Suplantan su identidad en Instagram y TikTok para estafar a sus 600.000 seguidores: "Me llegaron a denunciar a mí, me han hecho mucho daño"

Eli Defferary tiene 600.000 seguidores en TikTok y casi 200.000 en Instagram.
Eli Defferary tiene 600.000 seguidores en TikTok y casi 200.000 en Instagram.

Cedida por Eli Defferary

  • En los últimos meses, la proliferación de cuentas que roban el contenido y utilizan la imagen de estos creadores se ha disparado.
  • Los influencers luchan impotentes ante la pasividad de Instagram, que como según han señalado hasta 7 de ellos a Business Insider España, no hace prácticamente nada para poner freno a esta suplantación de identidad.
  • "Me han llegado cientos de mensajes de acoso en los que la gente me llamaba estafadora porque la gente pensaba que era realmente yo", comenta Eli Defferary.
  • Comienza el día bien informado con la selección de noticias de Business Insider España: suscríbete gratis aquí.

La historia de Eli Defferary y las redes sociales es una historia de amor-odio. En apenas 2 años, gracias a Instagram y TikTok, ha logrado crear una comunidad de cientos de miles de seguidores que siguen sus consejos sobre el mundo de la inversión y las finanzas personales.

Esta creadora de contenido cuenta con casi 600.000 seguidores y 3,5 millones de "me gustas" en TikTok. En Instagram, la cifra de seguidores roza los 200.000. Su ascenso en el mundo de las redes sociales ha sido meteórico, y ya es una cara conocida en el mundo de la asesoría financiera.

Sin embargo, desde hace algunos meses, ambas redes sociales se han convertido en un calvario para esta joven de 27 años por una razón muy sencilla: los estafadores que suplantan su identidad y crean cuentas falsas con su imagen.

La cuestión de la suplantación de identidad es un quebradero de cabeza para la mayoría de influencers que se dedican a generar contenido relacionado con las inversiones y las finanzas personales, como en el caso de Eli, pero también en gran medida con las criptomonedas. 

"Instagram no nos protege": los 'influencers' financieros españoles denuncian la impunidad de los suplantadores de identidad que buscan el dinero de sus seguidores con criptoestafas

Criptoestafa

En los últimos meses, la proliferación de cuentas que roban el contenido y utilizan la imagen de estos creadores se ha disparado, y los influencers luchan impotentes ante la pasividad de Instagram, que como según han señalado hasta 7 de ellos a este medio, no hace prácticamente nada para ponerle freno.

En el caso concreto de Eli Defferary, los problemas han ido un paso más allá.

"La gente me llamaba estafadora"

Si bien, cuando aparecen este tipo de cuentas que lo que buscan es estafar a los seguidores de estos creadores prometiéndoles dinero rápido y fácil, Defferary ha visto como la situación ha llegado a límites insospechados.

"Algunas de estas cuentas tenían más seguidores que yo, por lo que la gente se pensaba que realmente era mi perfil", comenta Defferary en conversación telefónica con Business Insider España.

La influencer comparte que muchos de sus seguidores acabaron cayendo en la estafa y perdiendo miles de euros. Pero no solo eso, estos seguidores culpaban a la creadora creyendo que realmente había sido ella la que había urdido el plan para robarles el dinero.

Para estafarles, la cuenta en cuestión mandaba a los seguidores un mensaje privado por el chat de Instagram y tras una conversación que a veces incluso se extendía durante días, cuenta Defferary, aprovechándose de la reputación de la influencer, les pedía dinero a cambio de rentabilísimos planes de inversión. 

Estas lucrativas promesas, como ha podido comprobar Business Insider España al hablar con un estafador que se hacía pasar por uno de estos creadores, pedían entre 500 euros y 6.000 euros, que luego, se convertirían por arte de magia en hasta 64.000 euros en solo 3 días.

Intento de estafa de una cuenta falsa que se hacía pasar por el creador de contenido, Sergio de Andrés.

Una vez depositado el dinero en la cuenta bancaria del estafador, no se volvía a saber nada más de ellos.

