Pasar al contenido principal

Esta es la explicación científica de por qué los ricos creen que son mejores que los demás

In cognitive assessments and trivia tests, upper-class people assumed they'd perform better than others.
En las evaluaciones cognitivas y en las pruebas de trivialidades, las personas de clase alta asumieron que rendirían mejor que otras. mark peterson/Corbis via Getty Images
  • Es oficial: los ricos realmente creen que son mejores que los demás.
  • Las personas nacidas en clases sociales más altas están más confiadas y tienen "una creencia exagerada" de que se desenvolverán mejor que los demás, sobre todo en comparación a las clases más bajas, según ha concluido un reciente estudio.
  • Los investigadores hicieron que miles de personas de diversas clases sociales realizaran evaluaciones cognitivas y pruebas triviales, y luego les preguntaron cómo pensaban que les estaba yendo en comparación con los demás.
  • El estudio ha revelado que las personas con más educación, mayores ingresos y una clase social percibida como más elevada tenían más confianza en sí mismas, lo que hizo que los jueces consideraran que eran más competentes.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Algunos pueden haberlo sospechado por mucho tiempo, pero ahora la ciencia lo ha confirmado: los ricos realmente creen que son mejores que los demás.

Las personas nacidas en clases sociales más altas tienen más confianza en sí mismas y tienen "una creencia exagerada" de que se desempeñarán mejor en ciertas tareas que otras personas, una percepción que no comparten sus homólogos de clase baja, según ha concluido un estudio publicado este lunes en el prestigioso Journal of Personality and Social Psychology.

De acuerdo con el autor principal del estudio, estos hallazgos ayudan a aclarar la idea errónea sobre que todo el mundo piensa que está por encima de la media.

"Nuestros resultados sugieren que este tipo de pensamiento puede ser más frecuente entre las clases media y alta", ha explicado Peter Belmi, profesor de la Universidad de Virginia y autor principal del estudio, en un comunicado de prensa.

People with higher income, more education, and a higher perceived social class have an "exaggerated belief" they'll perform better than others, a study found.
Un estudio ha encontrado que las personas con ingresos más altos, más educación y una clase social más alta tienen una "creencia exagerada" de que se desempeñarán mejor que el resto. Jason McCawley/Getty Images

El estudio incluye una serie de experimentos que analizan la conexión entre clase social y exceso de confianza.

En un experimento, los investigadores observaron a más de 150.000 propietarios de pequeñas empresas en México que estaban solicitando préstamos, obteniendo información sobre sus ingresos, nivel de educación y percepción de posición en la sociedad. Se pidió a los solicitantes que realizaran evaluaciones psicológicas —que incluían un juego de memoria con cartas— para determinar su solvencia.

Después de las evaluaciones, se les pidió a los solicitantes que calificaran cómo creían que lo habían hecho en comparación con otros, en una escala de 1 a 100.

Leer más: 54 fotos escandalosas que muestran cómo los hijos de los multimillonarios se gastan las fortunas de sus padres

Los participantes más ricos y de clase alta estaban convencidos de que lo estaban haciendo mejor que el resto

Los investigadores descubrieron que aquellos con más educación, ingresos más altos y una clase social percibida como más alta tenían "una creencia exagerada de que obtendrían mejores resultados que los demás, en comparación con sus homólogos de clase más baja", según el comunicado de prensa.

Otros experimentos consistieron en darles a los participantes un test de trivialidades y posteriormente hacer que regresaran una semana más tarde para una entrevista simulada de contratación grabada en vídeo. Más de 900 jueces vieron posteriormente los vídeos y calificaron cómo de competente era cada solicitante.

Los jueces consideraron que las personas de clase alta con exceso de confianza eran más competentes.

"Los individuos con una clase social relativamente alta eran más confiados, lo que a su vez fue asociado con ser percibidos como más competentes y, en última instancia, más deseables, aunque, en promedio, no eran mejores que sus homólogos de clase baja en el test de trivialidades", ha afirmado Belmi.

La disparidad podría acabarse si pensamos cómo  son educadas las personas de diferentes clases sociales

"En la clase media, las personas son socializadas para diferenciarse de los demás, para expresar lo que piensan y sienten y para expresar con confianza sus ideas y opiniones, incluso cuando carecen de un conocimiento preciso", ha dicho Belmi.

La gente de la clase trabajadora, por otro lado, aprende a aceptar la humildad y la importancia de "conocer su lugar" en la jerarquía social, según Belmi.

El fomento del individualismo y la confianza puede llevar a un mayor éxito para aquellos en la clase alta.

Leer más: 13 cosas que la gente de éxito siempre hace justo antes de irse a dormir

"Las ventajas engendran ventajas", ha dicho Belmi. "Aquellos que nacen en niveles de clase alta es probable que permanezcan en la clase alta, y los empresarios con altos ingresos se originan de manera desproporcionada en familias altamente formadas y acomodadas".

Belmi agrega: "Nuestra investigación sugiere que la clase social moldea las actitudes que las personas tienen sobre sus habilidades y que, a su vez, tiene implicaciones importantes sobre cómo las jerarquías de clase se perpetúan de una generación a otra".

El estudio de Belmi no es el primero en concluir que las personas adineradas tienen percepciones distorsionadas de sí mismos

En una investigación de 2015 sobre la empatía, el neurocientífico Michael Varnum realizó un estudio de imágenes cerebrales de 58 participantes, a quienes previamente se les preguntó sobre su clase social, incluidas preguntas sobre ingresos familiares y la educación de los padres, según escribía Drake Baer para la revista New York.

Posteriormente, los participantes realizaron test de EEG, que rastrean la actividad eléctrica en el cerebro, mientras se les muestran imágenes de caras neutras y caras que expresan dolor.

"En una especie de ironía oscura, los encuestados con un estatus socioeconómico más alto se calificaron a sí mismos como más empáticos —un" efecto mejor que el promedio " que Varnum sobresiguió en un estudio por separado— cuando en realidad sucedió lo contrario", ha escrito Baer. El estudio realmente llegó a la conclusión que los participantes de clase alta tenían respuestas neuronales más bajas al dolor de los demás.

Pero no solo los ricos pueden tener percepciones distorsionadas de sí mismos.

Como contaba previamente Hillary Hoffower de Business Insider USA, una encuesta reciente realizada por INSIDER y Morning Consult concluyó que la clase social designada por las personas no siempre se alineaba con sus ingresos. Algunos estadounidenses que ganan menos de 50.000 dólares afirmaron sentirse ricos, mientras que otros que ganaban más de  100.000 dólares dijeron sentirse pobres.

Y además