Pasar al contenido principal

Para qué sirve la transformación digital en una cervecera como Damm

Laura Gil, directora de Transformación Digital de Damm
Laura Gil, directora de Transformación Digital de Damm. Damm
  • La cervecera Damm está llevando a cabo un ambicioso proyecto de transformación digital en todas sus áreas de negocio.
  • Business Insider charla con Laura Gil, la directora de Transformación Digital de Damm.
  • "La transformación digital es, más bien, una transformación de valores", según Gil.

Una de las grandes preguntas que suelen hacerse los altos directivos de las grandes empresas es: ¿Necesitamos cambiar algo en nuestro modelo de negocio, incluso si seguimos teniendo holgados beneficios?

Para Laura Gil, directora de Transformación Digital de Damm, la respuesta es clara: "Siempre se puede mejorar, aunque no todas las empresas se atrever a cambiar", explica a Business Insider.

Por eso, una de las cosas que más le sorprende del ambicioso proyecto de transformación digital (que ella lidera y que afecta a todas las áreas de negocio de Damm) es que la empresa haya decidido dar el paso, incluso cuando su negocio cervecero goza de mejor salud que nunca.

Damm obtuvo en 2017 unos beneficios de 112,5 millones de euros, lo que supone un incremento del 11,1% respecto a los 101,2 millones del ejercicio anterior.

"Una transformación de valores"

"La transformación digital es, más bien, una transformación de valores", precisa Gil.

La idea no es tanto responder a una necesidad del mercado como a una voluntad de "adaptarse a los nuevos tiempos" en tres líneas definidas: mejorar la experiencia del consumidor, mejorar la relación y la comunicación con proveedores y bares, así como implementar una renovada política de RSC "para ser más transparentes y mejorar la calidad laboral" de la plantilla.

La transparencia es un concepto transversal en el proyecto. "El consumidor ha cambiado mucho en los últimos años; ahora, quiere saber y conocer el origen de lo que come y bebe", apunta.

Leer más: Trabajo desde casa y estas son mis 6 técnicas para ser disciplinada

Como ejemplo, explica que una de las iniciativas busca "ayudar al consumidor a saber de dónde viene" el producto que consume, aplicando una tecnología que permita identificar los campos de cultivo de origen.

En esta transformación de valores de Damm también se incluye un apartado para la comunicación con los empleados, a través de "nuevas herramientas que la hagan más fluida".

Durante el día a día, una de esas herramientas es el teletrabajo, gracias a la implementación de canales instantáneos (aún en fase embrionaria). "Creamos herramientas colaborativas para ser superágiles en el trabajo en equipo", explica Gil.

Además, hay otras iniciativas que ya empiezan a cambiar el modo de relacionarse en el trabajo, como la formación, que está disponible en streaming para todos los empleados de la empresa.

Más de 80 iniciativas para anticiparse al futuro

Algo que Gil matiza varias veces es que se trata de un "proceso inclusivo, tanto para nativos digitales como para personas que no tienen tanto contacto con las nuevas tecnologías".

"Tenemos más de 80 iniciativas en marcha que afectan a todas las áreas de la empresa, pero priorizando en primer lugar aquellas que tengan impacto en el consumidor y aquellas que cambien la cultura de la empresa", subraya, dejando en un segundo plano aquellas acciones "que tienen un retorno más evidente".

Leer: Los 5 mejores cursos para aprender sobre inteligencia artificial

Un buen ejemplo es la iniciativa de renovación de sus webs. "Parece algo muy sencillo, pero no lo es", ya que no se trata de portales independientes, sino que forman un conjunto.

"La web de Estrella Damm va ligada a la de visitas a la fábrica, a otra que permite a la gente conectarse al wi-fi cuando viene a nuestras instalaciones, al CRM... Cada proyecto suele ser un proyecto grande", explica Gil.

Para hacerse una idea del tamaño del proyecto, en lo que va de año Damm ha "cambiado las webs corporativas de las cervezas de apellido Damm". Esto supone unos 30 proyectos de renovación de portales. "Y esto se engloba como una sola iniciativa", apunta.

En este sentido, Gil explica que el proyecto de transformación digital de Damm empieza desde dentro, "para no perder la esencia del negocio". Hay implicadas entre 150 y 200 personas, la mayoría de ellas de dentro de la compañía.

Por eso, Damm realizó previamente una encuesta a sus más de 4.000 empleados sobre la posibilidad de implementar nuevas herramientas digitales en su entorno laboral.

En aquel momento, a la plantilla se le preguntó acerca de implementar nuevas herramientas y procesos digitales, así como sobre su interés en recibir una formación complementaria. La respuesta fue casi unánime: "El 90% pensaba que era el momento de llevarlo a cabo".