Jubilación anticipada

Pareja de jubilados pasándolo bien
  • La jubilación anticipada es una modalidad que reconoce la Seguridad Social para todos aquellos trabajadores que quieren retirarse antes de tiempo.
  • Estos son los requisitos a cumplir y cómo afectará a tu pensión.
  • Si quieres entender cómo funciona la economía, la tecnología, el mundo empresarial y descubrir el significado de la mayoría de los conceptos que escuchas cada día, no te pierdas nuestra sección Qué es.
  1. ¿Qué es la jubilación anticipada?
  2. Tipos de jubilación anticipada
  3. Requisitos para acceder a la jubilación anticipada
  4. Cómo afecta la jubilación anticipada a tu pensión
  5. Jubilación anticipada para los autónomos
  6. Ejemplos: casos prácticos para entenderlo mejor

¿Qué es la jubilación anticipada?

La jubilación anticipada es una modalidad de retiro permitida por la Seguridad Social.

Esta alternativa sirve para que los trabajadores se retiren antes de la edad ordinaria establecida legalmente, siempre y cuando cumplan una serie de requisitos.

La jubilación anticipada es el deseo de muchos trabajadores, pues podrán dejar de trabajar antes aunque pierdan parte del importe de su pensión.

Antes de solicitar la jubilación anticipada es importante que conozcas los tipos que hay, los requisitos que exige la Seguridad Social y cómo va a afectar a tu pensión.

Tipos de jubilación anticipada

Existen 2 tipos de jubilación anticipada. Cada una de ellas te afectará de forma distinta según tus circunstancias.

Estas son las modalidades de jubilación anticipada:

  • Jubilación anticipada voluntaria: es aquella a la que quiere acogerse el trabajador que cumple con los requisitos de la Seguridad Social; puede anticiparse 2 años si el beneficiario ha cotizado al menos 35 años.
  • Jubilación anticipada forzosa: se produce después de haber perdido un empleo; puede anticiparse 4 años, siempre y cuando el período de cotización sea de al menos 33 años.

Requisitos para acceder a la jubilación anticipada

No todo el mundo puede acceder a la jubilación anticipada. Es necesario cumplir una serie de requisitos para ello.

Estas son las exigencias de la Seguridad Social para que disfrutes de la jubilación anticipada:

  • Estar dado de alta en la Seguridad Social.
  • Haber cotizado un período mínimo de 35 años, de los cuales por lo menos 2 deben ser justo antes de jubilarse.
  • Que la pensión pública a percibir sea superior a la pensión mínima que cobrarías si te jubilases a los 65 años.
  • La jubilación anticipada se puede solicitar hasta 2 años antes de la jubilación ordinaria.

Cómo afecta la jubilación anticipada a tu pensión

Esta es la pregunta que se hacen muchos trabajadores antes de solicitar la jubilación anticipada.

El principal efecto de la jubilación anticipada es que no tendrás derecho al 100% de la pensión que te corresponde, aunque en algunos caso la rebaja será mínima y apenas la notarás, dependiendo de la situación.

Los coeficientes reductores de la Seguridad Social funcionan de la siguiente manera:

  • La pensión se reduce entre el 1,625% y el 2% en jubilaciones voluntarias: esta reducción se aplica por cada trimestre que adelantes la jubilación, así que si la anticipas a pocos meses de la edad ordinaria no perderás tanto. 
  • La pensión se reduce entre el 1,500% y el 1,875% en jubilaciones forzosas: los coeficientes son menores en este caso, ya que el trabajador se ha visto obligado a tomar esta decisión.

Jubilación anticipada para los autónomos

Los autónomos también tienen derecho a la jubilación anticipada.

Las exigencias son las siguientes:

  • Tener un mínimo de 64 años, es decir, como mucho puedes anticipar la jubilación hasta 2 años antes de la edad ordinaria.
  • Durante los últimos 15 años tienes que haber cotizado un mínimo de 24 meses.
  • El importe de la pensión que vas a percibir ha de ser más elevado que aquel que corresponda cuando cumplas 66 años y 2 meses.

Debes saber que el cese de actividad no justifica pedir la jubilación anticipada por situación de desempleo, como sí sucede con los asalariados.

Ejemplos: casos prácticos para entenderlo mejor

Comprender el funcionamiento de la jubilación anticipada puede ser complicado, por eso resulta mejor ilustrar con un ejemplo.

Este es el caso típico de jubilación anticipada voluntaria:

  • Una mujer de 64 años cree que ha llegado el momento de dejar de trabajar, aunque la edad ordinaria actual se encuentre en los 66 años.
  • Esta trabajadora hace sus cálculos y estima que no se quedará demasiado lejos del 100% de la pensión que le corresponde, pues ha cotizado durante 40 años.
  • Además de este requisito, también cumple el del importe de la pensión: la que recibiría en caso de jubilarse a los 66 años es mayor que la que va a obtener en estas circunstancias.
  • La mujer solicita la jubilación anticipada meses antes de cumplir los 64 años, que es el momento en el que podría retirarse definitivamente.
  • La solicitud la lleva a cabo a través de la Sede electrónica de la Seguridad Social, pues resulta más sencillo y rápido que acudir a una oficina de este organismo.
  • La Seguridad Social estudia su caso y responde en plazo: cumple los requisitos para acceder a la jubilación anticipada voluntaria.
  • Al cumplir los 64 años, esta trabajadora se jubila y empieza a cobrar su pensión, que es más pequeña de la que le hubiera correspondido en caso de jubilarse a los 66 años.

Te recomendamos