Pasar al contenido principal

Santander utiliza por primera vez la tecnología blockchain para votar en una junta de accionistas

Banco Santander
Wikimedia Commons

El blockchain llega a los órganos de gobierno de las grandes empresas. El banco Santander ha comunicado que utilizó esta tecnología por primera durante su última junta general de accionistas del 23 de marzo, con la colaboración de la empresa estadounidense de tecnología Broadridge y con el apoyo de J.P. Morgan y Northern Trust como custodios globales de inversores no residentes.

La tecnología blockchain se ha utilizado con el objetivo de facilitar y hacer más transparente el voto de los inversores institucionales, según explica la entidad. "Ha mejorado la transparencia del voto por delegación de los inversores institucionales y ha aumentado la eficacia operacional, la seguridad y el análisis, lo que beneficia a inversores, emisores, bancos agentes, custodios globales y entidades depositarias", apunta el banco presidido por Ana Botín en un comunicado. 

En vez de tener que esperar dos semanas en un proceso que incluye la actividad manual de los distintos intermediarios, en la última junta del Santander los inversores institucionales tuvieron la oportunidad de ver cómo sus votos se podían contar y confirmar de forma instantánea gracias a la tecnología blockchain. De esta forma, el banco se adelanta a la Directiva Europea sobre Derechos de los accionistas que entrará en vigor en 2019 y que requerirá compartir información entre los intermediarios el mismo día hábil para confirmar los votos de los inversores finales.

Las ventajas de esta tecnología podrían ir más allá de la mejora de eficiencia en el funcionamiento de las juntas, ya que también aumenta la motivación para votar, lo que mejoraría la democracia corporativa, según apunta la entidad financiera. El 21% del capital que participó en la junta probó la nueva plataforma basada en esta tecnología y el quórum de Santander marcó un récord del 64,55%. El banco Santander tiene más de cuatro millones de accionistas y el 60,7% del capital está en manos de inversores institucionales.

“La junta general de accionistas es uno de los acontecimientos de gobierno corporativo más importantes para cualquier empresa cotizada. En el caso de Santander, al tener el capital muy fragmentado, es importantísimo garantizar la participación de inversores y accionistas, y este año el uso de la tecnología blockchain para el voto institucional nos ha ayudado mucho en cuanto a transparencia y agilidad en todo el ciclo del voto” ha asegurado Sergio Gámez, director de Relación con Accionistas e Inversores de Banco Santander. 

¿Qué es exactamente el blockchain? La clave de esta tecnología es el consenso, el blockchain se trata de una base de datos inmutable que registra todas las transacciones que se llevan a cabo en ella y de la que todos los participantes guardan una copia. Esto es un intercambio de información descentralizado y que no requiere de intermediarios. 

Te puede interesar