Pasar al contenido principal

El 'sarcófago' de Chernóbil, que ayudó a contener la radiación, está siendo desmantelado porque se encuentra al borde del colapso

Sarcófago de Chernobyl
REUTERS / Gleb Garanich
  • El 26 de abril de 1986, el núcleo de un reactor se abrió en la Central Nuclear de Chernóbil, liberando enormes cantidades de material radiactivo como curio, uranio y plutonio.
  • En los meses posteriores al desastre, los trabajadores se apresuraron a construir una cubierta, o "sarcófago", para evitar la propagación de contaminantes.
  • El sarcófago ahora se tambalea debido a que se encuentra al borde del colapso.
  • El mes pasado, la empresa ucraniana que administra la planta de Chernóbil firmó un acuerdo de casi 70 millones de euros para derribar la estructura, que ahora está rodeada por un armazón de 32.000 toneladas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El accidente de la central nuclear de Chernóbil es considerado uno de los peores desastres nucleares.

El 26 de abril de 1986, el núcleo de un reactor nuclear en la planta se abrió durante una prueba de seguridad rutinaria, enviando gases de material radiactivo al aire. La explosión y los incendios posteriores provocaron una contaminación extendida en toda Europa, pero el lugar más contaminado con diferencia fue el reactor número 4, donde se produjo el accidente.

Menos de dos meses después del desastre, alrededor de 600.000 trabajadores soviéticos de limpieza entraron en acción para construir un "sarcófago", o cubierta de gran tamaño, alrededor del reactor para retener materiales radiactivos como el curio, el uranio y el plutonio. El proceso expuso a muchos trabajadores a niveles peligrosos de radiación y por lo menos 31 personas murieron de enfermedades agudas por radiación.

Leer más: Estas fotografías muestran cómo es realmente el día a día en la zona de exclusión de Chernóbil, una de las áreas más contaminadas del mundo

La cubierta fue diseñada para ser robusta, contaba con 400.000 metros cúbicos de hormigón y alrededor de 7.300 toneladas de acero, pero la construcción se hizo apresuradamente. Aunque los trabajadores se pelearon por contener el daño sin resultar heridos, no lograron sellar las juntas del edificio. También dejaron aberturas en los techos, lo que permitió la entrada de agua y la aparición de corrosión.

Ahora el sarcófago tiene que ser desmantelado antes de que se derrumbe.

El sarcófago de Chernobyl en 1998
El sarcófago de Chernobyl en 1998. Efrem Lukatsky/Reuters

La empresa ucraniana que gestiona la central de Chernóbil, SSE Chernóbil NPP, ha dicho en una declaración en línea que las evaluaciones de expertos revelaron que el sarcófago tenía una probabilidad "muy alta" de colapso. Solo la gravedad ha mantenido la estructura atada a sus bloques de soporte, ha comentado la compañía.

Así que el 29 de julio, firmó un contrato de casi 70 millones de euros con una empresa constructora para desarmar el sarcófago para el año 2023.

Los trabajadores de la construcción tendrán que reforzar el sarcófago mientras se desmontan sus partes (con la ayuda de grúas robóticas). Las piezas se limpiarán y se enviarán para su reciclaje o eliminación.

Trabajadores de la construcción montan un enorme arco de acero en la planta de Chernobyl el 27 de noviembre de 2012
Los trabajadores de la construcción montan un enorme arco de acero en la planta de Chernobyl el 27 de noviembre de 2012. Efrem Lukatsky/AP Photo

"La retirada de cada elemento aumentará el riesgo de colapso de los refugios, lo que a su vez provocará la liberación de grandes cantidades de materiales radiactivos", ha dicho la compañía en un comunicado.

Pero cualquier radiación que se libere probablemente no llegará a la atmósfera. Durante los últimos nueve años, los trabajadores han estado construyendo un caparazón de 32.000 toneladas alrededor del sarcófago. Sus piezas se ensamblaron en Italia y se entregaron a la obra a través de 18 barcos y 2.500 camiones.

Leer más: Por qué nunca deberías subir a un coche tras una explosión nuclear

El armazón completo, conocido como la Nueva Estructura de Confinamiento Seguro, fue trasladado a su ubicación final en 2016, momento en el que se convirtió en el objeto terrestre más grande jamás movido por los humanos. La estructura fue revelada al público en julio. Se espera mantener el área confinada por otro siglo, dando a los trabajadores tiempo suficiente para arreglar el lugar.

Una vez que el sarcófago haya sido desmantelado, los trabajadores comenzarán la gran tarea de limpiar los residuos radiactivos que aún permanecen en el reactor número 4. El proceso implicará aspirar las partículas radiactivas y limpiar la mezcla de "lava" que se formó cuando los trabajadores soviéticos vertieron arena, plomo y boro en el reactor en llamas.

Se espera que estos esfuerzos duren hasta 2065. Para entonces, los científicos estiman que la radiación del accidente habrá provocado más de 40.000 casos de cáncer.

Y además