Pasar al contenido principal
logo ceca magan

10 propósitos de año nuevo para tu empresa

Business Insider para Ceca Magán

Mejores propósitos empresariales para 2019
Helena Lopez / Unsplash
  • Simplificar los procesos en 2019 te ayudará a ser más eficiente en tu empresa.
  • Si no has digitalizado tu negocio, 2019 puede ser el año para dar el salto online. 

Dejar de fumar, aprender un idioma, pasar más tiempo con la familia, adelgazar, hacer ejercicio físico, etc. La letra de la música suena conocida, especialmente si la canción llega a nuestros oídos en esta época del año. El afán de mejorar, tan legítimo como deseable, es ya un clásico navideño. Esta circunstancia se da -es más, debe darse- también en el ámbito de la empresa. Veamos una serie de recomendaciones básicas que son aplicables a la mayoría de negocios, sectores o productos. Aquí van 10 propósitos de año nuevo para tu empresa.

Ser capaz de hacer autocrítica

A pesar de que pueda parece incongruente al enfrentarse con los retos para el nuevo ejercicio, el primer paso es echar la vista atrás. No como un ejercicio nostálgico que seguramente apenas ayudará a sacar nada en claro, sino para aprender de los errores cometidos durante los doce meses anteriores. De todo se aprende, hasta de las experiencias negativas. De hecho, especialmente de éstas. El pasado no se puede cambiar. Lo hecho, hecho está. Así que la única postura práctica que queda a partir de ahí es tomar nota de las caídas para no volver a tropezar con la misma piedra.

Para ello, por supuesto, es imprescindible hacer autocrítica -constructiva, la otra no aporta ni ayuda a crecer- y tener capacidad para asumir los propios fallos. Aunque parezca obvio, hay que empezar por cambiar aquello que no nos gusta de nuestra pequeña o mediana empresa para poder encarar el futuro con mayores garantías.

Cerrar el círculo de 2018

Consecuencia y parte del aspecto anterior es dejar el ejercicio que se acaba bien atado, sobre todo en lo que se refiere a las cuentas. Por ello, como apuntan desde el despacho de abogados Ceca Magán, un propósito empresarial aconsejable para 2019 es comenzar con unas finanzas saneadas y con la contabilidad bien ordenada.

Ganar en eficiencia

Mejorar y simplificar los procesos, la operatividad y el trabajo que se lleva a cabo es uno de los propósitos más recurrentes con la llegada del nuevo año. Una correcta planificación en todas las áreas resulta fundamental en este sentido: producción, administración general, ventas, cobros y pagos, logística, etc. El día a día es importante, desde luego, pero no debe impedirnos prestar atención a aquellas cuestiones que parecen estar siempre pendientes y a las que nunca se encuentra tiempo que dedicar.

La productividad, clave

A pesar de que podría incluirse en el apartado anterior, esta cuestión merece un capítulo aparte. Aunque sólo sea porque la baja productividad es uno de los grandes males que aquejan a la empresa naciona. Flexibilidad en los horarios, por supuesto; facilidades para mejorar la conciliación entre la vida laboral y familiar, sin duda; teletrabajo apoyado en las nuevas tecnologías, también.

Mimar a los clientes actuales... y lanzarte a por nuevos

El cliente, siempre el cliente. Máxime en unos tiempos, los actuales, en los que existen infinitas opciones a su alcance. Un clic y el producto está en casa. Hoy en día, quien tiene un cliente, tiene un tesoro. Por ello, el hecho de que ya trabaje con tu empresa no debe suponer que haya que olvidarse de él, como hacen las grandes compañías en demasiadas ocasiones. ¿Qué quiere el cliente? Escúchale, ofrécele el máximo número de vías posibles para que contacte contigo y ponte con sinceridad en su lugar.

Cuidar a los clientes con los que ya cuentas es básico, pero ello no debe hacerte perder las perspectivas de desarrollo y de crecimiento. Así que un propósito fundamental para 2019 debe ser incrementar y mejorar la calidad de la cartera actual de clientes. La diversificación suele ser buena compañera de viaje, así como la búsqueda de grandes cuentas y estar atento a aquellos elementos que puedan degradar la calidad de tu cartera de clientes por la temida morosidad. Contar con unos criterios de riesgo previamente delimitados ayudará a mantener una cartera de clientes 'limpia'.

¿Es hora de salir de tu zona geográfica de confort?

En este sentido, la internacionalización de la actividad siempre ayuda a diversificar y puede ser una apuesta rentable para determinados negocios -sobre todo empresas medianas- que se encuentren en auge y hayan alcanzado un tamaño crítico o una posición holgada en su mercado natural. En su defecto, puede ser un salto de fronteras locales, comarcales, regionales o autonómicas; cada uno en la medida de sus posibilidades.

¿Cómo va tu negocio en digitalización?

¿Sabías que, según un estudio de IMD University, el 40% de las empresas desaparecerá en cuatro años si no afronta la digitalización? Los expertos en tecnología llevan tiempo avisando de que España va retrasada en el cambio del mundo analógico al digital. Que no te pille el toro, porque no es una opción, no es elegible, sino una cuestión de supervivencia. Al menos a largo plazo y para la mayor parte de los negocios.

Cíberseguridad e imagen virtual de la empresa

Para ayudar a desarrollar el epígrafe anterior, obviamente, las nuevas tecnologías son imprescindibles. Por ejemplo, las soluciones de sistemas integrados en la nube. Asociada a esta posibilidad aparece también el incremento de la seguridad on line, un tema que será capital no sólo en 2019, sino también en años posteriores.

También relacionada con el ámbito digital se encuentra la imagen que la empresa da en Internet. En ese sentido, resulta llamativo que cerca de un millón de pymes españolas no están aún conectadas a la Red, tal y como figura en el último informe elaborado por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, que depende del Ministerio de Economía y Empresa. En plena era de Internet, por tanto, hasta 954.000 negocios carecen de página web y, obviamente, de presencia en redes sociales. Si tienes o gestionas una pyme, ahora es un momento tan bueno como cualquier otro para entrar en la esfera virtual. De esa forma mejorará la imagen de la marca y ampliará su impacto, así como se abrirá el espectro de posibles clientes.

Cuidar al equipo y estimular a los trabajadores

Captar y retener talento es uno de los retos que, desde hace años, tiene la pyme ante sí. Si no se ha hecho hasta ahora, es el momento de respaldar al trabajador, que se sienta seguro, que perciba que puede realizarse en la empresa, que se le escucha y tiene en cuenta, que existe flexibilidad laboral y que el proyecto tiene futuro. Apostar por el trabajo en equipo, que los empleados se sientan parte y se impliquen para mejorar los resultados globales.

Los propósitos se hacen para cumplirlos

En último lugar, a pesar de que pueda resultar un tanto obvio, trata de cumplir los propósitos para el nuevo año, que no se queden en simple papel mojado. Ése, valga la redundancia, es uno de los propósitos más recomendables para 2019.