Un negocio de 20.000 millones y más de 300.000 empleos: los rebrotes amenazan el ocio nocturno y desatan el conflicto con los gobiernos autonómicos

Discoteca
Marina Club Discotheque/Flickr
  • El sector del ocio nocturno ha sido el primero en dar un paso atrás en la desescalada, perdiendo gran parte de los ingresos en la época más importante del año para el negocio.
  • A raíz de la serie de rebrotes de coronavirus a lo largo de España asociados al negocio de la noche, las comunidades autónomas se han lanzado a implantar nuevas regulaciones a un sector que genera 20.000 millones de facturación al año y emplea a 300.000 personas, muchos de ellos jóvenes.
  • Más de 17 millones de españoles y 40 millones de extranjeros, el 50% del turismo internacional que llega al mercado nacional, consumen y buscan habitualmente el ocio nocturno, sobre todo en verano.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Con Cataluña cerrando sus noches al ocio, el resto discotecas y salas de fiesta de España se temen lo peor. 

Por lo pronto, el negocio nocturno está siendo quizás el más afectado por la pandemia, con fuertes restricciones en las áreas metropolitanas sumadas a una baja demanda en un sector que emplea a más de 300.000 personas en España, muchos de ellos jóvenes, según la patronal Spain Night Life y la Federación de Asociaciones de Ocio Nocturno de España (Fasyde). 

Sumado al caso de la Generalitat, que el pasado viernes decretó el cierre de locales regulados durante al menos 15 días, la noche ha sido señalada como uno de los principales focos de contagios por casos como los de Santa Pola (Alicante), Córdoba o  Totana (Murcia). Con la reputación pendiente de un hilo, varias comunidades autónomas ya se plantean seguir el ejemplo de Cataluña y cortar "por lo sano" este tipo de ocio. Se trata del primer sector en dar un paso atrás en la desescalada.

Las primeras medidas han consistido en limitar todavía más el aforo de estos establecimientos, poner restricciones al horario y al número de personas que se pueden reunir en grupo dentro de las instalaciones, así como la designación de zonas "cerradas por grupo" en los establecimientos. El sector del ocio nocturno representa el 1,8% del PIB nacional, con más de 20.000 millones de euros de facturación anuales.

Leer más: 11 maneras en que discotecas y bares mantienen la distancia social

Pero el impacto también indirecto en una de las piedras angulares de la economía española: el turismo. Más de 17 millones de españoles y 40 millones de extranjeros, el 50% del turismo internacional que llega al mercado nacional, consumen y buscan habitualmente el ocio nocturno, sobre todo en verano. Ahora, con la crisis de la pandemia azotando el sector, el riesgo es máximo.

"Se nos está criminalizando sin pruebas. Se está diciendo que la gente se contagia en los locales, cuando sale a las 9 de la mañana de casa y va a muchos sitios, alquila villas o hace botellón", se queja el presidente de Fasyde, Ramón Mas, en declaraciones a Libre Mercado. Si finalmente se decreta el cierre, la federación amenaza con llegar a los tribunales para defender a los cerca de 40.000 locales de ocio nocturno de toda España.

Aunque es difícil agrupar todos los locales de ocio nocturno en una misma categoría —las legislaciones y licencias varían demasiado incluso dentro de una misma Comunidad Autónoma—, Spain NightLife estima que existen alrededor de 20.000 locales de "ocio nocturno de última hora", en el que se incluyen discotecas y salas de fiesta, y otros 20.000 de horario medio, entre los que están bares musicales y cafés teatro, entre otros.

"Un local puede tener una licencia concreta en un municipio y en el de al lado esa licencia puede cambiar su actividad radicalmente", concreta Joaquim Boadas, secretario general de Spain Night Life. En lo que respecta al "ocio de primera hora" (de la noche), que Boada prefiere no incluir en el grupo de locales netamente nocturnos, habría que sumar otros 60.000 locales en toda España.

Las últimas comunidades en anunciar medidas para limitar la actividad de este sector económico han sido Cataluña y Castilla-La Mancha (donde se piden registros de DNI y número de teléfono a partir de la una de la madrugada), sumándose así a las otras 7 autonomías que, en días anteriores, anunciaron restricciones e incluso el cierre de los bares de copas y discotecas.

El cierre de la actividad nocturna adoptada por los gobiernos autonómicos es la medida extrema que han dejado para las áreas más afectadas por la pandemia y que se encuentran con restricciones similares a las que había en la fase de desescalada tras el confinamiento (en algunos casos, retrocediendo a las Fases 1 y 2). El resto de las comunidades permiten la apertura de estos locales aunque con fuertes limitaciones de aforo y, sobre todo, de horario

Leer más: Los epidemiólogos piden que se prohíba fumar en playas, terrazas y coches para evitar contagios de coronavirus

En concreto, Castilla y León ya ha aprobado por decreto ley sanciones de entre 100 y 600.000 euros por incumplimiento del aforo. Aunque las medidas están sujetas a la normativa sanitaria, el sector ha denunciado que estas medidas ahogan el negocio, además de no arreglar efectos colaterales como la celebración de reuniones, fiestas y botellones en locales no regulados, viviendas o directamente en la calle.

Les siguen las Islas Baleares, que sí han decretado los cierres en las zonas concretas decretadas como "turismo de exceso", como Punta Ballena, y calles enteras de Magaluf y s'Arenal. El negocio, uno de los más lucrativos de la isla, se queja de que estas normas están provocando su hundimiento. La misma situación se repite en la Comunidad Valenciana a raíz de los rebrotes de Gandía y Santa Pola.

En lo que respecta a Murcia, el Gobierno ha clausurado el ocio nocturno de Totana (donde se registró un rebrote a principios de esta semana) y ordenado el cierre de locales a las 2 de la madrugada. Lo mismo ocurrirá a partir de la semana que viene en Navarra, donde ya están preparando la limitación de aperturas a la misma hora y la reducción del número máximo de personas en grupos (10) durante la madrugada.

Por su parte, Asturias ha sido una de las comunidades que más ha notado el aumento de la demanda de ocio nocturno. Preocupados por el contexto de limitaciones en el resto de España, los locales se han lanzado a contratar seguridad para cumplir el restrictivo decreto de nueva normalidad publicado por el Gobierno del Principado en el Boletín Oficina del Principado de Asturias (BOPA).

Otra de las zonas que más ríos de tinta ha hecho correr es Aragón, donde las áreas metropolitanas de Zaragoza y Huesca han retrocedido hacia la Fase 2, al igual que las 4 comarcas afectadas por los rebrotes: La Litera, Cinca Medio y Bajo Cinca.

LEER TAMBIÉN: Así vive y gasta su dinero Juan Carlos I, el rey emérito: colecciones de armas, yates y coches de lujo

LEER TAMBIÉN: Este maniquí de planchado de Lidl te ayudará a lidiar con una de las tareas domésticas más odiadas por menos de lo que esperas

LEER TAMBIÉN: Qué comer antes de dormir para perder peso, según la ciencia

VER AHORA: Mascarillas, grupos burbuja o PCR masivos: cómo han preparado otros países la vuelta a las clases para prevenir contagios

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Ocio
  3. Negocios
  4. Trending