Repsol recupera las cifras prepandemia: logra un beneficio de 1.235 millones de euros en el primer semestre y rebaja su deuda en casi 400

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz.
El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz.
REUTERS/Susana Vera
  • Repsol consigue un resultado neto en el primer semestre superior al del año pasado, impulsado por los segmentos de exploración y producción.
  • La compañía energética cotizada rebaja su deuda un 6%, hasta los 6.386 millones de euros. 
  • "Las medidas que hemos implantado nos están permitiendo capturar el máximo valor posible en este complicado entorno", explica el CEO de Repsol, Josu Jon Imaz.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Repsol ha alcanzado un resultado neto de 1.235 millones de euros en el primer semestre de 2021, tras haber perdido 2.484 millones en el mismo periodo del año pasado, lo que sitúa de nuevo a la compañía en unos niveles equiparables a la época anterior a la pandemia. 

Los dos primeros trimestres de 2019 alcanzó una cifra de 1.133 millones en este indicador, por lo que la energética incluso mejora los resultados respecto al año previo a la llegada del coronavirus.

El resultado neto ajustado, que mide el desempeño de los negocios, alcanzó los 959 millones de euros, muy por encima de los 189 alcanzados los primeros seis meses de 2020. 

La compañía destaca que ha conseguido cifras positivas "en todos los segmentos, entre los que destacó Exploración y Producción", que sumaron 678 millones frente a los 51 millones en pérdidas del mismo periodo del anterior ejercicio. 

En el mismo periodo de 2019, la cifra fue de 646 millones, por lo que también mejora su rendimiento en este segmento en el que se encuadra la producción de barriles de petróleo, de 599.300 al día.

En el segmento industrial, Repsol ha perdido fuelle ligeramente. Ha obtenido un resultado de 239 millones, por debajo de los 296 millones conseguidos en el mismo periodo del año pasado. La compañía lo achaca a que "se está viendo afectada por la pandemia y por la transición energética".

Es, sin embargo, en el área de comercial y renovables donde la energética logra algunos de sus mejores resultados, un 40% más que los alcanzados en el primer semestre de 2020. Entonces alcanzó los 163 millones de euros, que se quedan cortos respecto a los 228 millones de la primera mitad de 2021.

"El modelo integrado de Repsol y la puesta en marcha del Plan Estratégico 2021-2025 le permitieron afrontar con éxito el difícil entorno y aprovechar el comienzo de la recuperación de la demanda y la mejora de los precios de las materias primas respecto al escenario deprimido de 2020", resalta la compañía liderada por Josu Jon Imaz.

El plan estratégico de Repsol hasta 2025: 18.300 millones de inversión, más renovables y abre la puerta a un socio o al salto a bolsa de su división de energías limpias

Imaz ha destacado que "las medidas que hemos implantado nos están permitiendo capturar el máximo valor posible en este complicado entorno, aprovechando de inmediato los indicios de recuperación que observamos, con señales que nos acercan a niveles previos a la pandemia". 

La compañía, pese a la adversidad, ha conseguido un flujo de caja positivo en todos sus segmentos, hasta los 1.932 millones de euros, y un flujo libre de 955 millones. 

Asimismo, ha rebajado su deuda neta un 6% (392 millones), hasta quedar fijada en 6.386 millones. La liquidez asciende hasta los 9.448 millones, más del doble que lo que suponen sus vencimientos a corto plazo. 

Con el objetivo de mejorar su posición financiera, emitió en marzo bonos híbridos por un importe de 750 millones y en mayo hizo lo propio con bonos senior por valor de otros 300 millones.

En los resultados del segundo trimestre, Repsol ha mejorado levemente su patrimonio neto ajustado, de 488 millones, frente a los 471 del primer trimestre de 2021. 

La comparativa es todavía más benigna para la cotizada si se comparan estas cifras con las del segundo trimestre de 2020, cuando la compañía tuvo en este indicador un resultado negativo de 258 millones.

La multinacional española resalta en un comunicado que "la crisis sanitaria continuó marcando de forma negativa a la economía global durante la primera mitad del año, aunque con mejoras respecto al escenario sin precedentes de 2020", en el que Repsol sufrió pérdidas por valor de casi 3.300 millones de euros.

Repsol, que se ha fijado el objetivo de cero emisiones netas en 2050 ha avanzado durante los últimos tiempos en su transición hacia energías renovables con operaciones internacionales como el acuerdo con Hecate Energy, en Estados Unidos, o el inicio de actividades en dos parques fotovoltaicos en España.

La cotizada también ha informado de que ha abonado el 7 de julio un dividendo de 0,30 euros brutos por acción en efectivo a sus accionistas. 

Otros artículos interesantes:

Repsol y Talgo impulsan el tren de hidrógeno renovable para sustituir a las máquinas propulsadas por gasóleo

Repsol pierde casi 3.300 millones de euros en un año lastrado por la pandemia y la caída del petróleo

El plan estratégico de Repsol hasta 2025: 18.300 millones de inversión, más renovables y abre la puerta a un socio o al salto a bolsa de su división de energías limpias