Pasar al contenido principal

Cómo invertir en bolsa desde cero: 12 consejos para principiantes

Cómo el mundial de futbol afecta a la bolsa
Wikimedia Commons

¿Quieres invertir en bolsa pero no conoces bien el mercado bursátil? Pues, antes de liarte la manta a la cabeza considera que puede haber otras opciones que se ajusten más a tu perfil de inversor.

Es importante que analices el tipo de perfil inversor en el que encajas y que seas consciente de que los mercados bursátiles son extremadamente sensibles a numerosos factores difíciles de controlar, sean económicos, políticos, territoriales, laborales, coyunturales, sectoriales o que estén relacionados con el título o los títulos por los que vayas a apostar.

La aversión al riesgo que tengas determina en qué perfil inversor encajas y, en función del mismo, cuáles son los productos que mejor se adaptan a ti. De modo simplificado, un inversor arriesgado conoce en profundidad el mundo financiero y busca altas rentabilidades a pesar de que pueda sufrir pérdidas notables; mientras que el conservador trata de evitar perder a pesar de que obtenga un rendimiento menor. 

El inversor moderado está entre medias de esos dos extremos. Es decir, sabe la importancia de obtener rentabilidad a corto plazo, pero ajustando siempre el riesgo que asume con sus inversiones.

Si encajas en la segunda categoría, y además no tienes conocimientos sobre bolsa, quizá el parqué no sea lo tuyo. Vivienda, depósitos o renta fija pueden amoldarse mejor a ti, ya que se trata de productos más seguros. Eso sí, nunca olvides que la inversión sin riesgo no existe, por mínimo que sea.

Claves para empezar a invertir en bolsa
Jarmoluk / pixabay

Recomendaciones antes de invertir

Además de considerar tu perfil de riesgo, antes de meter tu dinero en cualquier operación resulta aconsejable que te plantees tres puntos clave:

  • ¿Qué cantidad quieres y puedes destinar a la inversión? Sabiendo a cuánto ascienden tus ahorros, trata de hacer una estimación objetiva, tirando incluso a conservadora por si te vienen mal dadas.
  • ¿Cuánto tiempo te permiten tus finanzas personales mantener el capital inmovilizado? Sea en bolsa o en otro ámbito, trata de emplear en ella sólo el dinero que no vayas a necesitar a corto plazo ni que sea vital para tu supervivencia. Para ello, conviene que determines tu horizonte de inversión. Por ejemplo, cinco o diez ejercicios. Si crees que necesitarás esos ahorros antes dos años, mejor que no lances al parqué. Por si acaso.
  • ¿Qué expectativa de rendimiento tienes? Obviamente, cualquier inversión se hace, en principio (cada persona es un mundo), para lograr un beneficio a cambio, pero no todos se conforman con el mismo retorno.

Invertir en bolsa

Esas precisiones son sólo avisos para potenciales 'navegantes bursátiles', nada más lejos de nuestra intención que desanimarte si tienes intención de entrar en el mercado. Si, siendo consciente de lo anteriormente expresado, decides seguir adelante, podemos darte algunas recomendaciones como inversor novato en bolsa.

Consejos para aprender a invertir en bolsa
Firmbee / Pixabay

Consejos para principiantes que quieren invertir en bolsa

De este modo, podría ayudarte tener en cuentas la siguiente docena de cuestiones:

  1. Infórmate, aprende cómo funciona la bolsa y descubre las distintas estrategias para invertir. Como se suele decir, hay que empezar a gatear antes que a andar. Así que, antes de 'saltar al ruedo', Así que a leer, a seguir los consejos de los expertos, a participar en foros y, por qué no, puedes hacer algún curso de formación al respecto.
  2. Al dar los primeros pasos en el parqué, conviene que no inviertas mucho dinero de golpe. Ve poco a poco, sin prisa y corriendo pocos riesgos.
  3. Cuidado con invertir en bolsa por la recomendación de un amigo que carece igualmente de los conocimientos suficientes o por la información que has leído de pasada en los medios de comunicación.
  4. "¿Dónde va la gente? Donde va Vicente". Otro de los errores clásicos es copiar los comportamientos mayoritarios o más o menos notorios en el mercado. Puedes pensar que, si mucha gente se está forrando con un valor, tú también lo conseguirás. Podría ser... y podría no ser. ¿Seguro que es acertado invertir en un activo que lleva tiempo al alza?
  5. ¿Quieres tener una actitud inversora activa o prefieres que otra persona se mueva por ti (un experto, se entiende)? Si no tienes experiencia previa, aunque le pongas empeño, lo más habitual es que no estés preparado para una gestión que suele estar reservada para especialistas. Delega, aprende y, con el tiempo, ya se verá.
  6. Elegir entre una acción y un índice. La inversión en bolsa más clásica es la que se basa en la elección de un título o varios, pero ten en mente que también puede hacerse considerando un determinado índice. Es decir, por poner un ejemplo, comprar acciones de Iberdrola frente a invertir en el IBEX 35 en su conjunto. La segunda opción puede ser recomendable para empezar a invertir en bolsa.
  7. Como derivada del punto anterior, te aconsejamos que diversifiques tu inversión. De ese modo correrás menos riesgos. Ya sabes, el ejemplo clásico de poner todas las manzanas en el mismo cesto o en distintos. Si optas por esto último, aunque con una baja, podrías seguir adelante; si te lo juegas todo a un número, puede que ganes, pero es menos probable y más arriesgado.
  8. Aunque de nuevo depende de tu perfil de riesgo, lo ideal es que vayas con la mentalidad de invertir a largo plazo. Irás viendo la evolución del título, qué le afecta y asimilarás ciertas nociones básicas sobre el mercado. Que des un pelotazo intradía en el primer valor por el que te decantes no es que te toque la lotería, pero sí poco frecuente.
  9. ¿Sabes qué es el benchmarking? De forma muy resumida, es una técnica que se da en el mundo de la empresa para aprender de los mejores. Es decir, que puedes fijarte en inversores, gestores de fondos o entidades que hayan demostrado su eficiencia —léase rentabilidad— y calcar sus maniobras o, al menos, tenerlas en cuenta. Esos inversores de éxito suelen tener en cuenta el largo plazo y el value investing, que consiste en comprar una acción por debajo de su valor intrínseco. Como puedes, suponer acertar con el valor no resulta sencillo. Warren Buffet —que sigue ganando dinero con las empresas que elige— lo resume como infórmate, aprende cómo funciona la bolsa y descubre las distintas estrategias para invertir.
  10. Hay muchas formas de conformar una cartera de inversión, una de ellas es en función del dividendo que otorgan las compañías. Aquí puedes descubrir las diez empresas que ofrecen la mayor rentabilidad por dividendo en 2018.
  11. Ten paciencia. Si al poco tiempo de invertir en un valor ves que no funciona, no sientas la tentación de salirte a las primeras de cambio, en especial si consideras que hiciste una elección sopesada.
  12. Elige un buen bróker para invertir, que te dé seguridad. Intenta que sea barato y que no te cobre comisiones de mantenimiento. Si operas a largo plazo, será más fácil obtener mejores cifras en ese sentido.

Con todo, ten en cuenta que la decisión de invertir —sea en el producto que sea— debe ser tomada de forma responsable, contando con toda la información necesaria en tu mano y, aunque parezca una obviedad, con sentido común, según aconsejan desde la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Te puede interesar