La tensión de la inflación y la crisis de suministros, los 2 problemas que ponen en riesgo la economía española, según el Banco de España

Crisis financiera
Getty
  • El Banco de España avisa de que persisten los riesgos para la economía española.
  • El alza de la inflación durará más y la crisis de suministros afectará a la producción.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La recuperación va viento en popa... pero podría truncarse en cualquier momento. El Banco de España ha llamado hoy a no bajar la guardia y avisa de los riesgos para la economía española: la inflación y la crisis de suministros.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha alertado esta mañana de que persisten los riesgos para la economía española, debido a las tensiones en las cadenas de suministro y el repunte inflacionista, en su intervención en el IV Foro de Banca La transformación del sector financiero, organizado por El Economista.

La inflación, por las nubes, golpea el bolsillo de los españoles

Por un lado, está el problema de la inflación. En noviembre, los precios escalaron un 5,6%, hasta niveles no vistos en casi 30 años, desde septiembre de 1992. Las subidas de precio afectan sobre todo a los alimentos y la energía, bienes de consumo de primera necesidad.

Aunque Hernández de Cos considera que la inflación será "transitoria", en línea con las estimaciones del Banco Central Europeo, reconoce que ésta podría durar más de lo previsto. "En los próximos meses seguiremos viendo tasas relativamente elevadas", ha dicho De Cos. Por lo menos, hasta mediados del año que viene. 

El problema es que los precios llevan subiendo a ritmos históricamente altos desde antes de verano y, en algunos productos, como los alimentos o la energía, las subidas ya superan el 30% en el último año. Un año de inflación por encima del 4% podría golpear con fuerza el bolsillo de los españoles, lastrar el consumo y poner en jaque la recuperación económica.

La crisis de suministros aumentará los precios

El segundo riesgo para la economía mencionado por el gobernador del Banco de España tiene que ver con la crisis de suministros

Cuando por fin la demanda española sale en tromba a consumir tras el parón de 2020, resulta que los fabricantes no dan abasto. No porque no tengan capacidad, sino por la falta de materiales con los que fabricar productos.

El alza de precios en las materias primas y la subida de los costes de la energía, por un lado, y los problemas logísticos y la falta de microchips, entre otros bienes clave, están frenando en seco la fabricación de muchos productos. En los últimos meses, no es raro tener que apuntarse a una lista de espera para comprar un coche o un electrodoméstico. 

El Banco de España reconoce que "se han deteriorado plazos de entrega en todas las jurisdicciones". 

Los fabricantes se enfrentan desde hace meses a un encarecimiento de los costes de producción y, sin los suministros necesarios para fabricar más, están vendiendo por debajo de su capacidad. Al mismo tiempo, la demanda no deja de aumentar. Un cóctel letal que lleva al aumento de los precios finales de los productos.

"Todo esto nos lleva a apuntar a cierto empeoramiento del contexto económico global", según De Cos.

Otros artículos interesantes:

La inflación se dispara un 5,6% en noviembre hasta niveles no vistos en 30 años por la subida del precio de los alimentos y la energía

9 productos que podrían comenzar a escasear en España: el impacto del coronavirus en la producción y el transporte eleva el riesgo de desabastecimiento

La cadena de suministro empieza a mostrar señales de recuperación para el 2022, pero se enfrenta al COVID-19 y otras amenazas

Te recomendamos

Y además