Pasar al contenido principal

Así refleja la bolsa cómo nos ha cambiado la vida en casi 100 años

Traders realizando operaciones en Wall Street
Reuters
  • En 1900, con los mercados con una evolución mayor y una complejidad más precisa, los valores de transportes, especialmente los ferroviarios, seguían teniendo un peso importante en el conjunto de los mercados, aunque la oferta tenía una mayor diversificación.
  • El 38% de las cotizadas pertenecía a dicho sector, pero Los inversores podían poner su dinero en otro tipo de valores que ya empezaban a mostrar muchos signos de crecimiento.
  • Las tecnológicas y las empresas de telecomunicaciones son las que han entrado en escena en este tiempo con un 12% y un 14%, respectivamente.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El avance de la sociedad y la tecnología hace que cambie todo con el paso del tiempo. La escena como la conocemos hoy en día es muy posible que poco tenga que ver dentro de unos años. Las tendencias evolucionan y los mecanismos de producción se perfeccionan. Las diferencias son notables. 

Los países no generaban crecimiento de la misma manera en la Edad Media que con la Revolución Industrial. Tampoco el PIB de los países se destinaba proporcionalmente de la misma manera a principios de Siglo XX, que en la entrada del Siglo XXI. La disrupción abre nuevas eras, que se trasladan a todas las partes. 

Eso es lo que se ha producido también en el mundo de los mercados. Tenemos nociones de los índices de Estados Unidos desde 1800. ¿Cómo se componían entonces? ¿Cuáles eran los sectores predominantes que eran un fiel reflejo de la sociedad? Por aquel entonces solo cotizaban dos: industriales y ferrocarriles. Eran la base de la economía norteamericana y en los que se sustentaba el presente y el futuro. 

Leer más: Cómo invertir en bolsa desde cero: 12 consejos para principiantes 

Todo ello cambió en 1900. Con los mercados con una evolución mayor y una complejidad más precisa, los valores de transportes, especialmente los ferroviarios, seguían teniendo un peso importante en el conjunto de los mercados, aunque la oferta tenía una mayor diversificación. 

De hecho, el 38% de las cotizadas pertenecía a dicho sector, pero Los inversores podían poner su dinero en otro tipo de valores que ya empezaban a mostrar muchos signos de crecimiento. A principios de Siglo XX la segunda mayor ponderación recaía sobre el sector financiero, que suponía el 20% del total, seguido de sector energético (8%), materias primas (8%), servicios, (6%), comunicaciones (5%) o industria (5%). 

Cambio total

La transformación de la sociedad también se ha podido ver en la bolsa. Desde aquellos años pioneros en los que la bolsa tenía que ver únicamente con transportes e industria todo ha cambiado por completo. Mientras los motores del desarrollo económico en el siglo XIX eran los ferrocarriles y la industria, junto con la banca para financiarlos, a día de hoy son otros negocios los que lideran los mercados

Las tecnológicas y las empresas de telecomunicaciones son las que han entrado en escena en este tiempo con un 12% y un 14%, respectivamente. Las empresas de bienes de consumo también tienen una amplia representación del 10%, frente al 4% que tenían hacía más de cien años. 

Llama la atención el cambio de las primeras posiciones. La banca representa el mayor poder con el 19% del total (baja un punto porcentual). Por el contrario, el sector transportes ha pasado de ser el mayoritario con un 38%, hasta el 2% del global en el que cerró a finales del pasado ejercicio.

Por lo pronto, el siglo XXI avanza sin lugar a dudas por el camino de la ciencia y la tecnología. En los años futuros seguro que aparecerán nuevos campos, pero lo que sí es seguro es que la bolsa siempre reflejará la realidad económica de nuestra vida.

Y además