"Me empezaron a llegar cientos de mensajes de acoso en los que la gente me llamaba estafadora y timadora, y no solamente por mensaje privado, sino en los comentarios de los vídeos que publicaba", comenta Defferary.

"Me ha hecho muchísimo daño a nivel reputacional", afirma.

La influencer añade que muchos de esos seguidores engañados, llegaron a denunciar su propia cuenta de Instagram, e incluso amenazaban con elevar la causa a los tribunales. "Por el momento no me ha llegado ningún requerimiento judicial", apunta. "La gente se creía que realmente era yo la que les había estafado".

Actualmente, solo en TikTok, Defferary tiene 52 cuentas que se hacen pasar por ella. La influencer ha logrado recientemente la verificación, por lo que su perfil luce el tic azul, un ansiado elemento por estos creadores que, sin embargo, les cuesta muchísimo obtener.

La propia Defferary solicitó varias veces a la plataforma propiedad de ByteDance esa verificación sin éxito, a pesar de ser una de las creadoras más relevantes en su sector y aglutinar una comunidad de cientos de miles de seguidores. 

Esta joven de 27 años explica cómo pasó de ser una desconocida a tener más de 500.000 seguidores en TikTok compartiendo consejos de finanzas personales

Finalmente, hace 2 meses logró obtenerla a través de contactos internos que tenía en la compañía. Una vez que obtuvo la verificación, "freno todo", comenta.

En Instagram, la historia es muy diferente

En el caso de la red social propiedad de Facebook, cómo obtener el tic azul es un auténtico misterio. 

Aunque en la página web de la compañía señalan que con ser una persona real, relevante, y aparecer en medios de comunicación es suficiente, requisitos que en el caso de Defferary y muchos de sus compañeros cumplen a raja tabla, estos todavía no tienen sus perfiles verificados.

Arriba la verdadera Eli Defferary. Abajo la cuenta falsa.

Para luchar contra las cuentas que habían aparecido en Instagram, Defferary tuvo que volver a echar mano de sus contactos. Antes, había denunciado, pero nada. "Otro creador me pasó el contacto de una persona de la empresa y este empleado se encargó de eliminar las cuentas". 

Defferary asegura haber pedido la verificación a la plataforma. De hecho, según los criterios que Instagram tiene en su página web, la influencer nodebería tener ningún problema para obtenerla, pero hace 2 semanas la compañía resolvía su solicitud y reiteraba su negativa.

"Dicen que no cumplo los requisitos", lamenta.

3 errores financieros que 'millennials' y jóvenes de la generación Z cometen constantemente, según una española de 27 años que les enseña a gestionar su dinero en TikTok

"El verificado no es solamente es una marca de distinción, sino que también se utiliza precisamente para estos casos, proteger la identidad y que la gente sepa que yo soy quien digo ser", remarca.

Ante el aluvión de seguidores que han sido estafados en nombre de Defferary, la creadora decidió emitir una serie de comunicados para alertar de la situación. Además, tiene una estrategia para combatir a los estafadores: "Yo les he dicho a mis seguidores que si hablamos por privado me pidan un audio de voz. Eso un estafador nunca lo enviará".

"Estos estafadores se aprovechan de que las personas lo están pasando mal, y que además tienen una escasa educación financiera", comenta. "Yo siempre lo digo, mucho dinero y poco tiempo son cuatro palabras que sí van juntas, corre", añade.

Business Insider España se ha puesto en contacto con Instagram y ha adjuntado algunas capturas de pantalla en las que se veía el problema de las cuentas duplicadas. La compañía ha respondido asegurando que ha eliminado esas cuentas señaladas. Pero nada más. Mientras tanto, el problema continúa.

Otros artículos interesantes:

Este 'tiktoker' gana 32.000 euros al mes por echarse a dormir en su cama y esperar a que sus seguidores le interrumpan con música y luces de neón

"Una pesadilla": Las cuentas falsas proliferan en Instagram y los influencers dicen que la plataforma debería hacer algo más

Cada vez más timadores se hacen pasar por 'influencers' financieros en plataformas como Instagram con el objetivo de captar incautos para sus estafas

Te recomendamos