Pasar al contenido principal

Pedro Sánchez propone una reforma exprés de la Constitución para acabar con los aforamientos de los políticos

Pedro Sánchez, en el acto por los 100 días de Gobierno
Pedro Sánchez, en el acto por los 100 días de Gobierno Reuters
  • Pedro Sánchez propone aprobar en Cortes una reforma exprés de la Constitución para acabar con los aforamientos.
  • El Gobierno calcula que la medida podría entrar en vigor en 60 días desde su aprobación.
  • El presidente del PP, Pablo Casado, se ha acogido a su condición de aforado para que su caso por el máster de la URJC sea tratado por el Tribunal Supremo.

Pedro Sánchez ha protagonizado este lunes un acto por los 100 días de su Gobierno, en el que ha analizado la situación actual del país, al tiempo que ha desvelado que el Ejecutivo propondrá en las Cortes una reforma exprés de la Constitución para acabar con los aforamientos.

En su intervención en un evento llamado Avanzamos, Sánchez ha destacado que "el reto es que los ciudadanos vuelvan a creer en la política", tal y como recoge El País. Para ello, el presidente propone acabar con una figura jurídica de la que gozan unas 250.000 personas en España, en su mayoría miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, en torno a 232.000.

En España, los aforados gozan de un privilegio que no existe en muchos otros países: ser juzgado por un tribunal distinto al que juzga a un civil. Además de militares y cuerpos de seguridad, en nuestro país disfrutan de este derecho cinco miembros de la Familia Real y unos 17.600 cargos públicos de instituciones del Estado o autonómicas.

Entre esos cargos públicos, se incluyen figuras como políticos, fiscales, jueces, miembros de órganos como el Tribunal de Cuentas o integrantes del Consejo de Estado. Sin embargo, la Constitución sólo establece el derecho de aforamiento tanto a miembros del Gobierno como a diputados y senadores, por lo que una modificación no afectaría a otros cargos públicos, jurídicos o a miembros de las fuerzas de seguridad del Estado.

El caso de Pablo Casado y el Tribunal Supremo

La medida se ha anunciado en pleno revuelo mediático y social por la dimisión de la exministra de Sanidad Carmen Montón, por las irregularidades detectadas en su máster, y por la polémica sobre la tesis doctoral del propio Pedro Sánchez, que el pasado viernes decidió hacer pública en versión digital para demostrar que no existió plagio en la misma.

Pero también se ha hecho pública esta medida cuando el caso de Pablo Casado y su máster de Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos se ha derivado al Tribunal Supremo porque el presidente del PP se ha acogido a su condición de aforado. Algo que hace suponer que una eventual entrada en vigor de la reforma le afectaría especialmente.

En cualquier caso, para aprobar la reforma, el Gobierno necesita al Partido Popular —y a más formaciones—, ya que son necesarios dos tercios de las Cortes para sacar adelante una modificación constitucional. Lo que es una incógnita es si los populares aceptarán sacar adelante la medida, a pesar de la delicada situación en la que dejaría a su presidente.

Te puede interesar