¿Con cuánta antelación tienes que estar en el aeropuerto? Los tiempos con equipaje de mano y facturando

Aeropuerto

Volar es una de las mejores experiencias, pero pasar por un aeropuerto puede convertirse a veces en una tortura. Es tan incómodo no llegar con el tiempo justo y tener que correr, como ir demasiadas horas antes y pasar un tiempo de espera innecesario. 

Por eso, aquí tienes las claves para saber cuál es el tiempo de antelación perfecto para ir al aeropuerto. Aunque no hay un cálculo exacto, estos son los factores que tienes que tener en cuenta para tu viaje.

Con equipaje de mano o facturando

Popularmente se piensa que hay que estar en el aeropuerto dos horas antes, pero esto está desfasado  a día de hoy, y esta norma solo se cumple en determinados casos. Para vuelos nacionales en los que solo lleves equipaje de mano (bolso o mochila de tamaño medio y maleta pequeña) con estar una hora antes es suficiente

Si tienes que facturar, es aconsejable que llegues con 90 minutos de antelación. Además, es recomendable que revises la política de equipaje de las compañías para asegurarte no pagar de más por tus maletas.

Vuelo internacional

No es lo mismo coger un vuelo dentro de España que viajar a otro país. Si el país de destino está dentro de la Unión Europea, apenas habrá cambios en este sentido. Pero si viajas fuera de la UE o es un vuelo de larga duración la cosa se complica un poco. 

Si se trata de un vuelo largo o internacional sí es recomendable que acudas dos horas antes. Y es que en estos casos la facturación suele abrirse 2 horas antes y se cierra entorno a 60 minutos antes de la salida programada, al igual que la puerta de embarque también se cierra antes. Es probable que en un vuelo largo pases un buen rato sentado en el avión ya con las puertas cerradas. Así que es mejor ir con tiempo, porque una vez cierren las puertas no te dejarán pasar aunque el avión aún esté en tierra. Con ir entre 2 y 3 horas antes será suficiente.

Viajar con niños

Tampoco es igual ir solo, que acompañado de niños, personas mayores o dependientes o incluso un grupo grande. Todo esto cambia los tiempos, así que si este es tu caso, es mejor que añadas media hora más de antelación para poder ir tranquilo.

En temporada alta 

Si vas a viajar en pleno agosto lo más normal es que las colas y los tiempos de espera se intensifiquen, tanto para los mostradores como en el control de seguridad. Incluso en la llegada al propio aeropuerto, con atascos o retrasos en el transporte público. En temporada alta es mejor ir también con media hora más de antelación de lo normal.

Aeropuerto 2

¿Desde qué aeropuerto vuelas?

Debes tener en cuenta de qué aeropuerto sales, porque la situación cambia mucho en un aeropuerto grande, como Madrid o Barcelona. En estos casos tienes que coger un transporte para ir de una terminal a otra, así que los tiempos se alargan. Antes de salir de casa, comprueba desde qué terminal sale tu avión para así poder controlar mejor los tiempos.

Low cost, pistas más alejadas

Los vuelos low cost son cada vez más comunes y hay que considerar que su precio es más reducido debido a que pagan menos precio por las pistas y puertas de embarque. Por ello suelen ser la que más lejos están y es algo que asumir. 

Otro consejo es que hagas el chek-in online. De entrada, algunas compañías low cost no permiten hacerlo en el propio aeropuerto, a veces tendrás que pagar más o incluso podrías perder el vuelo. Por ello es mejor hacerlo desde casa, dependiendo de la aerolínea desde 24 horas antes de antelación.

Si vas a coger un vuelo en otro país, también es importante que consideres ir con algo más de tiempo. El idioma, comprobación de pasaporte o visados pueden hacer que el proceso sea mucho más largo. Da igual que tu vuelo no haya salido, por este motivo puedes quedarte sin viajar. Así que en estos casos, y dependiendo del país, se recomienda llegar al aeropuerto entre 2 y 3 horas antes de la salida del vuelo.

Otro consejo es que antes de viajar revises qué puedes llevar y qué no en el equipaje. De este modo te ahorrarás tiempo en el control de seguridad teniendo que abrir maletas, tirando determinados productos o haciendo alguna revisión especial.

Te recomendamos