Pasar al contenido principal

Todo sobre Adblue, el aditivo anticontaminación a base de urea que consigue que los motores diésel sean más limpios

Gasolina gasolinera
Surtidor de una gasolinera Europa Press
  • El aditivo más buscado del mercado se llama Adblue y ayuda a reducir las emisiones de los vehículos. Pero no está disponible para todos ellos.
  • Se trata de un componente de alta durabilidad que solo hace falta reponer cada 20.000 km y cuyo precio por kilómetro es bastante asequible. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Adblue es un aditivo que utilizan algunos vehículos diésel para reducir las emisiones propias del gasóleo y así cumplir con los límites de contaminación de la normativa Euro 6. AdBlue es el nombre comercial de una solución acuosa de urea en un porcentaje de aproximadamente el 32,5%.

Leer más: Adblue: cuando repostar, cómo donde y por cuanto

El AdBlue, por tanto se utiliza para reducir las emisiones contaminantes de los motores diésel. No la utilizan todos los motores de gasóleo, solo aquellas cuyos niveles de emisiones son superiores a los permitidos por la norma europea.

Y aquí no hablamos de CO2, sino de NOX (óxido de nitrógeno), una sustancia contaminante que no se adhiere a los filtros antipartículas de los diésel y que precisa una reacción química para que no salga a la atmósfera. 

Para producir esa reacción química se necesita un catalizador como lugar en el que se realiza el proceso y un compuesto químico que transforma los NOX en gases inocuos. Y sí, has acertado, ese compuesto es el AdBlue.

¿Cómo se reposta AdBlue?

Técnicamente, para rellenar el tanque de AdBlue basta con abrir el tapón del depósito de urea y rellenarlo con cuidado. Recuerda que es corrosivo y puede dañar la carrocería; se recomienda el uso de guantes y gafas protectoras

El problema si quieres hacerlo tú mismo es que para volver a circular sin problemas es necesario resetear el contador electrónico y para ello necesitas un máquina de diagnosis.

¿Cuánto vale un litro de Adblue?

El precio del Adblue no es precisamente económico; actualmente, 20 litros de AdBlue cuestan unos 40 euros.

Eso sí, merece la pena recordar que, dado que solo hay que repostar el Adblue cada 20.000 km, su precio por kilómetro es bastante asequible.

¿Qué coches tienen Adblue?

Para poder usar Adblue, los vehículos han de contar con tecnología RCA, gracias a la cual el aditivo se almacena en un depósito exclusivo. Este sistema consiste, básicamente, en un depósito de urea; un inyector de urea (que va insertado en el tubo de escape y antes del catalizador), y una unidad de control, que calcula la cantidad de aditivo necesaria.

Leer más: Así logra Volkswagen que sus motores diésel sean aún más limpios

Donde está más extendido el uso del Adblue es en los vehículos industriales, si bien es cierto que a día de hoy ya son muchos son los fabricantes de turismos que utilizan la inyección del aditivo Adblue para reducir la contaminación de sus motores diésel. Y, dada la tendencia a querer reducir la contaminación, cada vez son más los coches con motor diésel que llevan Adblue.

Así, por ejemplo, estos son los modelos que ya usan Adblue:

  • Audi Q7
  • BMW: Algunas versiones de la Serie 3.
  • Opel Zafira Tourer con motor 1.6 CDTI de 110 y 136 CV.
  • Grupo PSA: Algunos motores BlueHDi
  • Seat Ateca Adblue
  • Toyota Proaace, Hilux y Land Cruiser
  • Volkswagen Touareg, Tiguan, Sharan, Jetta, Crafter
  • Además, algunos proveedores han desarrollado marcas propias de este sistema, como el BlueTec de Daimler.

¿Qué hace la urea en los motores diésel?

Como ya hemos mencionado al principio de este artículo, el Adblue es un aditivo que emplea con los motores de gasóleo y que tiene una concentración del 32,5%, aproximadamente, de urea. La urea se incorpora a los gases al salir del cilindro mediante un inyector, logrando así reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) causadas por los motores diésel, mediante un proceso denominado reducción catalítica selectiva (RCA).

Leer más: Adblue: esto es lo que (de verdad) dura en cada coche

Al entrar en contacto el Adblue con los gases de escape, se produce una reacción química que hace que el agua que contiene el aditivo libere amoniaco, lo que termina transformando ¡los óxidos de nitrógeno, en nitrógeno libre y vapor de agua, una mezcla mucho menos nociva.

En resumidas cuentas, la urea hace que los motores diésel sean menos contaminantes.
 

Y además