Cae una banda de ciberdelincuentes que hackeó los gestores de nóminas en instituciones de Granada y Madrid y levantaron más de 53.000 euros

Hacker

Getty Images

La Operación Jordán ha sido el fin de una banda de ciberdelincuentes. La Policía Nacional asegura en una nota de prensa que se han detenido a unos 8 jóvenes que rondan los 25 años tras ser los principales sospechosos de una trama con la que se desviaban miles de euros públicos, inicialmente destinados a pagar nóminas de cargos públicos en Madrid y Granada.

Los jóvenes criminales informáticos se formaron de forma autodidacta para poder ejecutar estos ilícitos. La Operación Jordan del Cuerpo de Policía Nacional ha implicado tres registros en domicilios de Madrid, donde se ha detenido a los 8 presuntos ciberdelincuentes. La operación, aun así, continúa abierta.

Una de las detenciones de la Operación Jordan.

En esos registros se han intervenido hasta cuatro vehículos de alta gama, cada uno de ellos valorado en más de 450.000 euros, así como unos 50 dispositivos informáticos. También se han encontrado unos 70.000 euros en metálico y unas 400 tarjetas de crédito de tipo monedero.

Aunque la cantidad estafada a las instituciones de Granada y Madrid asciende a unos 53.000 euros, la Policía ha bloqueado más de 170.000 euros en criptomonedas.

Así 'hackearon' los móviles de los políticos catalanes en el CatalanGate

La operación policial, coordinada por el Servicio de Criminalidad Informática de la Fiscalía Provincial de Granada, comenzó a principios de diciembre del año pasado. El Ayuntamiento de Granada interpuso una denuncia al detectar que cuatro nóminas de sus cargos públicos habían sido manipuladas y transferidas a cuentas ajenas.

Esto fue posible técnicamente gracias a un hackeo de los servidores municipales, en un ciberataque que habría afectado esencialmente al programa informático encargado de la gestión de nóminas y recursos humanos en la corporación.

Durante la operación, se incautaron también vehículos de alta gama como este.

Al comienzo de las pesquisas, los agentes de la policía detectaron que a finales del mismo mes de diciembre se ingresó una quinta nómina en una de las cuentas de los presuntos ciberdelincuentes. Al cabo de los días fue una de las consejerías de la Comunidad de Madrid la que informó a las autoridades de un incidente de seguridad en sus sistemas informáticos.

La Policía explica el método que habrían seguido los 8 jóvenes detenidos: se introducían en los programas destinados a la gestión de nóminas para "alterar su normal funcionamiento" y así "lograr cambiar la domiciliación bancaria de las mismas". Las cinco nóminas extraídas acababan en cuentas bancarias creadas con documentación falsa por los criminales.

En esas cuentas bancarias también se encontraron ingresos por otros ilícitos informáticos, hasta superar los 53.000 euros que la banda de piratas informáticos habría amasado en los últimos meses. La banda convertía ese capital en criptomonedas gracias a plataformas de compraventa de activos digitales, para así dificultar el rastreo del dinero.

De los 8 detenidos se ha decretado el ingreso en prisión de 2 de ellos, tras haber sido puestos a disposición judicial. La Policía Nacional tampoco descarta que otras administraciones hayan sido víctimas de estos ciberataques.

Otros artículos interesantes:

Un experto en blockchain explica cómo el hackeo de 580 millones de euros en criptomonedas de Corea del Norte representa una nueva amenaza para la seguridad

La autenticación multifactor, recurrir a un administrador de contraseñas o mantener actualizado el sistema son algunas de las recomendaciones de expertos para prevenir los hackeos

Las mayores criptoestafas de 2021: del hackeo a Poly Network al fraude del token de 'El juego del calamar'

Te recomendamos