Pasar al contenido principal

Un juzgado de Las Palmas declara improcedente el despido de una administrativa sustituida por un robot

Robot operadora
Getty Images
  • Un Juzgado de Las Palmas ha declarado improcedente el despido de un administrativa que ha sido sustituida por un bot. 
  • La máquina llegaba a trabajar 24 horas diarias en los días festivos. 
  • El magistrado del caso ha declarado que no se pueden sacrificar los derechos laborales del trabajador por la productividad de la empresa.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Juzgado de lo Social número 10 de Las Palmas de Gran Canaria ha declarado esta semana improcedente el despido de una administrativa de Lopesan Hotel Management S.L. que llevaba 13 años en el puesto y que ha sido sustituida por un bot. 

Así lo recoge la sentencia, que concluye que no se pueden sacrificar los derechos laborales del trabajador en favor de la productividad de la empresa. 

"La automatización mediante bots o robots, con la única excusa de reducir costes para aumentar la competitividad, viene a significar los mismo que reducir el Derecho al Trabajo para aumentar la Libertad de Empresa. Siendo así por tanto que no puede tenerse por procedente un despido en estos términos", ha asegurado el magistrado Javier Ercilla. 

Leer más: La irrupción de los robots va a crear 133 millones puestos de trabajo, casi el doble de los que destruirá

Ahora, la empresa se ve obligada a readmitir a la empleada o a aumentar su indemnización considerablemente hasta los 28.305 euros. 

En su momento, la empresa alegó motivos económicos para despedir a la administrativa junto a varios trabajadores más. Sin embargo, el juicio ha establecido que la mala salud económica no ha quedado acreditada y que el verdadero motivo era “la sustitución de un trabajador por un instrumento”. 

En este caso, el bot trabajaba desde las 17.15 hasta la madrugada de la siguiente jornada los días laborables, mientras que en los festivos trabajaba las 24 horas.

El magistrado subraya que para justifica el despido en razones objetivas es necesario acudir a una causa “excepcional”, y expone que la automatización de tareas hasta ahora desarrolladas por humanos no puede considerarse algo singular, porque “la automatización de procesos como la operada en el caso presente implicará una destrucción de empleos de al menos el 35% de la población activa” en los próximos años. 

Y además