Google bate expectativas y anuncia beneficios de casi 20.000 millones en el tercer trimestre, aunque es castigada porque su nube crece despacio

Sundar Pichai, CEO de Google.
Sundar Pichai, CEO de Google.

Reuters

  • Los resultados financieros de Google para el tercer trimestre del año son sólidos: mejora en ingresos, beneficio neto y operativo, pero no convence al mercado.
  • Las operaciones posteriores al cierre del parqué castigan el valor de sus acciones al considerar que su segmento cloud está creciendo despacio.

Google facturó más en 2022, pero obtuvo menos beneficios que en años anteriores. La tendencia puede estar a punto de cambiar. La multinacional del buscador ha presentado el informe financiero correspondiente a su tercer trimestre y los números traen buenas noticias.

La matriz de Google, Alphabet, ha ingresado 76.693 millones de dólares, algo más de 72.400 millones de euros, reflejando un aumento del 11% con respecto a la facturación que la compañía registró en el mismo trimestre pero del año anterior. 

Su beneficio neto se catapulta hasta los 19.689 millones de dólares, cerca de 18.600 millones en euros, y un incremento del 41% con respecto a los mismos datos de 2022. El beneficio operativo también supera los 21.340 millones de dólares —más de 20.000 millones de euros—, llevando un farolillo verde de un 24,5% con respecto al beneficio operativo del mismo trimestre el año pasado.

La gran fuente de ingresos del gigante del buscador siguen siendo sus servicios publicitarios. La facturación que la compañía atribuye a sus cuentas a los servicios publicitarios de su buscador es de 44.026 millones, 5 millones más que en el tercer cuarto del año pasado. También está en forma la publicidad en YouTube, que logra 7.952 millones de dólares.

De este modo, Google suma unos ingresos de 59.647 millones de dólares en publicidad, lo que también implica un buen dato al mejorar ostensiblemente el dato del mismo período en el año anterior en un 9,5%. Deja 1,55 dólares por acción cuando el mercado estimaba que la compañía no lograría superar el dólar y medio. Las cifras, en resumen:

  • Ingresos 3T 2023: 76.693 millones de dólares (+11%)
  • Ingresos publicitarios 3T 2023: 59.647 millones de dólares (+9,5%)
  • Beneficio neto 3T 2023: 19.689 millones de dólares (+41%)
  • Beneficio operativo 3T 2023: 21.343 millones de dólares (24,5%)

Los números no es lo único importante en este informe financiero. Es el primero que presenta la multinacional con Ruth Porat, antigua jefa financiera, como nueva presidenta de Alpahabet y nueva responsable de Inversiones. Porat ha reconocido que "la fortaleza clave del negocio se ha vuelto a ver en el tercer trimestre del año".

"Con 77.000 millones en ingresos, un incremento del 11% interanual, y empujada por un importante crecimiento en el buscador y YouTube y un gran momento en el negocio cloud", ha desgranado.

El CEO de la compañía, Sundar Pichai, se ha congratulado de los resultados de Google, que se producen "gracias a la innovación en IA en negocios como el buscador, YouTube, cloud o nuestros dispositivos Pixel". "Seguiremos centrados en hacer la inteligencia artificial más relevante para todo el mundo, hay aquí un proceso emocionante y veremos muchas cosas nuevas".

Sin embargo, los resultados, a pesar de que han mejorado las previsiones, no han entusiasmado en le mercado. Las operaciones tras el cierre del parqué reflejaban una caída del 6,3% —en el momento en el que se escribían estas líneas—. Algunos analistas apuntan a que se debe a que el negocio de Google en la nube no ha registrado un incremento equiparable al de otros segmentos.

 

La facturación del segmento cloud, no obstante, ha pasado de 6.868 millones de dólares en el tercer trimestre de 2022 a 8.411 millones en este trimestre, y además ha arrojado beneficios: en el mismo período del año pasado presentó pérdidas de 440 millones y este ha ofrecido beneficios de 266 millones, por primera vez además. Sin embargo, muchos consideran que el segmento crece lento.

Buena parte de los resultados de Google en este trimestre se explican con el boom de la inteligencia artificial. Google está desplegando Bard, su respuesta a la alianza de Microsoft con OpenAI, propietaria de ChatGPT, que se tradujo en Bing Chat. Sin embargo, estas herramientas están lejos de suceder a los motores de búsqueda en la red.

En circunstancias tan delicadas como el presente conflicto en Oriente Próximo, los motores IA generadores de texto que ofrecen respuestas a los usuarios han mostrado datos falsos a los usuarios que preguntaban si había, por ejemplo, un alto el fuego acordado por Israel. En el examen fracasaron todas las herramientas: Google Bard, Bing Chat y ChatGPT Plus.

También pueden explicar los buenos resultados de la multinacional tecnológica los despidos masivos que anunció a principios de este año: un recorte de 12.000 puestos de trabajo, el 6% de su plantilla global. 

Estos resultados financieros llegan en pleno juicio en EEUU contra Google. La justicia estadounidense dictaminará si Google incentivó un monopolio al llegar a un acuerdo con Apple para que su motor de búsqueda fuese el predeterminado en los dispositivos de la firma de la manzana, como los iPhone.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.