Pasar al contenido principal

13 películas que, sorprendentemente, han ganado un Goya (o dos)

Imagen del cartel de la película ¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?
Imagen del cartel de la película '¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?' YOUTUBE

Han pasado 30 años desde que, el 17 de marzo de 1987, se entregaban los primeros premios Goya en un pequeño teatro de la Gran Vía. 15 categorías, un puñado de actores, directores y gentes del mundo del cine se juntaban para honrar el cine patrio.

En 2018, 32 ediciones después, se han entregado cerca de 750 cabezonescomo se suele denominar a la pesada estatuilla que recibe cada ganador. Este sábado 3 de febrero llegan 28 más que pasarán a la historia, y cuyas películas quedarán marcadas para siempre como ganadoras de un premio Goya.

Sin embargo, echando la vista atrás hay ganadores (y candidatos, muchos, pero no abramos ese melón…) que se llevaron premio y pueden resultar sorprendentes. Películas que quizá fueron hits de taquillas pero no tanto de la crítica, proyectos que hoy serían considerados casi de serie B o cintas que, simplemente, nadie pensaría que son carne de Goya.

Torrente, el brazo tonto de la ley (Goyas de 1999)

Probablemente a nadie se le pasaría por la cabeza que la primera de las películas de la casposa y exitosa saga de Santiago Segura tenía un premio Goya, ¿verdad? Pues resulta que tiene dos: a Segura por la Mejor dirección novel y a Toni Leblanc como Mejor actor de reparto — el primero real de su carrera, que le llegó cinco años después del Honorífico—. Torrente, el brazo tonto de la ley los logró en la 13ª edición, la de 1999, y entonces logró otra nominación más: a un joven Javier Cámara como Mejor actor revelación. Un premio que le arrebató un desconocido y hoy casi desaparecido actor checo, Miroslav Táborský, por La niña de tus ojos.

Leer más: 12 películas horribles que pese a ello han ganado un Oscar

Mortadelo y Filemón (Goyas de 2004, 2009 y 2015)

Todas las películas de la saga de Mortadelo y Filemón tienen Goya. Y muchos: La gran aventura de Mortadelo y Filemóncinco, y logró seis nominaciones; Mortadelo y Filemón: Misión, Salvar la Tierra, dos (y optó a tres); y Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo, dos de los seis posibles. Nueve premios de quince nominaciones, la mayoría técnicas, en películas por la que pocos apostarían para premio. Ibáñez probablemente todavía no se lo crea, como los 22 millones de euros que recaudó la primera, los 7,7 de la segunda o los 4,9 de la tercera. 

Adiós con el corazón (Goyas de 2001)

adios con el corazon juan luis galiardo
Póster de 'Adiós con el corazón', con Juan Luis Galiardo

¿Que con el alma no puedo? Debe ser. Porque el alma se queda rota sólo con ver el póster de la película protagonizada por Juan Luis Galiardo, que se llevó el Goya a Mejor actor (en la única nominación de esta cinta). Su sinopsis reza así: "Juan es un cincuentón que sigue resultando atractivo a las mujeres aunque tenga que disimular su barriga prominente, se tiña las canas o no sea capaz de confesar sus problemas urinarios. La inesperada llegada de su supuesta hija cubana coincide con su último fracaso amoroso". Lo sentimos, pero no está disponible en Netflix.

 

Días de fútbol (2004)

La cantidad de películas sobre fútbol hechas en España hacen que la temática resulte un género en sí misma. Pero Días de Fútbol destaca por algo: por intentar (intentar…) seguir la estela de éxito de El otro lado de la cama… y por su inesperado Goya. Se lo llevó Fernando Tejero como Mejor actor revelación cuando ya llevaba meses interpretando a Emilio, el portero de Aquí no hay quien viva.

¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo? (1994)

Poster cartel ¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?
Póster de ¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?

Esta película es todo un reflejo delcine español de los noventa, una comedia erótico-festiva clásica dirigida por Manuel Gómez Pereira con guión de Joaquín Oristrell y Yolanda García Serrano. Su sinopsis tampoco tiene desperdicio: "Manu, joven, no muy alto pero fuerte, viril, con un careto importante, busca trabajo fácil (no importa riesgo) donde pueda ganar dinero rápidamente. Lo encuentra en un peep-show.". Ni Manu (Jorge Sanz) ni su partenaire (Verónica Forqué) se llevaron Goya o nominación: fue para Rosa María Sardá como Mejor actriz secundaria. Optó a otro premio por su música original, creada por Manolo Tena.

