Pasar al contenido principal

Un misterioso síndrome que hace que los consumidores de marihuana enfermen gravemente está empezando a preocupar a los médicos de todo el mundo

Un misterioso síndrome que hace que los consumidores de marihuana se enfermen gravemente está empezando a preocupar a los médicos.
Shutterstock
  • Un nuevo estudio documenta un fuerte aumento en las visitas a la sala de emergencias relacionadas con la marihuana después de la legalización en en el estado Colorado, en Estados Unidos.

  • Uno de los principales impulsores de las visitas a la sala de emergencias es un misterioso síndrome caracterizado por náuseas y vómitos .

  • El llamado síndrome de hiperemesis cannabinoide, o CHS (por sus siglas en inglés), se conoce muy poco.

  • La única cura conocida para el CHS es dejar de consumir marihuana. Los investigadores aún no están seguros de qué lo causa.

Cuando se enfermó tan incontrolablemente que recurrió a quemarse la piel en un baño caliente por tercera vez consecutiva, la Sra. X comenzó a preguntarse si tendría algo que ver con fumar marihuana.

Durante casi una década, la mujer australiana experimentó episodios repentinos de graves de náuseas y vómitos relacionados con el consumo de marihuana. Antes de eso, la había consumido durante años sin presentar síntomas.

En 2004, un equipo de médicos australianos detalló la experiencia de la Sra. X de forma anónima junto con un puñado de casos similares que ocurrieron en la misma región ese año. En casi todos ellos, los pacientes describieron cómo la enfermedad apareció repentinamente, a menudo después de décadas de marihuana sin sobresaltos. Su único alivio pasaba por darse baños de agua caliente. 

Los médicos australianos lo apodaron "síndrome de hiperemesis cannabinoide" o CHS.

Aunque el informe de los australianos levantó algunas alarmas nivel local, la mayoría de los expertos continuaron creyendo que casos como el de la Sra. X eran casos aislados. Hasta que una ola de informes similares empezó a aparecer en otros lugares.

Ahora, varios estudios recientes de médicos toda Europa y los Estados Unidos están empezando a sugerir que el CHS podría ser mucho más común de lo que se pensaba.

El último estudio fue publicado el lunes por un equipo de médicos de Colorado (Estados Unidos), donde la marihuana fue legalizada por razones médicas en 2009 y para uso recreativo en 2014. En su estudio, que apareció en la revista Annals of Internal Medicine, los médicos describen más de 2.500 visitas relacionadas con el cannabis a la sala de emergencia de un gran hospital público del estado entre 2012 y 2016.

Leer más: La gente que no consume drogas también tiene restos de cocaína en las manos

Los problemas estomacales como las náuseas y los vómitos fueron el principal motivo de esas visitas, incluso antes de los problemas psiquiátricos como la intoxicación y la paranoia.

Y de esos problemas estomacales, el CHS fue tanto el problema más comúnmente reportado como la razón principal por la cual los pacientes debían ser internados en el hospital.

"Ver que esa era una de las principales razones por las que la gente acudía a las salas de emergencias ha sido bastante sorprendente", dijo a Business Insider Andrew Monte, autor principal del estudio y profesor asociado de medicina de emergencias de la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado.

"Tenemos que hacer un mejor trabajo a la hora de educar a los usuarios sobre el hecho de que este fenómeno existe", añadió.

Nora Volkow, directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas, se hizo eco de las preocupaciones de Monte sobre el cannabis y el CHS en un editorial publicado junto con el nuevo estudio.

"Debemos reconocer que toda la gama de posibles consecuencias adversas para la salud derivadas del consumo de cannabis no se comprenden plenamente", escribió.

De una enfermedad 'apenas conocida' a algo que podría afectar a millones de personas cada año

Debido a que la marihuana era ampliamente ilegal hasta hace muy poco tiempo, muy pocos estudios han explorado sus efectos, positivos o negativos.
Hollis Johnson/Business Insider

Hace dos décadas, la enfermedad era completamente desconocida. Luego, a principios de los años 2000, una serie de investigadores comenzaron a describir grupos de problemas relacionados con el estómago que parecían derivarse del consumo excesivo y repetido de cannabis. Aunque acuñaron un nombre para el problema, CHS, todavía no tenían idea de qué lo estaba causando o cómo detenerlo.

Más de una década después, en 2017, un equipo de médicos de urgencias alemanes describió el CHS como una enfermedad "apenas conocida" caracterizada por náuseas intensas, vómitos y dolor de estómago. Todavía no habían identificado una causa, pero sí identificaron una cura: dejar el cannabis.

Un año después, en la ciudad de Nueva York, los médicos encuestaron a miles de pacientes en un gran hospital público urbano y concluyeron que hasta 3 millones de estadounidenses podían experimentar algo como el CHS cada año. Una vez más, el único tratamiento definitivo que identificaron fue dejar la marihuana por completo.

Leer más: Por qué el cannabis medicinal puede ser una ganga para invertir, pese a las subidas que ya ha acumulado en los mercados

Para el último estudio, los investigadores de Colorado hicieron una crónica de casi 10.000 visitas a la sala de emergencias en el campus médico de la Universidad de Colorado en Anschutz, Aurora, un gran hospital público a unos treinta minutos de Denver. De todas las visitas, aproximadamente una cuarta parte (o cerca de 2.500) estaban relacionadas con la marihuana.

De las visitas relacionadas con la hierba, el 31% tenía que ver con el estómago, lo que hace que los problemas estomacales sean la causa principal de todos los viajes a las salas de emergencias para el cannabis. Y de las visitas de cannabis relacionadas con el estómago, el CHS surgió como el evento adverso más común y el principal impulsor de los ingresos hospitalarios.

Los hallazgos de Monte están empezando a desmenuzar la suposición previamente sostenida de que el CHS es poco común.

"El CHS ciertamente no es muy raro", ha explicado Monte a Business Insider. "Lo vemos todas las semanas en Urgencias".

Otros investigadores están de acuerdo.

"Esto no es sorprendente y ciertamente vamos a ver más de esto", dijo a Business Insider Joseph Habboushe, profesor asociado de NYU Langone y autor principal del artículo de CHS publicado el año pasado.

Habboushe está trabajando actualmente en un estudio que tiene como objetivo identificar algunos nuevos métodos de alivio para los síntomas del CHS. Monte dijo que uno de sus estudiantes de posgrado estaba investigando en un trabajo similar.

Para la Sra. X, lo único que ayudó fue dejar de fumar. Cuando intentó volver a fumar, estuvo bien durante unos meses, pero luego volvieron los síntomas.

"Los pacientes que volvieron a desafiarse a sí mismos al reanudar el consumo de marihuana... sufrieron una recaída en cuestión de meses", escribieron en 2004 los autores del estudio australiano que documentaba el informe del caso de la Sra. X.

Y además