Posible acuerdo entre Twitter y Elon Musk: ambas partes tratarán de cerrar la polémica antes del juicio de 5 días al que se enfrentan

Parag Agrawal, CEO de Twitter, y Elon Musk.
Parag Agrawal, CEO de Twitter, y Elon Musk.

Getty Images/Reuters

Parece que Twitter está sopesando llegar a un acuerdo con Elon Musk, muy cerca del juicio previsto para finales de octubre en la corte de Delaware, debido al tortuoso acuerdo de comprar por valor de 44.000 millones de dólares (unos 45.000 millones de euros al cambio actual), según expertos legales.

"Si Musk acudiera a ellos mañana y les dijera: 'Si rebajáis un 2% del precio de compra, seguiré comprando la empresa', creo que lo aceptarían, asegura Robert Miller, profesor de derecho con amplia experiencia en fusiones y adquisiciones en el Tribunal de Cancillería de Delaware.

Ese es el mismo tribunal en el que Twitter interpuso la demanda a Musk en julio para forzar la adquisición de la compañía. Musk ha tratado de retractarse del acuerdo original, y ambas partes se enfrentarán en un juicio de 5 días a mediados de octubre.

Una rebaja hipotética del 2% significaría que Musk pagaría alrededor de un dólares menos por acción de lo acordado inicialmente, ahorrando alrededor de 880 millones de dólares (unos 900 millones de euros) en el acuerdo. Miller no cree que sea un descuento suficiente para Musk. 

Elon Musk contra Twitter: los mensajes privados más jugosos que le enviaron sus amigos multimillonarios sobre sus planes de comprar Twitter

Por el contrario, Miller espera que Twitter y Musk lleguen a un acuerdo de 50 dólares por acción, en caso de que finalmente se complete la adquisición. Eso implicaría que Musk pagara alrededor de 40.000 millones (casi 41.000 millones de euros) por la compañía.

Miller ve factible que Twitter acepte un descuento mayor del 10%, ya que incluso eso representaría un buen trato para los accionistas. "Twitter tiene un 90% de posibilidades de ganar, pero con tanto en juego, sigue siendo un trato increíble para ellos", destaca. 

LVMH contra Tiffany 

El experto legal cita una disputa bastante similar resuelta el año pasado entre LVMH, un conglomerado de bienes de lujo, y Tiffany, la marca de joyería.

En ese caso, LVMH acordó la compra de Tiffany por 16.200 millones de dólares (unos 16.500 millones de euros al cambio actual), y luego trató de retractarse después del golpe de la pandemia, citando un "efecto material adverso" en el negocio de Tiffany. 

Finalmente, el acuerdo se cerró a principios de 2021 con el pago de 15.800 millones de dólares (16.180 millones de euros) por parte de LVMH, con un descuento del 2,5% por valor de 400 millones de dólares (409 millones de euros).

"LVMH no tenía posibilidad alguna de ganar esa demanda y, aún así, Tiffany accedió a llegar a un acuerdo", agrega Miller.

 

MAE (Modelo de Abastecimiento Equilibrado), como suele llamarse, es el mismo argumento que Musk intenta presentar contra Twitter, diciendo que puede retirarse del trato porque Twitter ha tergiversado la cantidad de bots o cuentas no auténticas en su plataforma.

Hasta ahora, el caso parece fallar a favor de Twitter con más frecuencia que a favor de Musk. Aún así, es posible que Twitter quiera evitar incluso la pequeña posibilidad de que no haya un resultado favorable para ellos al final del juicio.

"El litigio es inherentemente arriesgado", asegura Miller. "Incluso si no hay MAE hoy, podría haber MAE mañana. Si Twitter ve una probabilidad de uno entre 10 de perder, merece la pena llegar a un acuerdo".

Desde que Twitter demandó a Musk para forzar su compra, ha dicho públicamente que tiene la intención de llevar a juicio al multimillonario y confía en su caso. Los representantes de Twitter y Musk no han querido hacer comentarios. 

"Ambas partes serán presionadas por sus abogados para llegar a un acuerdo" 

Otros expertos y analistas también comentan que ven una posibilidad real de que Twitter y Musk lleguen a un acuerdo antes de ir a juicio.

Chester Spatt, profesor de finanzas en la Universidad Carnegie Mellon (Estados Unidos) y anteriormente economista jefe de la SEC (Comisión de Bolsa y Valores), ve plausible que Twitter llegue a un acuerdo, pero tendría que ser por una cantidad significativa de dinero.

"Twitter no se conformaría con una cantidad en la que el precio de sus acciones cayera como respuesta, ya que eso aumentaría significativamente la vulnerabilidad de Twitter a una demanda de los accionistas", concreta Spatt.

La junta directiva de Twitter tiene el deber con los accionistas de aumentar el valor de la empresa tanto como sea posible. Si el trato no se lleva a cabo, incluso si Musk paga una compensación de varios miles de millones de dólares, las acciones de Twitter podrían caer y sus directivos podrían ser demandados por los inversores.

En este momento, el precio de 54,2 dólares por acción que Musk acordó pagar representa un buen valor para los accionistas. Aunque las acciones de la compañía han subido desde julio, actualmente cotizan alrededor de 43 dólares, un 20% menos que la oferta de Musk.

"Ambas partes serán presionadas por sus abogados para llegar a un acuerdo", afirma Erik Gordon, profesor de derecho comercial en la Universidad de Michigan (Estados Unidos), y agrega que la junta directiva de Twitter "está en una situación difícil".

"Twitter debería conformarse y terminar con la incertidumbre, pero no puede conformarse con 1.000 millones porque su caso es muy evidente", dijo. "Se enfrenta a demandas si no llega a un acuerdo y pierde, y se enfrenta a juicios si se conforma con muy poco".

Musk también está en apuros, según Dan Ives, analista de Wedbush Securities. El multimillonario "tiene mucho que perder una vez llegue el 17 de octubre", el día en que comenzará el juicio en Delaware. Wedbush ahora ve posibilidades de un acuerdo superior al 50%.

Miller añade que los acuerdos son comunes en peleas legales como esta, y generalmente ocurren justo antes del juicio, cuando todas las pruebas están disponibles y ambas partes pueden evaluarlas.

"No se verá un acuerdo en esto antes del 13 o 14 de octubre", anticipa Miller.

Otra cosa que puede provocar un acuerdo es la postura de sus líderes. La semana pasada, Musk reprogramó su declaración, mientras que Parag Agrawal, CEO de Twitter, canceló la suya en el último minuto y aún no la ha reprogramado. 

Otros artículos interesantes:

Twitter se enfrenta al éxodo de cientos de trabajadores desde que Elon Musk les expusiera su visión de la empresa hace 3 meses

Twitter admite que mostró anuncios por error en perfiles que vendían contenido de abusos sexuales a menores

La batalla legal entre Twitter y Elon Musk da una pista sobre quién gestiona la fortuna de la persona más rica del mundo

Te recomendamos