Palmeras en la nieve (2016)

La azucarada cinta de Fernando González Molina basada en la novela superventas de Luz Gabás y producida por Atresmedia dura casi tres horas, pero su extensión y su aura de supreproducción no se tradujeron en Goyas: logró cinco candidaturas y la mayoría de ella técnicas (canción original, diseño de vestuario, maquillaje y peluquería, dirección artística, dirección de producción). Se llevó a Mejor canción, para Pablo Alborán, y Mejor dirección artística. 

Leer más: Los 10 Goya que pudo tener Penélope Cruz

 

Ninette (2006)

Lo de …y un señor de Murcia sale como coletilla de forma casi automática. Pero no. Esta adaptación de José Luis Garci de esa novela más Ninette, modas de París de Mihura pasó con más pena que gloria por la taquilla: recaudó alrededor de 1.6 millones de euros y sólo en promoción, según algunas fuentes, gastó unos 600.000. Pese a los intentos sensuales de Elsa Pataky en sus pósters, sólo logró un Goya de los siete a los que optaba: el de Mejor producción artística para Gil Parrondo.

Ninette Garci Pataky poster y poster DVD
Ninette, dirigida por José Luis Garci y protagonizada por Elsa Pataky, en su póster de cine y en la carátula de su DVD.

Fausto 5.0 (2002)

Pese al guión de Fernando León de Aranoa (que estaría nominado al año siguiente por su escritura de Los lunes al sol, con la que lograría alzarse como Mejor director), Fausto 5.0,  de corte oscuro y futurista, pasó bastante inadvertida y no es que se haya convertido en un clásico del cine español, precisamente. Aún así, le dio a Eduard Fernández su primer Goya, como Mejor actor protagonista.

La marrana (1993)

Sí, hay una película española que se llama La marrana. Y sí, sólo podía firmarla José Luis Cuerda, con 18 películas dirigidas y sólo dos Goyas en su haber: por los guiones de La lengua de las mariposas (1999) y de Los girasoles ciegos (2008). Su sinopsis reza así: "Verano de 1492. Bartolomé Gutiérrez, tras un cautiverio de tres años en Túnez, regresa a su tierra extremeña con una ilusión: volver a comer cerdo, su manjar favorito. Por el camino encuentra una marrana pero ésta tiene dueño, un desertor del asedio de Granada".

La marrana pelicula cuerda
Póster de 'La marrana', película de José Luis Cuerda.

Aquí la única ganancia de esta comedia costumbrista en los premios fue para Alfredo Landa como Mejor actor protagonista. No, Antonio Resines, secundario, ni siquiera logró la nominación.

Ocho apellidos vascos (2015)

Esta comedia ligera de chistes vascoandaluces dirigida por Emilio Martínez Lázaro es, con diferencia, la película española con mayor recaudación (56 millones de euros) y mayor público en taquilla (9,5 millones de espectadores). Pero ¿tres Goyas? Sí, también. Todos a sus intérpretes: Mejor actor revelación (Dani Rovira), Mejor actriz de reparto (Carmen Machi), Mejor actor de reparto (Karra Elejalde). Y estuvo nominada a dos más: Mejor canción original y Mejor dirección de fotografía.

La leyenda de Balthasar el Castrado (1996)

Todas las pistas —del título al póster y a las imágenes de sus protagonistas en el mismo— dan a entender que se trata de una película porno. Pero cuando uno se da cuenta de que está protagonizada por Imanol Arias y Aitana Sánchez Gijón llega el shock.  Según la crítica de El País en 1997, "lo que quiere ser una inusual y tórrida relación a tres bandas pronto se transforma en un irregular y distante paseo por el pelucón de otros tiempos". Pues eso. El "pelucón" (Mejor diseño de vestuario) fue quien se llevó el Goya al agua.

La leyenda de Balthasar el Castrado
Póster de 'La leyenda de Balthasar el Castrado'.

Lo más natural (1991)

Una cinta dirigida por Josefina Molina y protagonizada por Charo López en la que Miguel Bosé se convertía en su amante, con alguna escena calentita de cama, y que pasó a la historia por un Goya a la Mejor banda sonora para José Nieto… especialmente, porque logró arrebatárselo a Ennio Morricone, nominado entonces por ¡Átame!

Slugs, muerte viscosa (1989)

El cine casi de serie B se coló en los Goya. Su sinopsis desvela parte de su asquerosa historia: "Una babosa hembra puede poner un millón y medio de huevos al año. En una pequeña población norteamericana, mientras todos duermen, una nueva especie de babosas está creciendo y multiplicándose en los húmedos y oscuros sótanos. Están desarrollando nuevos gustos de sangre, y de carne… ¡De carne humana!". No, no fue el guión lo que estaba nominado, precisamente, sino los efectos especiales: una candidatura, un premio.

Slugs-muerte-viscosa-poster
'Slugs, muerte viscosa'.

Te puede interesar