Pasar al contenido principal

Un ataque informático está impidiendo a Flying Tiger aplicar descuentos del Black Friday en múltiples tiendas de España

Tienda de Flying Tiger.
Tienda de Flying Tiger. Flying Tiger
  • Flying Tiger, la cadena de tiendas de origen danés, ha sufrido un ataque informático en España.
  • La compañía advirtió de los hechos este jueves en redes sociales, pero este viernes confirma que ya ha sido subsanado el problema.
  • Este ataque, según ha podido saber Business Insider, impedía a algunas tiendas aplicar los descuentos de Black Friday.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Varapalo para la cadena danesa Flying Tiger en pleno Black Friday: algunas tiendas de la compañía en España han comenzado el día sin poder aplicar por completo todos los descuentos de su campaña. El motivo: haber sufrido un ataque informático.

Así lo ha explicado la propia firma en un comunicado a través de sus redes sociales. "Te informamos de que la red de algunas de nuestras tiendas ha sufrido un ciberataque. Nuestros expertos en ceros y unos están trabajando para solucionarlo cuanto antes. Esto podría afectar a la puesta en marcha de nuestro Black Friday".

Business Insider ha podido comprobar cómo una de las tiendas sufría una de estas complicaciones desde primera hora de este viernes, si bien en algunos de los comercios de Madrid han podido operar sin problema. Fuentes de la plantilla de la compañía han explicado que el ataque informático ha provocado que en algunas tiendas el sistema no permitiese aplicar los descuentos.

Esto se traduciría, de facto, en que algunas tiendas de la cadena comenzaron el viernes vendiendo sus productos con el precio habitual, y no con los descuentos con los que la compañía se ha embarcado en la campaña de Black Friday.

Ni Flying Tiger en España ni la operadora internacional detrás de la marca, el grupo Zebra, han contestado a las consultas de Business Insider. Por este motivo, no está claro cuánto de realidad hay en este ataque informático, o si por el contrario se trata de una campaña promocional.

Después de enviar las preguntas, Flying Tiger España ha informado de nuevo a través de sus redes sociales que su Black Friday "sigue adelante". "Tocados pero no hundidos: nuestro Black Friday te espera hoy en todas nuestras tiendas". La firma ha anunciado descuentos de hasta el 70% pero también ha advertido que las promociones son distintas en cada local.

En un primer momento, la empresa advirtió que las tiendas afectadas por este ataque informático se encontraban en Madrid, Cataluña, Valencia, Baleares, Aragón y Asturias.

El final de año está siendo fatídico en términos de ciberseguridad para las empresas afincadas en España.

En concreto, y solo en esta última semana, varias compañías han advertido haber sufrido ataques de ransomware, una infección que se apodera de los archivos de un ordenador encriptándolos. En estos casos, los atacantes exigen un rescate económico —en criptomonedas— para poder desencriptar y volver a acceder los archivos.

Leer más: No pagues un rescate si 'secuestran' tu ordenador: la policía europea evita pérdidas de hasta 100 millones de euros por ataques de hackers

Prosegur, firma de seguridad, anunció haber sufrido un ataque de este tipo esta misma semana. En esta ocasión, la compañía mantuvo informada a sus clientes, proveedores y seguidores en redes sociales mediante varios comunicados en los que concretaron algunos de los protocolos seguidos para preservar la integridad de su infraestructura informática.

Este caso contrasta con el de Everis, hace varias semanas, que también sufrió un ciberataque similar. La consultora no fue pródiga en detalles al confirmar que había sufrido un ataque informático.

También esta semana la firma de sanidad privada, Vithas, sufrió un ataque informático. La propia compañía ha confirmado que siete centros hospitalarios se vieron afectados el día 23 de noviembre, lo que dificultó el acceso a ciertos archivos "como pruebas diagnósticas o informes médicos" guardados con anterioridad a ese día.

"Desde el primer momento se adoptaron todas las medidas de seguridad y protección precisas para aislar los servidores infectados, que han sido reemplazados. Los nuevos servidores ya están conectados a la red con normalidad ya que no existe riesgo alguno de contagio", detalló Vithas en un comunicado.

Cuando una firma es atacada mediante un procedimiento informático, las empresas deben poner los hechos en conocimiento de la Agencia Española de Protección de Datos, el Centro Criptológico Nacional y el Cuerpo Nacional de Policía.

Y además