Pasar al contenido principal

Torra anuncia que habrá elecciones en Cataluña si el Supremo lo inhabilita como presidente

Quim Torra, president de la Generalitat
Quim Torra, president de la Generalitat. REUTERS/Albert Gea
  • El Tribunal Supremo dio la razón a la Junta Electoral y confirmó la semana pasada la inhabilitación de Quim Torra, condenado —no en firme— por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya. 
  • Aunque el Estatut señala que los cargos de Gobierno deben ser diputados del Parlament, la decisión de cesarle de la Generalitat dependerá en última instancia de la propia cámara.
  • En una entrevista en Ràdio 4, Torra ha amenazado con nuevas elecciones si la cámara apoya una sentencia en firme.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, no pasará el testigo de ser inhabilitado.

El molt honorable cree que si el Tribunal Supremo le condena —y el Parlament lo aprueba— Cataluña se verá abocada a elecciones. Esta decisión se debe al proceder de la cámara regional y el régimen electoral, que delegan la inelegibilidad del president al acatamiento parlamentario.

Como ya avanzó Business Insider España el dirigente independentista, a pesar de no estar condenado en firme, acarrea una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) a no ejercer cargos públicos electivos ni de Gobierno.

Leer más: El Tribunal Supremo confirma que Quim Torra no puede ser diputado y deja su cargo de presidente en manos del Parlament

Si la sentencia llega a efecto se abren dos desenlaces posibles. La primera es que Torra pierda su condición de diputado del Parlament y su sillón al frente de la Generalitat —el president debe ser diputado—, aunque la decisión depende en última instancia de la cámara. La segunda vía son las elecciones, sea por desacato de la Constitución o por elección del —todavía— presidente catalán.

"Si el Parlament de Cataluña llegase a ese momento de desautorizarme, seguramente estaríamos unos meses en funciones y habría elecciones", ha explicado en una entrevista a Ràdio 4. De darse este improbable caso, Torra tendría un plazo de 10 días en caso de condena penal firme que conlleve la inhabilitación para designar a un nuevo heredero.

Y además