Pasar al contenido principal

Por qué la compra de Toys ‘R’ Us tiene sentido para Amazon

Jeff Bezos Amazon
Amazon

Toys R Us anunciaba hace unas semanas el cierre de sus tiendas en Estados Unidos tras cinco años de pérdidas por valor de 2.030 millones de euros y varios meses en el limbo tras declararse en bancarrota.

La compañía ha sido una víctima más del auge del ecommerce, ya que con el crecimiento masivo de empresas como Amazon o Walmart su negocio quedaba en un segundo plano. Y es que su falta de competitividad en el precio, así como la ausencia de innovación por ofrecer un valor diferencial en sus productos, no ha hecho más que allanar el camino a las tiendas online.

Pero lo que ha llevado a la bancarrota a Toys ‘R’ Us han sido, principalmente, tres movimientos:

  • En el 2000, la compañía firmó un contrato de exclusividad con Amazon para ser el único partner con el que podían comercializar juguetes, juegos y productos para bebés. Aunque lo inteligente hubiera sido crear su propia tienda online, prefirieron ir a lo “fácil” y no invirtieron en este sector, dejando una buena parte del negocio en manos de terceros.
  • En segundo lugar, y como hemos comentado antes, la falta de innovación en sus tiendas físicas brilló por su ausencia. Y es que, cuando quisieron ponerse manos a la obra con este tema, ya era demasiado tarde.
  • Por último, pero no menos importante, las deudas que acumularon a lo largo de los años les impidieron invertir en lo que realmente necesitaban: innovación.

Sin embargo, y a pesar de sus disputas en el pasado, hay rumores que aseguran que Amazon estaría pensando en comprar Toys ‘R’ Us, y esto sería un movimiento de lo más inteligente. Pero, ¿por qué?

En primer lugar, la compañía de Jeff Bezos ya invirtió una gran suma de dinero en la adquisición de los más de 440 locales de Whole Foods, por lo que las tiendas del exgigante de los juguetes serían otra una buena oportunidad para acercarse físicamente a sus clientes. Es decir, sería un movimiento acorde con su estrategia.

Por otra parte, esto hará que los productos se entreguen en menos tiempo, lo que reducirá los tiempos de envío y aumentará la satisfacción de los clientes.

Eso por no hablar de que tendría la oportunidad de exhibir sus productos propios en un lugar físico (Kindle, Amazon Echo, etc), sin necesidad de llegar a acuerdos con tiendas de terceros.

En definitiva, si el movimiento se lleva a cabo, podría resultar de lo más beneficioso para ambas partes, pero especialmente para Bezos y su equipo.

Te puede interesar