que provoca caries y enfermedades en las encías. Y lo que es peor, puede aumentar el riesgo de padecer problemas como enfermedades renales y demencia.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Esta es la transcripción del vídeo.

Narrador: te presentamos al señor Streptococcus mutans.

Clips: hola, mis amigos me llaman Strep.

Narrador: es una bacteria y es bastante desastre. Pero no es un desastre en cualquier sitio... ¡Lo hace en tus dientes! Verás, ‘Strep’ y sus compañeros de piso viven dentro de tu boca, se alimentan del azúcar y las proteínas de la comida. Cuando acaban, excretan una sustancia viscosa que termina esparciéndose por todos tus dientes.

El resultado final es una auténtica pocilga llena de bacterias, a esto se denomina biofilm. Ahora bien, un poco de biofilm no te hará daño. Pero es cuando te dejas de cepillar los dientes cuando las cosas se pueden poner verdaderamente feas. Y no solo se ponen mal para tus dientes. Sí, ‘Strep’ y sus amigo pueden acabar amenazando tu vida.

Casi la mitad de la población estadounidense no se cepilla los dientes lo suficiente. Y cuando la comida se acumula en ciertos rincones y grietas, lo que en realidad parece es una invitación a las bacterias a su interior, e incluso pueden pasar por la línea de tus encías. Es el lugar perfecto para que las bacterias acampen y se multipliquen. Lo que acaba irritando e inflamando las encías, provocando hipersensibilidad y el sangrado de las mismas.

Confundir carillas con coronas: el gran error que podría obligar a varios influencers a tener que usar dentaduras postizas a los 40 años, según los expertos

Pero eso es solo el principio. Muy pronto, esa infección provocará la alarma en tu sistema inmunitario, que enviará células de combate para acabar con esas bacterias. Esto crea un entorno hostil para las bacterias, que es lo que queremos… ¿No? Pues también se dañan las células de los tejidos y los huesos cercanos

De 6 meses a años después, ese tejido y esos huesos acaban muriendo En ese momento ya no solo se trata de gingivitis, es algo mucho peor: acabas desarrollando periodontitis. La ausencia de tejido y de hueso significa que no hay soporte estructural. Tus encías se separan de tus dientes formando bolsas que rápidamente se convierten en espacio extra para ‘Strep’ y sus amigos. Los cuales infectan aún más tus encías, provocando la caída de tus dientes.

Puede que esto nunca que llegue a pasar, pero se estima que alrededor del 10% de los estadounidenses en edades comprendidas entre los 50 y los 64 años han perdido no solo uno o dos dientes… ¡Todos sus dientes! Y para empeorar las cosas, el streptococcus y sus compañeros de piso pueden entrar en tu torrente sanguíneo, donde también causarán estragos en tus órganos.

Por ejemplo, en un estudio, las personas con periodonitis tenían 4,5 veces más probabilidades de padecer una enfermedad renal crónica que las personas cuyas encías estaban sanas. Otro informe sacaba a la luz que las personas mayores en edad de jubilación que no se cepillaban los dientes a diario tenían un riesgo hasta un 65% mayor de padecer demencia. Por último, pero no por ello menos importante, está el mayor riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer.

Para ser justos, estos riesgos también pueden ser el resultado de una mala higiene en general, pero el mensaje sigue siendo claro: cepíllate los dientes. Merece la pena dedicarles 4 minutos al día.

Otros artículos interesantes:

Las 6 razones por las que tus dientes están amarillos

13 cosas que haces todos los días y que están dañando tus dientes

El problema con las muelas del juicio empezó cuando los primeros seres humanos inventaron la cocción de los alimentos

Te recomendamos

Y además